La mamá

Evita los dolores cervicales en el embarazo

Estar embarazada aumenta, sin duda, las probabilidades de padecer dolores cervicales. El aumento de peso debido a la gestación hace que tu espalda sufra. Llevar una vida dentro no es fácil. Tú sola has de cargar con más kilos de los que estás acostumbrada. Tranquila, toma nota y evita los dolores cervicales en el embarazo con estos consejos.



molestias en el embarazo

Seasontime1000 || Shutterstock

Causas de los dolores cervicales en el embarazo

Una vez que te quedas en estado el cuerpo comienza a transformarse. Durante el embarazo, los tejidos del organismo de la futura mamá se impregnan de agua y se vuelven más voluminosos e hinchados. Esto también ocurre en el cuello y la consecuencia es una reducción de la amplitud de movimientos de la cabeza.

De todas formas, el embarazo no es una causa en sí para padecer dolores cervicales, ya que los cambios posturales determinados por el crecimiento de la barriga implican, sobre todo, a la zona lumbar, que recibe la mayor carga.

Es posible que si en tu vida habitual de no embarazada sufrías este tipo de problemas estos empeoren durante tu embarazo.

Cómo prevenir los dolores cervicales en el embarazo

Los problemas de espalda pueden llevar consigo dolores de cabeza, dolor de nuca y cervicales en el embarazo.

Estas molestias del embarazo no son nada agradables, ya que impiden el descanso, así como el correcto movimiento de la futura madre. No obstante, si actuamos correctamente a tiempo estos dolores pueden prevenirse.

Antes de seguir, es importante que nunca olvides que solo debes tomar medicamentos bajo prescripción médica, ya que podrías estar perjudicando y sin saberlo el desarrollo de tu bebé. Ahora sí, lee los remedios para prevenir los dolores cervicales en el embarazo:

  1. Aplicación de sal gorda: coge un puñado de sal gorda dentro de una toalla caliente y colócala en la zona dolorida. Ten cuidado no calientes demasiado la toalla o podrías quemarte. No abuses de estas aplicaciones de calor sobre tu cuerpo, solo en caso necesario y de que la torticolis en el embarazo no remita.
  2. La aromaterapia: los olores junto con la relajación ayudan a disminuir la tensión muscular y el dolor de cuello en el embarazo. Aceite esenciales de alcanfor, jengibre, romero, tomillo o lavanda pueden ayudarte a acabar con los dolores de espalda.
  3. Mascarilla especial: mezcla una infusión de tomillo o romero con arcilla y aplica la mezcla en la zona afectada por el dolor. Deja reposar la mezcla durante 20 minutos y, una vez retirada, aplica algún tipo de pomada o aceite para suavizar la piel. Otra opción es masajear la zona afectada con gel o ungüento de árnica.
  4. Baños relajantes: prepara un baño relajante y aromático  para conseguir acabar con las tensiones y el dolor. La receta es agua caliente, 250 gramos de sales, 5 gotas de aceite esencial de mejorana, 5 gotas de romero y otras 5  de lavanda. Disfruta y no pienses en nada.
causas de los dolores cervicales en el embarazo

Africa Studio || Shutterstock

Antes de probar cualquiera de los remedios para aliviar los dolores cervicales en la gestación, es recomendable que lo consultes con tu médico y que él lo apruebe.

Ejercicios para aliviar los dolores cervicales en el embarazo

Descubre algunos de los ejercicios para disminuir el dolor de espalda en el embarazo en tu día y evita que se sobre cargue y pase factura a tus cervicales.

El ejercicio es uno de los mejores aliados para la salud. Por este motivo, siempre que tu médico no diga lo contrario puedes mantenerte en forma con los siguientes ejercicios para aliviar los dolores cervicales y fortalecer la zona:

  1. Practicar natación: este es uno de los deportes más completos y de bajo impacto ideal para practicarlo durante el embarazo.
  2. Ejercicio 1 para aliviar los dolores cervicales en el embarazo: siéntate en el suelo con la espalda bien recta y toca con tu mentón el pecho bajando bien la cabeza. Quédate todo el tiempo que puedas en esta posición dejando la cabeza suelta. Repite este ejercicio, pero llevando la cabeza para atrás, para la izquierda y luego para la derecha. Posteriormente, comienza de nuevo.
  3. Ejercicio 2 para aliviar los dolores cervicales en el embarazo: con la espalda recta lleva la mirada por encima del hombro izquierdo intentando que la cabeza gire lo más posible. A continuación, mira hacia la línea del horizonte y trata de quedar en esta postura todo lo que puedas. Luego repite el ejercicio hacia el otro lado.

Evita los dolores cervicales en el embarazo hablando con tu médico y realizando estiramientos suaves siempre que te lo permita tu especialista.

Forgot your details?