La mamá

¿Cómo afectan los cambios hormonales a las relaciones sexuales en el embarazo?

Durante los nueve meses que dura el embarazo el cuerpo de la mujer está sometido a un cambio hormonal constante. Por ello, su apetito sexual puede cambiar según el trimestre del embarazo en el que se encuentre. 

¿Cómo afectan los cambios hormonales a las relaciones sexuales en el embarazo?

Cómo afectan los cambios hormonales a las relaciones sexuales en el embarazo

AbElena

Durante toda la gestación, el cuerpo de la mujer sufre innumerables cambios, tanto de tipo físico como emocionales. El pecho y la barriga crecen, y el buen humor y la tristeza van y vienen según el día.

Todos estos cambios influyen de una manera u otra en el deseo sexual de la futura mamá, por ello, muchas mujeres descubren que su deseo sexual está vivo durante los nueves meses del embarazo y, sin embargo otras, experimentan un descenso acusado de la libido.

Alteraciones hormonales en el embarazo

Desde el momento en el que se produce la concepción, el cuerpo de la mujer comienza a sufrir una serie de cambios de los cuales, son responsables cuatro tipos de hormonas diferentes: la progesterona, la gonadotropina, los estrógenos y las hormonas lactógenas.

La progesterona es una de las alteraciones hormonales en el embarazo que colabora en el aumento del pecho de la madre, así como, en todos los cambios que contribuyen a la producción de leche materna. Esta hormona, también ayuda a reforzar los tejidos del útero, y lo prepara futuros cambios que sufrirá durante los nueve meses del embarazo.

Las hormonas lactógenas son las encargadas de la producción de leche. Trabajan a pleno rendimiento desde el momento en el que se produce la concepción. Asimismo, los niveles de estrógeno aumentan considerablemente durante el embarazo, los fabrican los ovarios, y su función principal es la de favorecer el crecimiento del útero de la mujer.

Finalmente, la gonadotropina es la hormona que sólo tienen las mujeres embarazadas, y sus niveles comienzan a aumentar una vez que se ha producido la implantación del embrión en el útero. Es la hormona que detectan los test de embarazo porque está presente tanto en la orina como en la sangre de la futura mamá.

Relaciones sexuales en el embarazo

Si tu embarazo es completamente normal, las relaciones sexuales no tienen porqué afectar a tu salud, ni a la de tu bebé. Los expertos recomiendan que la futura mamá continúe manteniendo relaciones sexuales con su pareja durante los nueve meses de gestación. Sin embargo, según el trimestre del embarazo, el deseo sexual de la madre puede variar:

Primer trimestre: Entre la semana 1 y la 14 de embarazo, muchas mujeres sienten miedo a mantener relaciones sexuales por si ponen en riesgo la salud del embrión.
Una vez que se supera este miedo es probable que, incluso, las relaciones sexuales sean aún más placenteras, debido a que los órganos sexuales de la madre tienen ahora una mayor irrigación sanguínea que proporcionan orgasmos más intensos y relaciones sexuales más satisfactorias.

Segundo trimestre: Es el periodo que transcurre entre la semana 14 y la 27.
En esta fase, puede que la libido de la mujer esté mucho más activa, ya que en este trimestre la mujer embarazada se encuentra mucho mejor, ha superado los miedos de las primeras semanas, ya no tiene náuseas ni mareos, y cuenta con un estado físico y mental óptimo para mantener relaciones sexuales con regularidad.

Tercer trimestre: Entre la semana 28 y la 40 de gestación el cuerpo de la embarazada cambia considerablemente, crece el pecho, aumenta el tamaño del vientre, y la futura mamá no puede descansar igual que antes.
Todos estos cambios físicos y alteraciones hormonales en el embarazo, unidos al cansancio y al miedo a un parto inminente, pueden afectar de forma negativa al apetito sexual de la mujer. En cualquier caso, no existe riesgo alguno si la embarazada decide continuar con su actividad sexual normal.

Forgot your details?