El recién nacido

Sueño del bebé

Las claves de la siesta del recién nacido

Seguro que como mamá de un bebé los cuidados de su alimentación, su descanso y su salud son tus prioridades. Si estas cosas van bien ya puedes respirar tranquila, el bebé estará feliz y todas sus necesidades básicas estarán cumplidas. En cuanto al sueño del peque, no son pocas las cuestiones que te preocuparán, por ello, esta semana nos centramos en la claves de la siesta del recién nacido.

Las claves de la siesta del recien nacido

Natalia Deriabina

Uno de los principales quebraderos de cabeza de las madres de bebés es que duerman las horas necesarias, ya que de lo contrario, las madres tampoco llegan a descansar y los niños duermen a horas que deberían estar despiertos y por la noche no consiguen conciliar el sueño.

Debido a esto,  se considera un hábito necesario el de la siesta del recién nacido, aunque nunca llegamos a saber cuanto tiempo es necesario que duerman después de comer dependiendo de su edad.

Los bebés de menos de 2 meses se pasan el día en intervalos de sueño y despiertos, así que no se pueden diferenciar las siestas durante todo el día.

Según los meses del recién nacido, sus hábitos de sueño serán distintos, en este artículo repasamos algunas de las etapas en las que notarás estos cambios claves en su horario.

La siesta del bebé de 2 meses

Durante los primeros dos meses de vida, los bebés apenas diferencian el día de la noche, ya que duermen a ratos durante las 24 horas del día.

Es posible que algunas noches lleguen a dormir bastantes horas seguidas si durante el día se les ha animado para que los padres puedan descansar por la noche, pero de normal los bebés de poco tiempo de vida pasan el día en intervalos de sueño y despiertos.

Tras las comidas aumentan las posibilidades y la necesidad de dormir y ello podría ser interpretado como siesta, pero no lo es tanto si reparamos en que los bebés pueden pasar durmiendo una gran cantidad de horas diarias.

La siesta del bebé de 4 meses

Cuando un bebé supera los 4 meses de vida ya empieza a tener unos horarios más establecidos entre las horas de sueño, las siestas y las horas de dormir por la noche.

A estas alturas, es posible que el bebé duerma dos siestas al día además de unas 7 u 8 horas de sueño por la noche cuando el resto duermen.

La tarea de los padres es evitar que duerma más siestas durante el día para inculcarle los hábitos de que por la noche se debe descansar.

Poco a poco el bebé aprenderá estas rutinas y cada vez dormirá más horas por la noche. Las siestas del día pueden durar entre un intervalo de 20 minutos y 3 horas, dependiendo de cada niño.

Nombres de ciudades para bebés niño y niña

La siesta del bebé de 7 meses

Un bebé de 7 meses ya tiene unas rutinas de sueño establecidas y hasta es probable que pueda dormirse solo y además, duerma las horas necesarias por la noche sin despertarse

A partir de los 6 meses es muy probable que el bebé ya duerma unas 8 horas al día y que haga 2 siestas al día: una a media mañana y otra después de comer.

En total es muy probable que el bebé duerma unas 14 ó 15 horas al día. A esta edad ya se le debe de inculcar el hábito de dormir solo, a poder ser en una habitación propia para que no tenga que depender de los padres cada vez que tenga que dormir y pueda hacerlo él solo.

¿Es malo despertar a un niño de la siesta?

La siesta es necesaria para muchos niños de hasta 3 años, les ayuda a asimilar mejor la comida y a reponer fuerzas.

Además la siesta en los bebés, no interfiere en el descanso nocturno si no se realiza muy cerca de la hora de dormir.

No es necesario despertar al bebé de las siestas a no ser que lleve muchas horas sin comer, de todos modos, si la siesta del recién nacido se alarga muchas horas se debe consultar con un médico para saber si es normal.

Forgot your details?