Parto cesárea

Efectos de la anestesia durante y después de la cesárea

La realidad es que en España, los partos por cesárea cada vez más frecuentes. Como ya sabrás la cesárea es una intervención en la que se extrae al bebé mediante una incisión en la pared abdominal y en el útero. Y como cualquier intervención de importancia, la cesárea requiere de la administración de anestésicos. ¿Conoces cuáles son los efectos de la anestesia durante y después de la cesárea?.

Sabemos que es un tema que preocupa a muchas mamás, que deben someterse a un parto por cesárea. Por ello, hoy te contamos cómo se administra la anestesia, qué tipo de anestesia es y cuáles son sus principales efectos secundarios.

la epidural y la cesarea

Ekaterina Iatcenko

La epidural y la cesárea

La cesárea se puede llevar a cabo mediante la administración de anestesia local o mediante anestesia total. Es el anestesista decidirá cuál es el mejor método en cada caso particular, pero en el caso de la anestesia general, únicamente se suele emplear en casos muy concretos, cuando existen problemas serios de columna o en algunas urgencias.



Debes conocer todas las diferencias entre un parto abdominal y una cesárea y estar bien informada. En cuanto a la anestesia epidural existen dos tipos y en ninguno de los dos casos implica un adormecimiento profundo como en la anestesia general.

  • Anestesia Espinal o Raquídea
    Consiste en una dosis única, que se pone en el momento de la cesárea. Su efecto es inmediato y suele durar unas 2 o 3 horas. Una vez administrada, presentarás un bloqueo completo desde el pecho hasta las piernas, que puede alargarse unas horas después de la intervención. Te resultará muy molesto por tener la sensación de no poder movilizar tu cuerpo.
  • Anestesia Peridural
    Ésta es la que suele utilizarse durante el trabajo de parto. Se administra mediante un catéter, quita el dolor pero no produce un adormecimiento profundo. La idea es mantener el estado de conciencia en la mamá para que ésta pueda prestar cierta ayuda durante el “expulsivo”. Es la que se utiliza en los partos vaginales o cuando éste se complica y es necesario finalmente practicar una cesárea.

En este sentido, los efectos de la anestesia durante y después de la cesárea serán distintos dependiendo del tipo de anestésico utilizado. ¡Aquí tienes los más importantes!

Los efectos de la anestesia epidural después de la cesárea

  • Efectos principales de la anestesia raquídea
  1. Tensión arterial baja: la anestesia raquídea, por su acción inmediata, suele provocar un repentino descenso de la tensión arterial. Esto parece estar relacionado con la deshidratación. Por ello recomiendan beber mucha agua después de la intervención. De todos modos, debes estar tranquila, ya que estarás monitorizada durante toda la intervención.
  2. Cefalea post raquídea: es normal que después de la cesárea sientas intensos dolores de cabeza. Esto es debido porque al administrar la anestesia, es necesario romper, al dura madre, es decir, la capa que cubre la médula espinal. De todos modos, debido al pequeño calibre de la aguja, cada día son menos las mujeres que los padecen. Cuando el dolor es muy intenso, existe la opción de aplicar un parche sanguíneo, cuya función principal es cerrar el espacio de la duramadre. Para ello, te tomarán una muestra de sangre y te la aplicarán en el mismo punto de punción de la anestesia.
  3. Dolor en la vejiga: este puede ser provocado por la retención urinaria o por la sonda que se le ha colocado a la mamá antes de la cesárea.
  • Efectos principales de la Anestesia Peridural

En este caso, como la administración es mucho menos profunda que en el caso anterior, las sensaciones son bastante distintas. Las piernas se adormecen un poco pero sin llegar a sentir el bloqueo de la anestesia raquídea.

Durante la cesárea, permanecerás despierta y no sentirás dolor. Notarás cierta presión en la zona abdominal en el momento en que estén sacando a tu bebé del útero.

Los efectos de la anestesia peridural no son tan prolongados como la raquídea. La mamá, a pesar de la cesárea, poco después se sentirá más o menos en condiciones de cuidar a su bebé.

Así mismo, algunos de los efectos secundarios de la anestesia epidural después de la cesárea pueden ser:

  1. Dolor de cabeza: si se profundiza mucho al inyectar la anestesia en la espina dorsal, es probable que durante los días posteriores a la cesárea también sientas fuertes dolores de cabeza y mareos. Suelen desaparecer a los 3 o 4 días.
  2. Calambres en las piernas: durante las próximas horas a la cesárea uno de los efectos de la anestesia epidural después de la cesárea es que es completamente normal que sientas calambres en las piernas. Aunque resulta bastante molesto, suele desaparecer a las pocas horas.
  3. Dolor lumbar: si te han colocado un catéter, es frecuente sentir molestias en esa zona. Esto también es un efecto temporal.
  4. Náuseas y vómitos: las náuseas y los vómitos suelen estar relacionados con los mareos. Es un efecto normal que también desaparecerá a las pocas horas.
  5. Dolores de cabeza: otros de los efectos de la anestesia epidural tras la cesárea a largo plazo son los dolores de cabeza que pueden durar días, semanas e incluso meses, provocados por las fugas de líquido cefalorraquídeo.
  6. Disfunción de la vejiga: algunas mujeres pueden padecer una pérdida de las funciones de control de la vejiga. Esto se debe a que durante la administración de la anestesia, los músculos del suelo pélvico quedan entumecidos.

Otros de los efectos secundarios de la administración de la anestesia a largo plazo son la hipotensión y la picazón mucho después de la cesárea. Existen otros efectos secundarios, inusuales o poco frecuentes, como daños neurológicos, o reacciones alérgicas.

La recuperación tras la cesárea es diferente en cada mujer, aunque suele ser bastante habitual que la mamá necesite varias semanas para encontrarse al 100% recuperada. Al principio todo te resultará complicado, sentarte, levantarte, caminar, ir al baño, toser, reír...

También es cierto que cada persona acepta la anestesia de forma distinta. En términos generales, los efectos de la anestesia durante y después de la cesárea dependerán de si ésta ha sido general o epidural.

Recuerda que con la administración de la anestesia local, ya sea raquídea o peridural es frecuente la aparición de náuseas y vómitos. En el caso de la anestesia general, es normal que sientas temblores, movimientos involuntarios y escalofríos. Sin embargo, no olvides consultar con tu especialista las ventajas de desventajas de cada una de las anestesia según tu parto.

Forgot your details?