Ecografías

Diferencias entre la ecografía 3D y 4D

Una de las diferencias entre la ecografía 3D y 4D  es la manera de visualizar cada una de ellas. En las ecografías 3D se obtienen imágenes en tres dimensiones del bebé y pueden llegar a captar sus expresiones más dulces. Las ecografías 3D tienen tres ventajas: detectan el 85% de las malformaciones morfológicas, la resolución y precisión de las mismas es asombrosa.

Por otro lado, las ecografías 4D son la unión de varias imágenes en tridimensionales que forman un vídeo, donde se pueden visualizar los rasgos del bebé pero en movimiento. Así, los padres ven las posturas preferidas del pequeño para dormir, su comunicación no verbal y parte de sus sentimientos, ante las expresiones de felicidad, tristeza u otros gestos.



Diferencias entre la ecografía 3D y 4D

Syda Productions

Los dos tipos de ecografías son en tres dimensiones, pero la ecografía 4D se actualizan continuamente, y así se convierte en un vídeo.

Si te interesa aprender a interpretar una ecografía ginecológica, sigue leyendo nuestro artículo y entenderás los conceptos más básicos.

La ecografía 3D cuándo hacerla 

Las ecos en 3D se pueden realizar en cualquier semana del embarazo. Pero debemos tener en cuenta que los resultados variarán según lo avanzado que esté el proceso de gestación. Generalmente, es el especialista el que recomienda una fecha u otra según el seguimiento del embarazo para las ecografías obligatorias y las voluntarias.

La mejor semana para la ecografía 4D

Se pueden hacer desde la semana 16 hasta la 39 del embarazo. Aunque muchos expertos señalan como las más idóneas las semanas entre la 24 y la 30 del embarazo. Éstas son las mejores semanas para realizar la ecografía 4D gracias al tamaño del bebé.

Para qué sirven las ecografías 3D y 4D

Las eco 3D y 4D sirven para detectar malformaciones en el bebé, las anomalías vertebrales o las deformaciones craneales.Lo indicado es combinar las eco 3D y 4D con las ecografías 2D, dado que es una técnica destinada a la obtención diagnósticos y biometrías.  

Las ecografías consisten en varias técnicas sencillas e indoloras, que no entrañan riesgos para la madre, ni para el bebé. Durante el embarazo son esenciales para conocer la evolución del pequeño. Si deseas ir un paso más allá, infórmate sobre las ecografías 5D, esta tecnología ofrece una mayor calidez y nitidez que las ecos 4D.

Consulta en tu clínica el precio de las ecografías 3D y 4D, además, del material adicional que ofrecen como las fotos o el vídeo con el latido del corazón.  Este primer contacto empieza a estrechar el vínculo de los padres con el bebé y es una manera de conocer el pequeño antes de verlo en persona.

Forgot your details?