María Alejandra Rivera Hernández photo avatar

Respecto al Aborto…

Escrito por María Alejandra Rivera Hernández en la sección Embarazo hace hace 3 años, 1 mes

Mi recomendación es no abortar, y me justifico con estas premisas que personalmente he concluido, cada una acompañada de un lógico argumento o de una situación ejemplar:

1. Los bebes son seres dependientes de las madres. Pero no son parásitos.
2. A pesar de que sean dependientes, también poseen aspectos independientes.
3. Las madres son mas independientes a sus bebes, que ellos mismos a sus madres.
4. Las madres, a pesar de lo independientes que pueden ser, son inevitablemente, dependientes de sus bebes.

Porque:
1. Los bebes en un proceso de nueve meses toman nutrientes de la madre y se alojan dentro de ella desde su origen. Los nutrientes que absorben se justifican en que el bebe debe crecer y generar con ayuda del organismo de su madre, las fuerzas autónomas suficientes para lograr obtener un organismo que pueda proveerle vida propia, y por ende una independencia física absoluta. Cosa que no sucede con los parásitos. Los parásitos no tienen una proyección de vida tan establecida como la de un bebé.

No son abusivos degradando en el proceso de absorción la vida de la madre ya que necesitan que ella viva, debido a que si ella muere y el bebe está ligado a ella en este proceso, la muerte del pequeño es inminente. Es un aspecto natural que estemos regidos bajo una norma de progreso, y lo más conveniente e inexplicable para un bebe, es mantenerse a salvo, sin perjudicar el ente que le provee seguridad y crecimiento. Si la vida de la madre peligra en el embarazo, no es por culpa del bebe, sino de sus propios sistemas físicos fallando, ya que son incapaces de promover la vida del pequeño debido a una insuficiencia de cualquier tipo.

2. Los bebes son independientes, ya que una madre no siente nunca el dolor que siente su bebé cuando es abortado (sea inducido o espontáneo). Si las madres sintieran que su bebé se está ahorcando con el cordón umbilical, se reduciría drásticamente la población de nenes que fallecen por este lamentable pero usual accidente. Esto debido a que cada uno cuenta con su propio sistema nervioso.

3. Si una madre ingiere alcohol o drogas durante su embarazo, no va a notar diferencia en las sensaciones de los psicoactivos si las compara con las sensaciones que experimentó en la etapa anterior a su embarazo. Sin embargo, el bebé se perjudica y ella no percibe su dolor porque sus terminales nerviosas no están ligadas a las de él.

4. Depende de la manera en que un bebé se desarrolle para generar síntomas y sensaciones en la madre. El bebé no está conectado a ella por terminales nerviosas, pero si está conectado a su útero, y el útero es un órgano que está conectado a las terminales nerviosas de la madre y que por ende hace parte de ella, siendo un objeto funcional en su proceso vital.

Si el útero crece, empuja otros órganos adheridos en su entorno, lo cual genera síntomas de incomodidad en la madre. Por otro lado, si el útero está enfermo o se enferma en el proceso de embarazo, el dolor ocasionado por sus cambios durante el crecimiento del bebe, es percibido por la madre. Así que depende de la manera en la que ella se cuide, que su hijo crezca sano dentro de si misma, y que al obtener su bienestar, genere también el bienestar personal.

Y lo sé, la vida es compleja y los problemas con ella son inevitables, pero:

1. Es valiosa porque es un suceso milagroso conformado por una simple inhalación, y en magnitudes más detalladas, por un sistema compuesto indescriptible, necesario para originarla y conservarla. Sistema que generalmente es casi perfecto y preciso que tarda nueve meses redactarse, una infancia para componerse, y muchos años para terminar.

2. Es una oportunidad que nuestra madre nos dio a si mismos, una oportunidad opcional, y que llegó a culminar con éxito gracias a sus cuidados constantes. Si recibimos esta oportunidad; ¿Que derecho tenemos nosotros para negarla?

3. Generarla es algo que requiere esfuerzos. Y todo esfuerzo debe ser valorado, remunerado y reconocido.

4. La vida se genera con un proceso de fecundación inicial, el cual depende no sólo de la fertilidad de ambos patentes, sino también de la relación sexual oportuna en la semana fértil de la mujer, la estabilidad física de ambos y la eyaculación masculina fija de la vagina hacia adentro. Estos factores varían, ya que todos somos criaturas diferentes e irrepetibles, establecidas bajo distintos contextos temporales, sociales, culturales, económicos, influenciables y/o de concepción religiosa.

5. El orden de las variables si altera los resultados. Los hijos que pudieron tener tu papá y mi mamá no existen, y tu sabes por qué.

6. Su inicio es maravilloso y sublime, su conservación y estabilidad un tema complejo pero realizable, y su inevitable fin, un evento lamentable.

7. Es una casualidad exclusiva.

8. Es algo para lo que todos los seres humanos estamos hechos. Todos los vivos somos efecto de un acto sexual, y heredamos la posibilidad en nuestra entrepierna de tener nuestras propias sesiones de sexo, y por ende, generalmente heredamos la calidad para fecundar. Por algo será… Cuestionar la naturaleza es absurdo, estudiarla es buena opción, pero intentar manipularla, es peligroso. Existimos y estamos capacitados para seguir existiendo.

Por otro lado, no sé si haz escuchado por ahí que los hijos son prestados… Considero esta es una verdad. Es bonito dedicar la vida de uno en un proyecto productivo, satisfactorio, realizable, y con expectativa. Podemos desbocar nuestros talentos en lo que más nos apasiona, o simplemente optar por tener hijos. Y si el carácter es ambicioso y poco conformista, ambas cosas se pueden lograr al tiempo, y así como en los concursos, entre más participes, más posibilidades tienes de ganar ;). Tener hijos nos obliga en cierto punto a regularnos, nos enseña el sacrificio, el verdadero amor y lo mas vulnerable de nuestro ser, pero no nos quita la capacidad de vivir nuestra propia vida, ni tampoco nos da el poder de vivir la vida de ellos. Los padres son y serán un aporte para los hijos, y viceversa.

Hay situaciones que no se nos da para tener hijos, pero, como lo nombré anteriormente, todos los seres de esta tierra estamos regidos bajo una norma de progreso constante. Progresamos porque crecemos hasta el punto de envejecer, el tiempo progresa también y crece con nosotros aunque no vemos su punto concreto de muerte venir, las cosas cambian, algo nace y algo muere, todo se transforma… Las cosas se renuevan. Así aplica con las situaciones también. Estas no se estancan, no son eternas. Aunque muchas situaciones son excepciones para esta regla, ya que hay situaciones que perduran si se relacionan con algún aspecto de inestabilidad física irreversible (ej. el autismo), pero por lo general, las situaciones que vivimos poseen la facilidad de ser manipuladas, y son relativas de acuerdo a la manera de actuar de nosotros mismos.

En muchos casos, las razones que tenemos para abortar justifican por X o Y situación que el bebe es un problema, pero el problema en realidad somos nosotros. Un bebé no tiene posibilidad previa de explorar el entorno de la realidad humana; ¿Como puede entonces ser un problema si no ha sido influenciado? ¿Como puede ser el bebé un problema si no tiene conducta? ¿Como puede ser el bebe un problema sin tener la noción de lo que realmente eso significa? El bebé es un ser viviente, desde el principio, sin importar la etapa en la que se encuentre su desarrollo, y aunque sea dependiente a nosotras como madres, es un ser ajeno rotundamente de nuestras situaciones, ya que nunca fue participe de nuestra toma de decisiones. De lo contrario, si el hubiera sabido que iba a ser abortado, seguramente hubiera evitado el contacto sexual de sus patentes biológicosevitando así también su fecundación.

No podemos matar a alguien por culpa de nuestra ineptitud. Si no estamos preparadas para ser madres, acomodemos las situaciones a nuestra manera, y con ayuda de los métodos de anticoncepción evitar la tarea. El aborto es alcahueta, y todo lo alcahueta es malo. Además, ese alguien que se suprime en las paredes de nuestro útero, es un ser que no tiene conocimiento de lo que acontece, su existencia se dio por el descuido de sus patentes. ¿Como es posible patrocinar una moda de matar a un inocente? Y por problemas que no pertenecen a él, y que han sido provocados para nosotras y en muchos casos por nosotras.

Ya lo hecho, hecho está. Si una madre tiene una criatura en su vientre, y su físico está acondicionado para alojarlo, pero si no se siente preparada sicológicamente para acogerlo, hay muchas opciones por las cuales puede optar, pero la peor de todas es el aborto.

Opción 1: Conservarlo, darlo a luz, educarlo y apoyarlo a tener una vida propia. Esto es ser valiente. El embarazo sólo dura nueve meses de toda una vida, y hacerse responsable de el bebe unos años… Ya después viene la vejez, y cuando llegue la vejez, una manera de hacer dulce este periodo es sentir que se invirtió la vida en algo. Compartir es bueno, y siempre es mejor dar que recibir.

Opción 2: Darlo a luz, luego a una casa de adopción. Es poco valiente pero consciente. El embarazo es una etapa vulnerable para ambos individuos, y si el bebé está bien, la madre estará bien, pero que el bebé esté bien, depende en gran porcentaje de la actitud y cuidado de la madre hacia si misma en dicha situación.

Opción 3: Inducirse un aborto. Matar al bebé, implica también el riesgo de muerte de la madre. ¿Que carajos vale más que la vida propia? Los demás valen la pena, pero no tanto como uno mismo, y el bebé, en este proceso, hace parte de uno. Además, si se sobrevive, el riesgo de llevar una vida diferente es casi un hecho inevitable, una vida marcada por el arrepentimiento, el remordimiento, la decepción y la decadencia en los aspectos que nos definen como humanos.

Abortar, definitivamente no es la solución, debido a que la vida no es un problema, y por el contrario, abortar genera más problemas, debido a que la muerte es un hecho lamentable, insuperable, e imponente, al que muchos tememos y no podemos evitar. Sin embargo, podemos retardar su llegada y darnos la posibilidad de ser útiles mientras esperamos a que llegue, y evitar incitarla por nuestras propias manos. No tenemos la obligación, derecho, necesidad ni posibilidad de provocar la muerte a otros, en primer caso porque es un acto injusto y desequilibrado y en segundo porque la muerte es un fenómeno que llega a cada quien y por su propia cuenta. Esa criatura que vive dentro de nosotras, tarde que temprano va a morir, y es preferible que muera de manera digna, teniendo una vida propia, interviniendo y experimentando en su propia manera de vivir.

Además, todos los problemas tienen solución, lo que no tiene solución deja de ser un problema. Estas situaciones que amoldan al pequeño dentro del ámbito de los problemas, tan sólo dependen de la voluntad y la perseverancia para ser suprimidos de la lista de impedimentos.

Los hijos son algo bonito desde mi punto de vista y de experiencia, y mi embarazo, al igual que el de muchas, fue o es una experiencia que agradecemos vivir o haber vivido. Es algo que ninguna mujer puede perderse, es algo para lo que estamos destinadas la gran mayoría. Es algo natural e inevitable, hace parte de si mismas.

Esa criatura que está en el vientre siente y reacciona a nuestros estímulos, y a medida que crece, nos estimula a nosotras como madres también. Cuando se va, deja un vacío incómodo y poco acogedor, el cual puede ser reconfortado solamente, con su existencia incluida a nuestra realidad; O incrementado con su existencia dentro del expediente de errores en nuestros antecedentes íntimos.

La solución para el dilema de tener hijos en un momento poco indicado está en el uso de los métodos de anticoncepción. Los hijos no son para matarlos, pero si son un aspecto que se puede preveer, evitar o planear… Además, la mujer moderna, como mínimo debe exigir el uso del condón, el cual es irremplazable.

Para muchos es más cercano pensar que lo peor que puede acontecer luego de un acto sexual sin protección son los hijos no deseados, cuando en realidad, es más frecuente, fácil y seguro, el contagio de ETS, las cuales no se evitan con métodos de anticoncepción de barrera, químicos, hormonales o naturales, ya que como su nombre lo indica son métodos de ANTI- CONCEPCIÓN. El condón disminuye el riesgo de contraer ETS, es económico, no invasivo, y efectivo también para evitar hijos no deseados si se usa adecuadamente.

Es el colmo, pero es la moda, que una mujer feminista, o en sí que una mujer ajena a este concepto, no se valore lo suficiente como para exigir con el uso del condón, su bienestar y el de su pareja. Considero yo, vale más esforzarse por obtener calidad en la vida, la estabilidad y tranquilidad propia, que satisfacer a un hombre sexualmente, el cual por lo general exige confianza argumentando que esta se revela por medio de las relaciones sin condón… Que ignorancia… Y que falta de personalidad no persuadirse con algo tan elemental.

Hay mujeres embarazadas con ETS, y muchas de ellas deciden abortar… Un descuido, un accidente, falta de criterio, un hecho real y cotidiano… Un error, una desgracia, un tema complejo, situación difícil… Pero con certeza, es algo que se pudo evitar, resultado de la ignorancia y la cultura decadente que tanto se impone en esta modernidad hecha mierda. Hay que conocer las experiencias de los demás para saber de que se trata, porque la única forma de saber la reacción que tiene una acción, es experimentando ambos entes, y hay acciones irreversibles, que si se quieren evitar, es preferible analizar.

Yo, considero que muchos en este tema están mal, y que milagrosamente, puedo rescatar algo bueno de ellos respecto a este tópico generador de tantas controversias. La vida sexual y la vida en gestación son temas y ambientes totalmente distintos, pero ajustados entre si como engranajes, y son un aspecto delicado para tratar, que es indispensable para la supervivencia y para encaminarnos hacía esa afanada felicidad que todos estamos buscando.

Entonces, teniendo en cuenta que vivimos enfrascadas en esta época moderna tan degenerada, ¿Por qué optamos por pensar como los demás piensan y apoyar lo que los demás dicen? Uno puede concluir por su propia cuenta, para sus propios fines y bajo su propia responsabilidad, respaldándose desde distintos puntos de vista sin establecerlos como verdades absolutas, ya que esas verdades absolutas, no existen.

Decirle SI al aborto, es en primer grado, un síntoma de deshumanización, ya que es de humanos, continuar con la especie, y en muchos casos, la mujer que dice Si al aborto posee un síntoma de ignorancia, ya que se toman el asunto de manera muy superficial, ya que muchas de ellas no conocen del tema por completo, y sólo opinan por lo que escuchan o perciben de los medios y otras personas. Una mujer inteligente y con capacidad de entendimiento jamás abortaría, ni tampoco apoyaría esta noción tan descarada.

Aquella que aborta “Tras de cotuda con paperas…” es un error tras otro error. Las mujeres pueden decidir cuando tener sus hijos, y creo que estamos en todo el derecho de hacerlo, pero no podemos decidir cuando matarlos, porque no es un derecho asesinar a alguien, porque matar a un hijo propio no es una experiencia bonita, y porque es una experiencia que no vale la pena vivir.

Estado del embarazo de María Alejandra Rivera Hernández

No está embarazada

Amigas de María Alejandra Rivera Hernández

elembarazo.net todo para tu embarazo, todo para tu bebe

Elembarazo.net es la comunidad de padres y madres en castellano más grande de la red, con toda la información que te interesa saber sobre tu embarazo y tu bebé. ¿ A qué espera para formar parte de esta increible comunidad ?

LECTORAS COMUNIDAD FACEBOOK
2,157,164 61.151 151,749