Semanas

Ecografías

¿Cómo se realiza una amniocentesis?


La amniocentesis es una prueba rápida

La amniocentesis no produce dolor


Previo al procedimiento el especialista necesita saber donde están colocados el feto y la placenta,  con ayuda de un ultrasonido conocerá su ubicación para acto seguido iniciar el examen en la zona más indicada del útero.

El  abdomen es desinfectado con yodo y a continuación una aguja muy delgada es introducida en tu vientre para retirar entre 15 a 30 ml de líquido amniótico destinados a ser analizados.

Los resultados de los exámenes demoran aproximadamente 4 semanas en conocerse, obstante, el bajo porcentaje de alfafetaproteina (aFP) conocido en menos tiempo develaría si el feto tiene síndrome  de Down.

Es una prueba sencilla, rápida y casi no hay dolor al realizarla, sin embargo en ciertas pacientes los calambres, sangrados o pérdida de líquido amniótico suelen suscitarse, para lo cual el especialista recomienda reposar tras concluido el procedimiento.

La ventaja de la amniocentesis se centra en la detección de algunas anomalías congénitas que son  revertidos en algunos casos durante el embarazo y en otros después del parto.

Debemos rescatar que más allá de los beneficios en el desarrollo del bebé, los médicos estarán capacitados y preparados para recibir un bebé con determinadas complicaciones.

©2015 elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?