Parto

Las secuelas de la episiotomía en el parto

En la actualidad existen muchos tipos de parto y cada uno de ellos, requiere unos cuidados. Es bastante habitual que las mujeres embarazadas sientan gran preocupación por las secuelas de la episiotomía en el parto. ¿Sabes cuáles son?.

episiotomia dolor al tener relaciones

Africa Studio

Seguramente ya sabrás que es la episiotomía consiste en un corte quirúrgico que se realiza en el periné, con el objetivo de ampliar la apertura vaginal. Dedicamos el artículo de hoy a contarte todo lo que debes saber sobre la episiotomía en el parto, sus cuidados y posibles complicaciones.

Lo que debes de saber sobre la episiotomía en el parto

La episiotomía en el parto se realiza, de forma rutinaria, para acelerar el trabajo de parto y evitar posibles desgarros en la vagina. Son muchos los que la practican en mujeres embarazadas durante su primer parto vaginal.

La decisión de hacer una episiotomía, se toma cuando asoma la cabeza del bebé. Es entonces cuando se comprueba la elasticidad de los tejidos perineales. Cuando el parto es con fórceps, espátulas o ventosas, casi siempre se hace una episiotomía.

La idea es que una incisión quirúrgica “limpia” cura y cicatriza mejor que si se produce un desgarro espontáneo. Además, también justifican su práctica argumentando que también podría ayudar a prevenir futuras complicaciones, como la incontinencia.

Sin embargo, hoy en día existe una gran controversia frente a esta idea, y consideran que la práctica de la episiotomía no debería ser un procedimiento rutinario. En la actualidad, se considera que la episiotomía puede provocar ciertas complicaciones, repasemos algunas de ellas.

Complicaciones de la episiotomía

Este tipo de intervención no está exento de complicaciones pero ¿cuáles son las secuelas de la episiotomía más comunes?

En los últimos años se ha demostrado que las mujeres a las que se les practica una episiotomía suelen perder más sangre y unas mayores secuelas. Esto es más dolor durante la recuperación o más dolor al tener relaciones tras la episiotomía.

Así mismo, las complicaciones y secuelas de la episiotomía en el parto son menores, cuando ésta no se practica. Te contamos cuáles son:



Laceraciones graves
Cuando se realiza una episiotomía, aumenta el riesgo de padecer desgarros graves en la zona del esfínter anal. Éstos provocarán más dolor perineal tras el parto, requerirán de un mayor periodo de recuperación y unos músculos del suelo de la pelvis más débiles. En este sentido, aumentan los casos de incontinencia.

Desgarro en el siguiente parto
Se ha demostrado también que cuando se practica la episiotomía a las mujeres en su primer parto, el riesgo de que se produzca un desgarro espontáneo en el segundo, aumentan.

Episiotomía dolor al tener relaciones (Dispareunia)
Para empezar a tener relaciones sexuales tras el parto, la zona debería de estar completamente curada. Esto generalmente se produce a las 4 o 6 semanas tras el nacimiento del bebé.

Las primeras veces es normal que sientas la zona rígida y también algunas molestias. Sin embargo, algunas mujeres sienten dolor al tener relaciones después de la episiotomía. Puede ayudarte un baño caliente previo, o el uso de lubricantes. Pero si continúas sintiendo dolor, lo mejor es que hables con tu médico.

Si te preguntas ¿cuándo puedo tener relaciones sexuales después de la episiotomía? lee con atención.

Grandes hematomas
En las horas posteriores al parto, a veces surgen grandes hematomas, por acumulación de sangre. La solución es drenar y volver a suturar. Lo más frecuente es que sean superficiales, se traten con antiinflamatorios y se reabsorban sin ocasionar más problemas.

Episiotomía dolor puntos
A menudo, el dolor puede ser causa de una infección, una de las complicaciones de la episiotomía más frecuentes. En este caso será necesario un tratamiento con antibióticos. A veces, también ocurre la formación de un seroma, que es la retención de líquido en un punto.

Otras secuelas de la episiotomía en el parto son la incontinencia urinaria, el edema o un mayor riesgo de sangrados.

A pesar de ello, existen algunas situaciones en que la episiotomía es necesaria. Esto es lo que sucede cuando el bebé es muy grande y el médico necesita más espacio para ayudarle a salir. También, en el caso de uso de fórceps, o cuando es necesario, por cuestiones médicas, que el bebé nazca lo antes posible. Para quedarte tranquila, lo mejor es que hables con el médico y repases cada una de las fases del parto.

¿Cómo curar una episiotomía?

Tras practicar la episiotomía, te pondrán algunos puntos en la zona del periné. Es un área muy sensible y necesitarás algún tiempo para que se cure. Lo bueno es que los puntos se desintegrarán por sí mismos unas semanas después del parto.

Es normal que sientas algunas molestias e incluso dolor. Mantener una higiene adecuada y seguir las indicaciones de tu médico es fundamental para su curación. La aplicación de hielo puede ayudarte para reducir el dolor y la hinchazón.

Son varias las secuelas de la episiotomía en el parto. La clave está en que te la practiquen si es necesario y no como un procedimiento protocolario. Si es un tema que te preocupa, lo mejor que puedes hacer es hablar con el profesional que te va a asistir en el parto. De este modo, te quedarás más tranquila...

Forgot your details?