La mamá

Mareos

Los mareos repentinos en el embarazo

Algunos de los síntomas del embarazo son los mareos y los vómitos. Es muy habitual que en los primeros meses de gestación, dados los cambios del cuerpo, el organismo de la mujer embarazada sufra altibajos. Por ello, queremos revisar la causa de los mareos repentinos en el embarazo.

Generalmente se asocian a la bajada de presión arterial y a los momentos matutinos. Aunque se pueden producir en cualquier momento del día, como tras la ingesta de comida, por estar de pie o debido a un gran esfuerzo.

Los mareos repentinos en el embarazo

Africa Studio



Ante todo, no te asustes y recuerda que los mareos son un mecanismo de defensa del cuerpo, cuando al cerebro no le llega bien el riego sanguíneo. En estos casos debes ponerte en horizontal y favorecer el riego hacia el cerebro..

Conoce los síntomas de alarma del mareo en la gestación y evita los desvanecimentos en esta etapa de tu vida tan bonita.

Lo mejor es estar prevenida y saber cómo actuar. Pero para ello, lo más aconsejable primero es conocer los motivos de los mareos e intentar remediarlos.

Causas de los mareos en el embarazo

  1. Un aumento del ritmo respiratorio de la madre para aportar oxígeno al feto, tanto el exceso, como el defecto puede producir sensación de mareo.
  2. La compresión elevada de las arterias y la vena cava dado el aumento de peso en la gestación, puede desencadenar mareos y desvanecimientos.
  3. La anemia leve o grave o un periodo largo de ayuno son los principales causantes de los mareos repentinos en el embarazo.
  4. Es preferible comer muchas veces, pocas cantidades que pocas veces una gran cantidad, debido a que esto acentuará las molestias del embarazo como la acidez del estómago.
  5. La asimilación rápida de los carbohidratos para alimentar al peque es otra de las causas.
  6. El incremento de la hormona en sangre gonadotropina coriónica, es la culpable de muchos de los cambios del cuerpo de la mujer.
  7. Sufrir vértigos en el embarazo puede producir mareos, por ello, lo ideal sería consultarlo con tu especialista y que te ayudará a controlarlos y remediarlos.
  8. Recuerda que el calor excesivo baja la tensión, por eso, lo recomendable es evitar las aglomeraciones y los sitios muy frecuentados.
  9. Los movimientos bruscos o innecesarios son también un desencadenante de los desvanecimientos de las futuras mamás.
  10. La deshidratación te puede afectar de manera similar. Asegúrate de estar hidratada y para eso debes beber suficiente agua y líquidos a lo largo del día. Un consejo: no esperes a tener sed.
  11. La hiperventilación es otra de las causas de los mareos en el estado de gestación. Por ejemplo, cuando practicas ejercicios, la ansiedad o el cansancio pueden provocar una respiración acelerada, y producirte un desmayo. Así que, a la hora de realizar deporte durante estos nueve meses, es recomendable no excederse, y nunca practicarlo sola.

Consejos para evitar los mareos repentinos en el embarazo

¿Qué tomar para evitar o aliviar los mareos? Coge papel y boli, te desvelamos los 8 consejos basados en la alimentación para aliviar los mareos en el embarazo.

  1. Si percibes alguna sensación de mareo, siéntate con la cabeza entre las piernas y deja los brazos relajados o acuéstate boca arriba con las piernas elevadas.
  2. Si no es posible tomar una de las posturas señaladas, lo ideal es agacharse con la manos en la pared y la cabeza entre las rodillas para contribuir a restablecer un riego sanguíneo normal. Lo más importante es prevenir una caída por el desvanecimiento.
  3. Evita los lugares cargados y muy frecuentados, así como el calor, los baños o las saunas.
  4. Busca un lugar fresco donde poder tomarte un descanso y restablecer tu riego sanguíneo.
  5. Despójate de las prendas que más te agobien.
  6. Respira profundamente.
  7. Con ayuda de un abanico y un trago de agua, tómate un respiro.
  8. No olvides que una bebida azucarada, un café o unos pocos frutos secos favorecerán tus niveles de azúcar y harán que te encuentres mejor.
  9. Pide ayuda siempre que notes ciertos síntomas de mareo.
  10. Come y lleva una dieta para embarazadas saludable rica en verduras y frutas. Especialmente en hierro, dado que la mayoría de las futuras madres sufren anemia o falta de hierro. Además, siempre es bueno que en tu bolso lleves algún tentempié.

No olvides que los mareos repentinos en el embarazo, suelen pasar tras el primer trimestre y que podrás controlarlos a medida que apliques una hábitos sanos, saludables.

Si crees que los mareos en el embarazo la primera semana y las posteriores son muy acusados, debes consultarlo con tu médico para que te dé, en caso de ser necesario, un medicamento contra los mareos que no ponga en riesgo al bebé.

Los mejores remedios para prevenir los mareos en la gestación son: controlar el aumento de peso, realizar deporte con moderación, dormir de lado, acudir a clases prenatales, practicar las técnicas de relajación y respiración preparto, descansar y llevar una vida sin estrés y tranquila.

Forgot your details?