Esperando al bebé

Cómo crear un espacio en mi habitación para mi bebé

La habitación de los padres será, probablemente, el lugar de la casa en el que el bebé pase más tiempo durante sus primeros meses de vida. Por ello, es importante que antes del nacimiento de tu hijo tengas claro cómo crear un espacio para el bebé en tu habitación.

un espacio para mi bebé en mi habitación

Africa Studio

Por lo general, los bebés necesitan una serie de accesorios de uso obligatorio que es conveniente que le compres antes de nacer, como por ejemplo, una cuna. Aunque son muchos los padres que optan por el colecho en su propia cama, es recomendable que siempre dispongan también de una cuna dentro de su propia habitación.

También, es importante que los padres opten siempre por la máxima comodidad y confort y tengan a mano todos los elementos necesarios para atender al bebé cuando esté les reclame.

Hay que tener en cuenta que los primeros meses de vida de un niño pueden resultar agotadores para los recién estrenados papás, especialmente si se trata de padres primerizos. Así que mientras estás esperando al bebé, ponte manos a la obra y deja todos los detalles listos.

Todo a mano

Hoy en día podemos comprar una gran variedad de muebles prácticos y funcionales que van evolucionando según el bebé va creciendo.

Este es, por ejemplo, el caso de las cunas-cama o cunas convertibles, que son cunitas que se pueden convertir en cama, y además, suelen llevar adosados algunos cajones o espacios de almacenaje para guardar la ropa o los utensilios del bebé.

Lo ideal es adquirir una cuna para espacios reducidos, ya que seguramente la de su habitación es demasiado grande para adaptarla a tu espacio.

Otro de los objetos imprescindibles que los padres deben tener a mano en su habitación es la canastilla del bebé. Se trata de una cesta o caja en la que se guardan todos los objetos de aseo necesarios para el cuidado del niño, como por ejemplo, los pañales, las toallitas, la esponja, el peine o la colonia.



Además, para conseguir la mayor comodidad, muchos padres optan también por guardar la ropita del bebé en una cómoda o armario dentro de su propia habitación.

De esta forma, cada vez que se cambie o se vista al recién nacido, no hará falta desplazarse a otra habitación de la casa.

Ante todo sé práctica y no hagas grandes modificaciones. Siendo objetivos tus gastos se multiplicarán en los siguientes meses, entonces fija tu mente en lo que es realmente necesario.

Algunos consejos prácticos para crear un espacio en mi habitación para mi bebé

Probablemente tu pequeñito tenga lista su propia habitación, creativamente decorada, con cada rincón pensado con mucho amor, sin embargo durante sus primeros meses de vida él necesitará de tus atenciones a tiempo completo, en el día o en la noche, tu bebé quiere a su mami siempre y no sabe de horarios.

Al preparar la habitación antes de la llegada del bebé, los padres que opten por crear este espacio dentro de su propia habitación, han de tener en cuenta algunos consejos prácticos para convertirlo en un rincón confortable y seguro para el recién nacido.

  • Una de las cuestiones a tener en cuenta es, por ejemplo, procurar que todos los elementos y utensilios del bebé se dispongan de forma agrupada y ordenada, y más concretamente, intentando colocar sus cosas en espacios delimitados y separadas de las cosas de los padres.
  • En este sentido, se puede utilizar una de las paredes de la habitación para colocar el cambiador, o la cómoda en la que se guarde su ropita, su canastilla y su cuna, por ejemplo, colocando los muebles de los padres en otra de las paredes de la habitación.
  • Aleja cualquier objeto o elemento peligroso que pudiera caer en las manos de tu pequeño. Utiliza las repisas si necesitas que estén en la habitación o llévalos a otro dormitorio.
  • Procura que la cuna sea movible, las rueditas en la parte de las patas ayudan a desplazarla por toda la casa, en las tardes o por las mañanas cuando te debas a otras actividades.
  • Busca tu comodidad cuando camines dentro de la habitación. Coloca la cuna en una zona donde permita el paso y no se convierta en un obstáculo
  • También, podemos utilizar la decoración como elemento separador de la zona del bebé. En este caso se puede, por ejemplo, se puede empapelar o pegar vinilos infantiles en la pared que se haya elegido para colocar las cosas del bebé.
  • Es importante señalar también, que si los padres disponen de una habitación de matrimonio de dimensiones pequeñas, existen cunas para bebés especialmente diseñadas para espacios reducidos, y que actualmente son conocidas con el nombre de mini-cunas. Hay que señalar que éstas resultan muy prácticas durante los primeros meses de vida del bebé.

Si estás esperando un hijo, no dudes en echar mano de alguno de estos prácticos consejos que te ayudarán a crear de forma sencilla un espacio en tu habitación para el bebé.

 

Forgot your details?