Lactancia

Cómo amamantar al bebé en 10 pasos

Una de las dudas más frecuentes de las mamás primerizas es cómo amamantar. Durante los primeros meses de vida, tu bebé debe tener como único alimento la leche materna que le proporciones, gracias a la cual se reforzará su sistema inmunitario y se reducirá el riesgo de que contraiga enfermedades. Es lo que se conoce como lactancia materna exclusiva y tiende a prolongarse durante el primer año del bebé, atendiendo a sus necesidades específicas. Pero, ¿no sabes cómo amamantar al bebé? A continuación, vamos a explicarte 10 pasos para amamantar a un bebé recién nacido para que puedas aprender de forma sencilla y, ya lo verás, poco a poco irás haciéndolo mejor.



Lo más importante a la hora de dar el pecho al bebé es que tanto tú como el pequeño adoptéis una postura cómoda. Después, es importante que te mantengas relajada y que sigas un cuidado específico de tus pezones para evitar dolores e irritaciones.

Amamantar al bebé paso a paso

Cómo amamantar paso a paso

Si no sabes cómo dar de mamar al bebé recién nacido, no tienes porqué preocuparte, ya que poco a poco irás cogiendo práctica. Además de consultar con el pediatra cualquier duda que tengas al respecto, puedes seguir los consejos que te proponemos a continuación. Aprende a amamantar paso a paso de la siguiente manera:

  1. Posición cómoda

    Preferiblemente todo el cuerpo del niño debe estar en contacto con el de la madre, así que apóyale la cabeza en tu antebrazo, con la cara mirando hacia el pecho y el pezón a la altura de su boca.

  2. Cuerpo del bebé en línea recta

    Fíjate en que su oreja, el hombro y la cadera estén alineadas para que no le duela el cuello.

  3. Prepara el pecho

    Sujétalo con una mano formando una especie de C con los dedos. El pulgar por encima de la areola y los demás por abajo.

  4. Acerca el pecho al bebé

    Frota suavemente el pezón sobre su boca para que  la abra.

  5. Instinto de exploración

    El bebé moverá la cara rápidamente. Verás que se pondrá como nervioso y moverá la cara rápidamente de un lado a otro hasta que encuentre el pezón. Se llama instinto de exploración.

  6. Succión

    Para succionar bien, y que no te provoque grietas, debes introducir en la boca del bebé no sólo el pezón sino también parte de la areola.

  7. El pecho no debe obstruir la nariz

    Comprueba que el niño puede respirar y también procura no tapar la areola con tus dedos para que no succione sólo del pezón.

  8. Interrumpe la succión

    Antes de separar al bebé del pecho interrumpe la succión: evitarás que te tire del pezón, algo que te molestará especialmente si tienes grietas. Para interrumpirle la succión coloca un dedo al lado de su boca o presiónale suavemente el moflete.

  9. Vacía el pecho antes de cambiar de mama

    Con ello evitarás los acúmulos de leche que pueden derivar en complicaciones y facilitarás la producción. Recuerda que en la siguiente toma debes ofrecerle primero el pecho con el cual has acabado la anterior, siempre debe ser así alternativamente para que se llegue a vaciar por completo y los dos produzcan la misma cantidad de leche.

  10. Eructar

    Después de cada pecho debes propiciarle el eructo para evitar la acumulación de gases. Para ello pon el bebé en posición vertical, con su cara apoyada sobre tu hombro y dale pequeñas palmaditas en la espalda de arriba hacia abajo. También le facilitará el eructo cambiarle de posición, por ejemplo, puedes sentarle sobre tus rodillas con una mano le sujetas la cabeza, e intentas que se mantenga en ángulo recto, y con la otra le das golpecitos en la espalda.

Forgot your details?