Parto cesárea

Lo que tienes que saber sobre la ligadura de trompas durante la cesárea

Como mujer deseas aprovechar que darás a luz mediante una cesárea programada para realizarte una ligadura de trompas. Sin embargo, te entran dudas normales de lo que supone todo este proceso. Te mostramos, a continuación, todo lo que tienes que saber sobre la ligadura de trompas durante la cesárea.

Cuanto dura una cesarea y la ligadura de trompas

Africa Studio

Cesárea programada y ligadura de trompas

Las parejas que ya no desean tener más hijos, por lo general, optan por métodos anticonceptivos como la vasectomía o la ligadura de trompas. En el caso de las mujeres, esta intervención puede realizarse durante su último parto si es por cesárea.

En concreto, la ligadura de trompas, consiste en bloquear las trompas de Falopio mediante unos anillos de plástico o grapas metálicas, y cortar o quemar una parte de la trompa. Así se impide que el óvulo se encuentre con los espermatozoides y no se puede producir la fecundación.

Suele practicarse este tipo de intervención cuando la cesárea es programada a la hora de dar a luz y se evita abrir el vientre dos veces, los efectos de la intervención o de una anestesia general.

¿Cuánto duran una cesárea y una ligadura de trompas?

La ligadura de trompas es una intervención que conlleva una anestesia, una incisión en el abdomen, postoperatorio… Por eso, algunas mujeres que quieren practicarse una ligadura de trompas aprovechan la intervención de la cesárea para llevar a cabo la otra, y no tener que volver a pasar por el quirófano.

La duración de este tipo de intervenciones siempre dependerá de las complicaciones que se puedan dar durante las mismas. Aproximadamente, una cesárea dura unos tres cuartos de hora, teniendo en cuenta el intervalo de tiempo desde la primera incisión hasta que la herida ha suturado. No obstante, desde el primer momento hasta el parto, no suele llegar al cuarto de hora de duración.

Para la ligadura de trompas el médico aprovecha la incisión para proceder a ligar las trompas, lo cual no debe llevarle más de 20 minutos más.

El postoperatorio de la cesárea y la ligadura de trompas

Siempre que todo salga bien y no haya complicaciones, realizar la ligadura de trompas junto con la cesárea no alarga el postoperatorio, ni la estancia en el hospital.

Una de las desventajas de la cesárea respecto al parto vaginal es que la recuperación es más lenta. Si en este último te puedes ir a casa en un par de días, con la cesárea el tiempo suele aumentar. Y también suele ser más dolorosa. Estamos hablando de una cirugía, así que no te sientas mal si necesitas tranquilidad o que las visitas sean menos frecuentes.

Ten en cuenta que te habrán realizado dos intervenciones en una y que tendrás una cicatriz en tu vientre. Esto supone molestias y un proceso de recuperación.



La ligadura de trompas no hace que tu recuperación sea más angustiosa. De hecho, las mujeres que se hacen la ligadura de trompas sin aprovechar una cesárea suelen hacerlo a nivel ambulatorio y sin necesidad de una hospitalización posterior.

Cómo tomar esta decisión

La decisión de hacerse una ligadura de trompas debe tomarse basándose en motivos firmes, ya que es un método anticonceptivo permanente. Aunque en algunos casos, esta operación puede ser reversible, has de estar muy segura de tu deseo de no tener más hijos en el futuro.

Consulta siempre tu decisión con tu pareja y médico. Ellos podrás ayudarte a pensar mejor sobre este proceso. Si tienes dudas es mejor que esperes otro momento para realizarte la ligadura de trompas. Siempre estarás a tiempo y es una intervención sencilla que no dura más de media hora.

La ligadura de trompas durante la cesárea es una manera de no volver a tener que pasar por un quirofano y si lo tienes claro, es la forma más adecuada de aprovechar la intervención.

Anota todo lo que tienes que saber sobre la ligadura de trompas durante la cesárea y medita tu decisión mientras llega el momento de dar a luz.

Forgot your details?