Esperando al bebé

Las claves del embarazo y el trabajo de riesgo

Si estás embarazada, seguramente te encontrarás valorando todos aquellos ejercicios y movimientos que pueden resultarte peligrosos tanto para ti y para tu bebé. Por lo tanto debes tener cuidado de que nada pueda resultarte perjudicial durante estos meses, como trabajar de pie o estar en contacto con ciertas sustancias. Te mostramos las claves del embarazo y el trabajo de riesgo.

Las claves del embarazo y el trabajo de riesgo

g-stockstudio

De este modo, si estás esperando un bebé, es importante que en el sitio al que acudes todos los días a trabajar comentes tu estado cuanto antes para que puedan ayudarte.

Ya que en caso de ser un trabajo pesado, en el que estés sometida a unas condiciones complicadas, deberán cambiarte de lugar o bien coger una baja cuanto antes para no poner en peligro vuestras vidas, ahora que sois dos.

Es imprescindible que conozcas al detalle los derechos laborales de las mujeres embarazadas, para conciliar tu vida laborar y familiar sin ningún problema.

Lo principal a tener en cuenta en estos casos es que embarazo y trabajo de riesgo no son compatibles, así que cuanto antes comenta con tu médico cual es tu puesto de trabajo y lo que realizas cada día para que sea él quien determine si puedes ejecutarlo o no, y hasta cuando puedes hacerlo.

Trabajo de riesgo durante el embarazo

Lo primero que debes tener en cuenta es que, estando embarazada, hay algunos medios a los que no deberías enfrentarte.

  • Se trata de trabajos en los que estés aspirando sustancias que pueden resultar nocivas para tu estado, por ejemplo: casos de limpieza con detergentes, lejías y amoníaco o trabajo en una gasolinera aspirando todo el día esta sustancia.
  • Empleos en los que la mujer embarazada deba estar bajo temperaturas extremas tanto de frío como de calor que pueden resultar peligrosas, es el caso de las cámaras de frío para congelados o bien hornos.

Los trabajos de riesgo durante el embarazo son aquellos en que la mujer embarazada debe coger mucho peso y se enfrenta, entre otras, a condiciones de temperaturas muy extremas, tanto bajas como altas.

  • Algunos lugares de trabajo desprenden radiaciones de las que la mujer embarazada debe mantenerse aislada.
  • La carga de peso excesivo debe de detenerse cuanto antes cuando una mujer se entera de que está esperando un bebé, así que es por ello, entre otras causas, que debes comunicarlo cuanto antes a tus superiores.
  • A parte de los trabajos de cargas físicas, aquellos que suponen un estrés y una carga emocional grande para las mujeres embarazadas también están desaconsejados.
  • Los trabajos a turnos que y trabajar de noche afecta al embarazo.

El embarazo y los trabajos de pie

Tanto permanecer todo el día sentada, como de pie pueden acarrear problemas durante el embarazo.

Embarazo y trabajo de pie

SpeedKingz

Es positivo que una mujer embarazada camine durante el día y realice movimientos, pero permanecer en el trabajo todo el día de pie puede tener consecuencias negativas, como dolores de espalda y un parto prematuro del bebé.

Tanto los trabajos de pie como los trabajos de oficina tienen sus riesgos para la salud de la mujer embarazada, ya que en ambos puede acarrear dolores de espalda.

En cuanto a la relación embarazo y trabajo de oficina, es conveniente que la embarazada mantenga una posición recta y firme, con la espalda apoyada en el respaldo de la silla y, a poder ser, las piernas ligeramente flexionadas elevando los pies sobre un taburete, y evitando cruzar las piernas.

No olvides levantarte de vez en cuando y dar un paseo para mejorar la circulación de las piernas, ya que corres peligro de que se te hinchen mucho si no te mueves en muchas horas seguidas.

Ante todo, comunica a tus superiores cualquier problema que puedas tener en el embarazo y trabajo de riesgo para evitar cualquier posible problema y disfrutar así de un embarazo tranquilo y sin sobresaltos.

Forgot your details?