Sin categoría

Fumar en el embarazo y la ansiedad

Fumar siempre es malo para la salud. Si además, estás embarazada el riesgo se multiplica por dos, es malo para la salud de la madre y del niño. Algunas mujeres ven el embarazo como una buena oportunidad para dejar de fumar, otras como una verdadera necesidad ante los cambios y la ansiedad que sienten.

Es malo fumar tabaco durante el embarazo

Los riesgos de fumar estando embarazada son múltiples.

  1. El más peligroso es que aumenta la posibilidad de que sufras un aborto espontáneo.
  2. También, aumenta en un 25% la probabilidad de que tu bebé sea víctima del síndrome de muerte súbita infantil.
Fumar en el embarazo y la ansiedad

Africa Studio

Las consecuencias de fumar en el embarazo son un suma y sigue que se traduce en:

  1. Riesgos de sufrir un embarazo ectópico o extrauterino.
  2. Desprendimiento de la placenta.
  3. Un parto prematuro.
  4. Sangrados vaginales.
  5. Que el bebé pese poco al nacer.

Las mujeres fumadoras son más propensas a tener complicaciones durante su embarazo.

Con cada cigarrillo el riego sanguíneo a través de la placenta disminuye durante unos 15 minutos, lo que aumenta el número de latidos fetales. El monóxido de carbono que se inhala con el humo reduce un 40% el oxígeno que recibe el feto. Esto afecta a su crecimiento.



Por otro lado, el no dejar de fumar durante el embarazo puede provocar que tu hijo tenga ciertos problemas tras su nacimiento. Se ha encontrado una fuerte relación entre el uso del tabaco en el embarazo y los bebés que nacen con el labio o paladar hendidos.

Por otro lado, los bebés de madres fumadoras, son más propensos a tener una tos difícil o sibilante.

Algunos estudios mantienen que fumar durante el embarazo hasta podría afectar el desarrollo mental y la conducta de tu bebé, obteniendo como resultado falta de atención e hiperactividad.

Evita la ansiedad en el embarazo

La excusa que muchas madres ponen para no dejar de fumar es la ansiedad que pueden sentir tras abandonar este hábito dañino. Fumar en el embarazo y la ansiedad son como la pescadilla que se muerde la cola. Si estás al principio de tu embarazo, fumar en las primeras semanas se supone de alto riesgo porque está directamente relacionado con problemas congénitos del corazón.

Si sientes ansiedad, por el embarazo, por el tabaco o por otras razones lo ideal es que visites a tu médico y él te asesorará. Nosotros te recomendamos algunos consejos para aplicar en tu día a día y disminuir la ansiedad.

No obstante, existen maneras de evitar la ansiedad y, por tanto, dejar de fumar estando embarazada. Para tener un resultado exitoso has de tener siempre presente que dejar el hábito del tabaco te ayudará a desarrollar un bebé sano. 

  1. Busca apoyo en tu familia y amigos: Si fuman pídeles que no lo hagan delante de ti. No sólo para no causarte ganas de fumar, sino porque ese humo es perjudicial para el feto.
  2. Prémiate: Cada día que pases sin fumar date un premio. El dinero que ahorres al dejar de fumar úsalo para darte pequeños homenajes. Te lo mereces.
  3. Bebe mucho: Hidrata tu cuerpo con agua, zumos naturales, tés... Esto ayuda a limpiar a tu organismo y a evitar la ansiedad por comer.
  4. Terapias naturales: La acupuntura resulta muy útil para dejar de fumar en las embarazadas. Aún así recuerda que para dejar de fumar no existen milagros. Tu fuerza de voluntad es la clave.
  5. Apoyo psicológico: Tanto al principio como al final del embarazo es importante el apoyo de los profesionales de la salud para sobrellevar el síndrome de abstinencia, así como para no recaer una vez hayas dado a luz.

El embarazo es una etapa muy delicada que requiere de una rutina de vida muy saludable, en la que debes incluir una alimentación sana, deporte de forma moderada y alejar los malos hábitos como el alcohol o el tabaco. Al fin y al cabo, una nueva vida está creciendo dentro de ti y merece tener la oportunidad de nacer y crecer sano.

Forgot your details?