Amniocentesis

La amniocentesis en gemelos

La amniocentesis es una prueba médica invasiva que permite diagnosticar posibles malformaciones fetales. Suele realizarse durante el segundo o tercer trimestre del embarazo aprovechando el espacio disponible de la bolsa amniótica para realizar la punción típica de la prueba de la amniocentesis. Si estás embarazada y esperas gemelos, saber cómo es la amniocentesis en gemelos es primordial a la hora de enfrentarte a esta prueba rutinaria.

La amniocentesis en gemelos

 

¿Cómo es la amniocentesis en el embarazo gemelar?

Si te preguntas cómo se hace la amniocentesis en el embarazo gemelar, has de saber que el procedimiento es el mismo que en una prueba de la amniocentesis normal y corriente. La amniocentesis en gemelos consiste en la extracción de líquido amniótico mediante una pequeña punción abdominal.

Eso sí: en una amniocentesis gemelar -al igual que en el resto de embarazos múltiples– la punción del saco amniótico puede ser doble en según qué casos. Eso sucede porque, en ocasiones, la amniocentesis del embarazo gemelar ha de tomar una muestra de cada bolsa amniótica.

Riesgos de la amniocentesis en el embarazo gemelar

Los riesgos de la amniocentesis en un embarazo gemelar son ligeramente mayores que en una prueba de la amniocentesis normal y corriente. El índice de aborto espontáneo de la amniocentesis en gemelos es del 2,7% -frente al 1% de la amniocentesis en un solo feto-. Por lo tanto, y aunque el porcentaje sigue siendo bajo, la realización de la amniocentesis en el embarazo gemelar solo se recomienda cuando el Triple Screening sale positivo y existe riesgo de malformaciones fetales.

Forgot your details?