Ergotamina en el embarazo

La ergotamina se emplea para aliviar el dolor de migrañas y jaquecas, causadas por la dilatación de los vasos sanguíneos. Pero este fármaco no evita los dolores de cabeza, sólo los calma. Su efecto vasoconstrictor en los vasos sanguíneos cerebrales, hace que su reduzcan las pulsaciones que causan el dolor de cabeza.

A pesar de que hay discrepancias a la hora de establecer su categoría de riesgo, no se recomienda el uso de ergotamina durante el embarazo, ya que es un potente oxitócico. Tiene acción vasoconstrictora, por lo que puede disminuir el flujo sanguíneo en diferentes órganos y aumentar la presión sanguínea. Esto, junto a su acción estimuladora en el útero, provoca una disminución del flujo sanguíneo uterino que puede tener efectos dañinos en el feto.

Hay pacientes que toman de manera excesiva ergotamina para calmar su malestar. Este uso excesivo puede producir infartos, problemas cardiovasculares o intoxicaciones. La ingesta de este medicamento se hará mediante preinscripción médica, por lo que es recomendable que si sufre jaquecas o migrañas consulte con su médico el tratamiento a seguir.

¿Puedo tomar Ergotamina si estoy embarazada?

No, no deberías consumir Ergotamina durante el embarazo

El consumo de Ergotamina durante el embarazo o la lactancia está desaconsejado. El uso de la ergotamina durante el embarazo está contraindicado. Su categoría de riesgo varía de D a X, pero las mujeres embarazadas no deberán seguir tratamiento de ergotamina por los riesgos que conlleva.

Tampoco deberán tomar ergotamina los pacientes con hipertensión arterial no controlada de manera adecuada, ni pacientes que sufran enfermedades de las arterias coronarias o anginas de pecho. Además, la ergotamina también está contraindicada en casos de desnutrición, de pacientes con alteraciones de las funciones hepáticas, con enfermedades vasculares periféricas oclusivas.

Consulta con su médico antes de comenzar a tomar ergotamina para que le indique el mejor tratamiento.
Ver todos los medicamentos Prohibidos

Posibles efectos secundarios de la Ergotamina en la embarazada

Los medicamentos que contienen ergotamina pueden tener efectos secundarios, aunque la mayoría de ellos están provocados por una sobredosificación del fármaco. Estas reacciones pueden ser cardiovasculares, como la angina de pecho, taquicardia o bradicardia, hiper o hipotensión e isquemia cerebral. También puede provocar dolor en brazos, piernas, frialdad en manos o pies. Se han reportado casos de infarto de miocardio e infarto cerebral.

De manera menos frecuente, la ergotamina puede provocar somnolencia, insomnio, sequedad de boca, diarrea, náuseas o vómitos. En pacientes que utilizan la ergotamina en exceso pueden sufrir un efecto rebote y padecer cefaleas severas.

Categoría N

la Ergotamina se incluye en la Categoría N porque no existe consenso en cuanto al riesgo fetal, por ello, es el médico el que debe evaluar la necesidad de seguir el tratamiento.

Ergotamina durante la lactancia

No se recomienda la toma de ergotamina durante la lactancia, ya que se distribuye en la leche materna y puede causar efectos adversos en el lactante.

Interacciones de la Ergotamina con otros medicamentos

La ergotamina es incompatible con otros medicamentos como los antibióticos macrólidos, betabloqueadores, vasoconstrictores como epinefrina parental, metoxamina, norepinefrina, fenilefrina parental, soluciones anastésicas con vasoconstrictores, nitroglicerina o nicotina.

Principales marcas de Ergotamina

Pulsa sobre cada imagen para saber más sobre el medicamento concreto
Advertencia: la Ergotamina es un medicamento, por lo que siempre es recomendable actuar con precaución y consultar al médico antes de comenzar cualquier tratamiento.

Forgot your details?