Todos los ForosEmbarazoForo Primeriza

Cuentos para mamás

  1. Cuentos para mamás

    Tradicionalmente, los cuentos son para las niñas y los niños. Pero no nos engañemos, todos somos niñas y niños por ello, los cuentos son para todos. A continuación os dejo dos cuentos para mamás. Espero que os gusten¡

    La flor bajo el hielo

    Había una vez una flor atrapada en el hielo. Antes de estar en aquella difícil situación, la flor disfrutaba del sol, del viento, de las hojas chocando entre los árboles. Pero un día comenzó a nevar. Y nevó y nevó hasta que la cabeza de la flor quedó sumergida por la nieve. Y siguió nevando hasta que la nieve se volvió hielo. Entonces, sintió mucho frío, se angustió y se cerró, diciendo en voz alta: De aquí jamás podré salir. Una abeja, que se había quedado atrapada dentro de la flor día de la nevada, sintió como las paredes de ésta se hacían más pequeñas. Y en ese momento, la abeja dijo: si tú dices que no puedes salir, entonces yo tampoco podré salir. La flor, había pensado que estaba sola, bajo aquel pesado manto de frío. Por ello, se alegró al escuchar una voz dentro de ella que no fuera la suya. Se cargó de fuerzas y dijo: No te preocupes, amiga Abeja, saldremos. Pero la flor sentía mucho frío, porque llevaba días atrapada bajo el hielo. Como no encontraba una solución seguía poniéndose más y más nerviosa. Cerrándose más y más, sin saber cómo salir. En ese momento, la abeja, se asustó al pensar que iba a ser aplastada y comenzó a mover sus alas y sus patas de manera histérica. El aleteo de las patas y las alas contra los pétalos produjo calor. Y cuando la flor estaba a punto de aplastar a la abeja. En medio del frío, ambas sintieron el calor de las patas, las alas y los pétalos al frotarse. Durante un instante, experimentaron calor y tranquilidad. Y los pétalos de la flor comenzaron a aflojarse. Entonces, la planta, más cálida y relajada dijo: Amiga abeja, Ye me he relajado y calentado. Y tengo una idea para salir. Pero tendrás que confiar en mí. Voy a arroparte mucho con mis pétalos para que tus patas y tus alas estén cerca de ellos, muévelas todo lo rápido que puedas. Así, la abeja, confió e hizo lo que le dijo la flor. La abeja y la flor produjeron calor y calor mientras el hielo comenzaba a derretirse. Continuaron durante casi veinte horas. Y el calor de los dos, mucho hielo derritió. Aunque parecía que nunca llegarían a derretir todo el hielo por encima de sus cabezas. Al final, cuando ya las dos estaban exhaustas, casi muertas de cansancio, miraron hacia arriba y vieron el sol brillando en lo alto. Pero si sintieron tristes porque tenían que separarse. Entonces dijo la abeja: Tú siempre serás mi flor y en ti comeré siempre que quiera. A lo que la flor respondió: Y tú siempre serás mi abeja y podrás comer de mí siempre que quieras y siempre que lo necesites, te sacaré del hielo. Y así, la flor y la abeja se separaron.

    Hace 2 años #
  2. hay que linda historia Gracias

    Hace 2 años #
  3. elembarazo

    Anónimo


    Posts: 371

    muy bueno el cuento...gracias!!!!!!!!!!!

    Hace 2 años #
  4. De nada chicas¡ Me alegra mucho que os guste. Este cuento se lo dedico a mis clientas, es mi manera de decirles de manera suave cuales son las consecuencias de ponerse nerviosas el día del parto. Muchas gracias, sois un cielo¡

    Hace 2 años #
  5. elembarazo

    Anónimo


    Posts: 2.250

    aaaa jejejejej xD que raro el cuento pero bueno es solo un cuento muchas gracias.

    Hace 2 años #
  6. Muy lindo cuento

    Uploaded with
    Hace 2 años #
  7. Hola chi@s. Gracias a vosotras¡ Esta semana un nuevo cuento. Con mucho cariño se lo dedico a Katherine, a Annie a Karla y Ceres. Espero que os guste¡

    La joven y la piedra en forma de grulla.

    Había una vez, una niña y un niño que eran muy amigos. Vivían felices en un pueblo llamado Kokujin. Pero un día, el pueblo fue invadido por una plaga de mosquitos. Uno de ellos, picó a la madre de la joven que cayó presa de una fiebre terrible. A los pocos días, sin que ningún médico pudiera hacer nada, la madre murió. El padre de la niña se marchó de Kokujin y se fueron a vivir al lejano pueblo de Himura. Y así, los dos niños no volvieron a verse, o al menos eso creían. El tiempo pasó y ella se convirtió en una mujer muy virtuosa en la música, mientras que él, se convirtió tan solo en un campesino con unas pocas tierras.
    La joven tenía tanto talento como pretendientes. Y era famosa en el pueblo por ambas cosas. Por la noche, los jóvenes solteros del pueblo de Himura le llevaban flores y toda clase de regalos a su puerta, y a la mañana se encontraba con decenas de flores y objetos insólitos ante su puerta. Ella, les agradecía sus regalos, tocando su dulce música bajo la noche. Intentaba ser justa y aceptar todos los regalos por igual. Aunque había uno que le había gustado especialmente, una roca en forma de grulla que alguien había colocado no muy lejos de su casa, en la dirección en la que salía el sol. Era una piedra extraña porque solo podía verse claramente las noches de luna llena. Pero desconocía quién era el pretendiente que le había hecho semejante regalo. Y había pasado tanto tiempo desde entonces, que ya, solo muy de vez en cuando pensaba en ello. Además, todos los solteros del pueblo le habían hecho grandes regalos, y competían entre sí para ver quién le hacía el regalo más grande. Todos menos uno, del cual todos se reían por ser un sencillo campesino de otro pueblo.
    Una noche, uno de los pretendientes le regaló un cerezo de oro. Al amanecer, la chica vio el árbol sintiéndose halagada. Su padre, le aseguró que debía casarse con aquel hombre porque era sabio, fuerte y dulce como el cerezo. Y además era rico como el oro. Pero ella, no estaba segura. Y su padre, que la quería muchísimo, más que a cualquier tradición, respetó su deseo. Aunque le recordó que debía elegir pronto a un novio, porque los pretendientes comenzaban a impacientarse.
    A la noche siguiente, cuando la luna llena brillaba en el cielo, la joven miraba a lo lejos la hermosa piedra con forma de grulla. Llevaba años mirándola y aun así le seguía resultando fascínate que solo se viera las noches de luna llena. Por el día, había intentado encontrarla por todos los medios pero no la veía. La joven pasó toda la noche despierta, pensando en si debía o no casarse con el hombre sabio, fuerte y dulce del cerezo de oro. Al amanecer, su padre se despertó y juntos vieron la noche marchar. Al salir el sol, la grulla de piedra se movió y se sentó. En ese momento, la joven vio que realmente aquella grulla no era una piedra sino un hombre. A la luz del sol y en la distancia, la mujer reconoció en aquel hombre, la cara al niño de la aldea de Kokujin y le dijo a su padre: Ése es el hombre con el que me casaré porque es sabio como una grulla, fuerte como la piedra, misterioso como la noche y perseverante como ninguno.

    Hace 2 años #
  8. huy muy lindo!!! gracias Romen ....:)

    Hace 2 años #
  9. Hola amiga me hazy hecho llorar, to ahora estoy en el hospital unos dias y llevo mas de 27 dias sin poder comer ni nada , el domingo ya no pude mas y me heche a llora mucho rato porq no hallaban solucion a mis problemas , me sentia atada d pies y manos, y no podia ver luz, igual q tu flor, solo le pedi a mi bb q me ayudara q fuera fuerte y q lo amaba mucho, q me perdonara por todo lo q estababa pasando, vomitaba hasta sangre y el lunes la dra me mando a ingresar de nuevo, y me pusieron tantas cosas como pudieron ,hoy me siento mejor y despues de tanto tiempo finalmente me comi una salchicha y un vaso d agua, luego leo tu historia y no puedo parar de llorar, dios tiene muchas formas de decir las cosas, gracias por ponerlas aqui, ahora me siento mas fuerte, ojala y todo vuelva a la normalidad... Eres un agel... Gracias amiga te felicito.

    Hace 2 años #
  10. Delia mucho ánimo, a mi cuando estaba desesperada porq no podia hacer nada mi marido me decía piensa q hoy falta un dia menos, gracias a Dios tu bebe esta bien aunq tu estas pasandola mal, a mi el cuento de la flor y la abeja me parecio a la mami y el bebecit@ trabajando juntos para q todo salga bien, asi q tu tranquila, gracias a Dios ya estas mejor y hasta pudiste comer un poco, animo!!!

    Hace 2 años #
  11. Romen muy buenos cuentos!!!!

    Hace 2 años #
  12. Si a mi tambien me parecio igual. Pero me siento feliz porq pude ver hasta los deditos d mi peque es del tamano del pulgar , y su Corazon esta 170 por min. Lo demas es cuestion d tiempo.... Gracias son muy Lindsey estas historias...

    Hace 2 años #
  13. elembarazo

    Anónimo


    Posts: 710

    http://www.youtube.com/watch?v=g4UNyDaRn9w&feature=share

    hay no puede evitarlo me dio ternurita... se los comparto besitos

    Hace 2 años #
  14. Estimadas amigas, me alegro mucho que os gusten éstos cuentos. Sinceramente, gracias Katherine, gracias Glenda R, gracias Susy (me encantó el cuento de buenas noches. Delia te dejo para el final para darte ánimo, lo estás pasando mal y has puesto tanta ilusión en ese embarazo que de verdad te deseo todo lo mejor (espero que no te importe, pero soy hombre, psicólogo concretamente;). Y a tí, especialmente te dedico éste cuento esperando que te de fuerza.
    Un abrazo a todas¡

    El maestro Zen que abría nueces con la mano

    Había una vez un maestro Zen que abría nueces con el puño. El anciano no tenía otra habilidad, no obstante, contaban de él que era capaz de partir piedras con un solo golpe de mano. Y su técnica secreta era legendaria. Un día el señor noble de la región, que había escuchado muchas historias del sabio anciano, fue a verle y le ofreció numerosas cantidades de dinero para que enseñara a sus tropas aquel poderoso golpe. Pero el maestro había rechazado la oferta con gran educación, diciéndole al noble: Rompiendo nueces se pueden llegar a romper montañas, pero rompiendo montañas solo pasarás hambre. El noble, al no ver cumplidas sus exigencias, se marchó enfadado. Y fue con su oferta a un joven maestro de la región que tenía fama de ser muy fuerte. Cuando el noble fue a ver al joven maestro le prometió cubrirlo de oro si conseguía derrotar al maestro Zen y conseguía robarle la técnica secreta de romper nueces. Y así fue como el maestro joven aceptó la oferta. Al día siguiente, fue a desafiar al maestro Zen. Cuando llegó a casa del anciano, el viejo le dijo que lucharían si conseguía romper una nuez de un solo golpe de puño. El maestro joven, aceptó el reto, pensando que era terriblemente fácil. El anciano colocó una nuez normal y corriente sobre una roca. Y le dijo al joven: pega tan fuerte como quieres, porque no la romperías ni con la fuerza de un ejército. El joven le dio un golpe tan fuerte que incluso la piedra en la que se apoyaba la nuez se resquebrajó. Pero la nuez, ahí seguía, intacta. El joven incrédulo examinó la nuez para ver si tenía algún truco. Y vio que aquella era una nuez completamente normal. El joven le preguntó al viejo si era capaz de romper aquella nuez con la técnica secreta. Pero el viejo le contestó que él tampoco podría romperla porque aquella nuez, no se resistía, fluía y aceptaba su destino. Y eso, hacía a la nuez invencible, aunque solo fuera una nuez. El joven vio que el maestro Zen era sabio y le pidió que le enseñara la técnica, a lo que el viejo respondió: La acabas de aprender. La técnica es que puedes romper todas las nueces menos aquellas que no se resisten. Y así, el viejo siguió comiendo nueces, el maestro joven acabó bañado en oro y el noble continuó haciendo la guerra.

    Hace 2 años #

RSS feed for this topic

Responder

Debes Identificarte para publicar.

Blog El embarazo
Haz click aquí para ir al Blog
  • Patrocinadores
  • Síguenos en Facebook