Parto

Preparto

Contracciones preparto: Para qué sirven y cómo identificarlas

A partir de la segunda mitad del embarazo es muy frecuente que la futura mamá pueda sentir los movimientos de su bebé. Pero además de contabilizar sus patadas y sus agitaciones dentro del vientre materno, también puede empezar a notar las contracciones preparto conocidas como ‘contracciones de Braxton Hicks’.

Estas contracciones se emiten desde el útero y tienen varias funciones, entre ellas, la de ir ayudando al bebé a colocarse para venir al mundo, y la de preparar el cuerpo de la madre para el momento del parto. 

Contracciones preparto: Para qué sirven y cómo identificarlas

puhhha

 

Hay que decir que estas contracciones son indoloras, y lo único que puede sentir la madre son leves pinchazos en la zona del vientre, así como un endurecimiento pasajero e intermitente del útero.

Además, se dan de forma especialmente frecuente cuando la embarazada practica mucho ejercicio físico, o se ha sometido a una actividad extenuante.

Sin embargo, ni la frecuencia ni la intensidad del dolor que proporcionan las contracciones de Braxton Hicks indican que la fecha de parto pueda ser inminente, una cuestión que suele preocupar bastante, especialmente a las mujeres que están embarazadas por primera vez.

Pródromos del parto

Unos días antes que se produzca el alumbramiento, la mujer embarazada puede empezar a sentir síntomas que delaten que la llegada del parto va a ser inminente. Este conjunto de síntomas son conocidos como los pródromos del parto.

En esta fase, las contracciones no tienen un patrón rítmico, ni progresivo, sin embargo, sí que son algo más dolorosas que las contracciones de Braxton Hicks.

Es recomendable que cuando la mujer embarazada comience a sentir este tipo de contracciones preparto, se quede en casa, se relaje, y procure darse un baño caliente para aliviar las molestias que pueden causarle.

El dolor de las contracciones preparto suele ser parecido al dolor menstrual, y puede irradiarse desde la zona del útero hacia atrás, abarcando la zona lumbar, los riñones, y las ingles.

¿Cuándo acudir al hospital?

Cuando la mujer comienza a sentir las contracciones preparto, es posible que el parto se desencadene entre las 48 y 72 horas posteriores a sentir estos dolores preparto.

Si no se rompe la bolsa de líquido amniótico, no es necesario acudir al hospital cuando se empiezan a notar estas contracciones, ya que todavía el cuello del útero no estará lo suficientemente dilatado como para dar a luz. ¡Así que tranquilidad y no dejes que los nervios preparto se apoderen de ti!

Síntomas preparto

Además, es importante que la mujer preste especial atención a los síntomas que padece en esta etapa de contracciones preparto: para qué sirven y cómo identificarlas, así sabrás en qué momento preciso será necesario acudir al hospital o llamar a la matrona:

1.) ¿Notas que ahora puedes respirar mejor? Esto es debido a que la cabeza del bebé ha descendido al interior de la pelvis, y ha dejado de presionar tus pulmones. Ahora la presión deberías sentirla en la zona de la vejiga y por lo tanto, orinarás con más frecuencia.

2.) ¿Has expulsado un flujo grisáceo teñido de sangre? Este es el tapón mucoso. Aunque no todas las mujeres lo expulsan en la fase preparto, la expulsión de este tapón es señal de que el momento del parto está más cerca.

3.) ¿Notas que las contracciones más dolorosas son ahora y se producen en un intervalo rítmico? Esta es sin duda la señal más clara de que estás de parto. Si has roto aguas o tienes, al menos, de tres a cinco contracciones en un intervalo de diez minutos, es preciso que acudas al hospital porque el parto puede ser inminente.

Forgot your details?