El recién nacido

Lactancia materna

Las mejores posiciones para amamantar acostada

Como ya hemos mencionado en otros artículos sobre la lactancia materna, es imprescindible controlar las posturas para dar el pecho para evitar complicaciones en los senos. ¿Quieres conocer las mejores posiciones para amamantar acostada?.



posturas más usadas en la etapa de la lactancia materna

Halfpoint

Son varias las causas de abandono de la lactancia materna, entre otros, la conciliación dela vida laboral y familiar.

Además existen una serie de inconvenientes, descubre los 5 problemas de la lactancia materna, asociados generalmente con las malas practicas, para evitar la mastitis, las grietas o el dolor de los pezones lo que debes es controlar la técnica para dar el pecho a tu bebé.

Ante cualquier duda recuerda que puedes consultar lo que dice la Guía Practica Clínica sobre la lactancia materna escrita por expertos en la materia o preguntar a tu especialista para solventar cualquier problema antes de que surja.

Las matronas y los profesionales en el tema, debe ser capaces de ayudar a las madres a encontrar una postura favorable en el amamantamiento, para que se sientan cómodas y que el bebé pueda disfrutar de los beneficios de la lactancia materna el mayor tiempo posible.

A la hora de amamantar al recién nacido tumbada es muy importante ayudar al bebé a coger correctamente el pecho, conoce unos consejos para ello.

Amamantar tumbada

Existe una gran variedad de posiciones para amamantar en la cama, pero recuerda que siempre es vital alinear el cuello y la cabeza del lactante.

  • Una de las mejores posiciones para amamantar acostada es tumbarse en la cama uno frente a otro en paralelo. En esta postura la madre puede usar una almohada para apoyar la espalda o colocarla entre las piernas, para evitar cansarse. Esta es una de las mejores posiciones para amamantar en la cama si la madre todavía siente molestias del parto, ha tenido una cesárea o una episiotomía. Es la indicada tras una intervención como la cesárea porque permite mantener la cabeza baja para evitar las efectos secundarios de la anestesia.
  • Otra de las posturas más usadas en la etapa de la lactancia materna es en la que la madre se pone un cojín debajo de las rodillas y se coloca sentada.
  • Una de las mejores posiciones para amamantar acostada es tumbar uno frente al otro y se pone al bebé con un cojín o una toalla enrollada en la espalda para evitar que se desplace hacia atrás.

Como ves es muy importante adoptar una posición cómoda y un adecuado soporte del cuerpo durante cada una de las tomas. Es cierto que una posición incorrecta durante la lactancia pueden influir en la aparición de complicaciones de las mamas. como las grietas, así como un mal agarre.

Las posturas para amamantar al bebé tumbada, suelen ser muy cómodas para las tomas nocturnas y también en los primeros días tras el parto.

Pero son menos eficaces que la posición de crianza biológica. Por el contrario las posturas sentadas son más utilizadas pasados los primeros días, cuando la madre tiene más movilidad y seguridad con el recién nacido.

En definitiva, una vez elijas tus preferidas de entre las mejores posiciones para amamantar acostada debes tener claro que tanto el bebé como tú debéis estar en estrecho contacto para crear un vínculo, con la cabeza del recién nacido alineado con su cuerpo, la nariz a la altura del pezón y evitar que su cuello esté girado o flexionado durante la toma.

Forgot your details?