Postparto

5 mitos del posparto

La mayor parte de mujeres embarazadas se pasan todo el embarazo preparando su cuerpo para el momento del parto. Y tras el nacimiento del bebé se encuentran en un momento desconocido: el posparto. ¿Sabes cómo actuar? ¿Sabes qué hay de realidad y qué hay de mito en lo que te cuentan? Hoy te mostramos 5 mitos del posparto que debes tener en cuenta.

mitos de la dieta posparto

Morrowlight || Shutterstock

Mitos sobre los cuidados del posparto

Son muchos los mitos del embarazo que seguro escucharás ahora que estás esperando un bebé, es muy posible que los mitos y verdades del posparto los confirme o los desmienta alguien de tu circulo, pero sin preguntarle a tu especialista nunca sabrás cuáles son ciertos y cuáles no. Veamos los 5 mitos del posparto:

1. Esperar a dar el pecho tras una cesárea

Éste es uno de los grandes mitos del posparto. Si tu parto ha sido por cesárea y alguien te ha dicho que debes esperarte unos días a dar el pecho... ¡Ni caso!

Es cierto que tras una cesárea la mamá no se encuentra en las mejores condiciones para dar el pecho durante el posparto, pero es importante empezar con la lactancia materna a hacerlo cuanto antes. ¿Por qué?

Dar el pecho supone importantes beneficios tanto para el bebé como para la mamá. Está comprobado que la lactancia materna contribuye a que el útero de la mujer recupere antes su tamaño normal después del parto.

Si que es cierto que tras una cesárea, es posible que dar el pecho cueste un poco más que tras un parto normal. Conoce las posturas para la lactancia después de una cesárea y mucha paciencia...

2. No aplicar cremas en el pecho durante la lactancia materna

En principio, no hay ningún inconveniente en aplicar cualquier tipo de crema específica para el cuidado del pecho o crema hidratante, ya que no afectará de ningún modo al bebé.

Lo que sí que se recomienda es aplicar la crema tras la toma y no extenderla ni por la areola ni por el pezón. Si te la aplicas antes, el bebé puede notar el sabor de la crema y tener dificultades para mamar si le resbalan los labios.



3. Usar una faja inmediatamente después del parto

Uno de los mitos de la recuperación posparto dice que debes ponerte una faja inmediatamente tras haber dado a luz...

La realidad es que no debes usar fajas de tipo braga, ya que pueden complicar la cicatrización de la episiotomía e impiden la circulación.

Además con una faja, lo único que puedes conseguir es comprimir la cavidad abdominal. Si te sientes más cómoda llevándola, utiliza una de velcro, de manera que puedas regularla para que te sujete pero sin apretar.

¡Muy importante! Si has tenido un parto por cesárea, no deberás ponerte ningún tipo de faja hasta que la herida haya cicatrizado. Si tu parto ha sido distinto, baraja todos los beneficios de las fajas posparto y pregunta a tu especialista si en tu caso es conveniente usarla.

mitos de la recuperacion posparto

Halfpoint || Shutterstock

4. La mamá no puede bañarse en un mes

Esta afirmación forma parte de los mitos y leyendas del posparto, aunque algo de realidad hay en ella.

Tras el parto, podrás ducharte en cuanto quieras o en cuanto te sea posible. Eso sí... evitando los baños de inmersión en la bañero o en la piscina, al menos durante un mes. Esto es debido a que es el tiempo que tardan las heridas en cicatrizar.

5. Dando el pecho no te quedas embarazada

Es otro de los mitos del posparto con el que hay que tener muuucho cuidado. Es cierto que la hormona prolactina, que es la que segregamos durante la lactancia de forma natural, altera la ovulación y los ciclos menstruales. Conoce toda la información de la lactancia materna como método anticonceptivo. Pero recuerda que no es algo exacto y a cada mujer le afecta de una manera distinta.

Hay mujeres que no ovulan en todo lo que dura la lactancia y otras, en cambio, terminan la cuarentena y empiezan con la menstruación.

Por este motivo, es importante que no te confíes y utilices algún método anticonceptivo.

Hoy hemos hablado con detalle de 5 mitos del posparto pero la verdad es que hay muchos más, que de realidad tienen poco. Algunos de ellos afirman que la subida de la leche produce siempre fiebre y malestar en la mujer, y otros que hay que empezar de inmediato con los ejercicios del periné a pesar de los puntos de la episiotomía, abrigarse mucho durante el posparto o no teñirse el pelo...

Hay que estar bien informadas y no dejarnos llevar por los mitos de la recuperación posparto.

Forgot your details?