Dudas

¿Amamantar al bebé adelgaza?

El embarazo es una etapa en la que el cuerpo de la mujer sufre numerosos cambios físicos y hormonales, entre los que se encuentra el aumento de peso. La mayoría de las mamás pierden mucho peso tras el parto y, al comenzar el periodo de lactancia, se preguntan si amamantar al bebé adelgaza. Y es que dar el pecho al bebé también produce importantes cambios en el organismo, de manera que es posible que notes una pérdida de peso considerable durante los meses de lactancia. Sin embargo, no siempre es así y algunas mamás notan que, por el contrario, ganan unos kilos. Entonces, ¿amamantar al bebé adelgaza o engorda? Sigue leyendo para conocer la respuesta.

¿Amamantar al bebé adelgaza o engorda?



La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido y su producción supone un importante gasto energético para el cual el cuerpo de la mamá gestante se ha ido preparando con anticipado. En esta línea, recuerda que uno de los síntomas de embarazo y de los cambios más frecuentes durante la gestación es el aumento de pechos, precisamente porque esta parte del cuerpo se prepara para alimentar al futuro bebé. Diversos estudios afirman que la lactancia favorece la pérdida de peso en la mayoría de los casos. Asimismo, algunas investigaciones contemplan que cuánto más tiempo dure la lactancia, mayor será el peso que puedas perder. Es posible que muchas mamás que dan el pecho a sus bebés experimenten mayor pérdida de peso entre los 4 y los 6 meses de alimentar a sus pequeños.

¿Es cierto que amamantar ayuda a perder peso?

Son muchas las mujeres que defienden que la lactancia constituye una de las formas más eficaces de recuperar el peso que tenían antes del embarazo. Lo cierto que es que dar el pecho ayuda a perder el peso ganado durante la gestación, ya que ese aumento de peso es en realidad una "reserva" para amamantar el bebé tras su nacimiento. Con ello, es posible perder entre medio a un kilo al mes aproximadamente durante los tres primeros meses de lactancia. Además, la pérdida de peso en la lactancia suele ser muy rápida al principio, pero algo más lenta a partir del tercer mes del bebé.

Es importante seguir una dieta sana y equilibrada durante el periodo de lactancia y combinarla, siempre bajo control médico, con ejercicio físico moderado y regular. Cualquier cambio en la dieta podría afectar a la producción de leche, por lo que resulta fundamental consultar con el médico cualquier modificación que deseemos hacer en nuestra alimentación si queremos perder peso después del embarazo.

Cómo bajar de peso después del embarazo

Forgot your details?