Alimentación

La mamá

Mitos y verdades de la alimentación en el embarazo

Durante los meses de embarazo estamos preparando nuestro cuerpo para los grandes cambios que van a acontecer, todo es nuevo para nosotras y por ello, es normal que surjan dudas, especialmente acerca de lo que podemos y no podemos comer y la dieta a seguir. Existen algunos mitos y verdades de la alimentación en el embarazo. Aquí te desvelamos qué hay de realidad y qué hay de mito. ¡Sigue leyendo!

Mitos y verdades de la alimentación en el embarazo

Produce

Si llevas una vida sana, practicas algo de deporte y disfrutas de una alimentación saludable, lo cierto es que poco deberás cambiar en tus hábitos de vida durante el embarazo.

Si por el contrario, crees que tu menú para embarazadas no es el mejor, ahora es el momento perfecto para hacer que tu alimentación sea más nutritiva y equilibrada.

Mitos y verdades de la alimentación en el embarazo

  • Olvídate de la “comida basura”. Verdad verdadera.

Este tipo de comida supone un elevado aporte calórico sin proporcionar las vitaminas necesarias para ti y para tu bebé, y por este motivo no debería formar parte de tu dieta de embarazo. De todos modos, si eres de las golosas… piensa que a nadie le amarga un dulce de vez en cuando.

  • Durante el embarazo es necesario aumentar el consumo de proteínas, hierro y ácido fólico. Verdadero.

Es absolutamente recomendable aumentar el consumo diario de ácido fólico, para reducir el riesgo o evitar padecer algunas malformaciones en el feto como la espina bífida. Si es necesario, tu médico te aconsejará que aumentes el consumo de ácido fólico, hierro y proteínas.

  • Durante el embarazo hay que comer por dos. Falso

Seguramente, a lo largo de todo el embarazo, te habrán repetido esta frase varias veces. Ésta es una creencia antigua a la que en la actualidad no se le da demasiada importancia.

El embarazo supone continuos cambios en tu cuerpo que demandan una cantidad extra de nutrientes, vitaminas y minerales, especialmente durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

Pero, de comer por dos… ¡Olvídate! ¡Aprovecha y planifica tus dietas del embarazo!

Es preferible comer mejor a comer más. Te recomendamos añadir a tu dieta de embarazo todo tipo de frutas, verduras y legumbres. Además, serán perfectas para hacer que tus digestiones sean más ligeras y disminuir los episodios de acidez estomacal.

En esta etapa deberás mantener una dieta equilibrada, que garantice la ingesta de nutrientes, minerales y vitaminas necesarios para ti y para tu bebé. Asegúrate de eliminar los alimentos no permitidos en el embarazo

  • Hay que lavar correctamente frutas y verduras. Verdadero

Sin duda, es una de las verdades sobre la alimentación en el embarazo. Antes de consumir frutas y verduras, es muy importante lavarlas correctamente. ¿Sabes por qué?  Pues el principal objetivo es evitar la proliferación de bacterias, como la Salmonella o la Listeria.

Y también de algunos parásitos, como el Toxoplasma, causante de la conocida toxoplasmosis, que puede afectar a la salud del bebé y provocar partos prematuros. Para evitar el riesgo de contaminación, también puedes pelar las frutas o cocinar las verduras.



 Dietas de embarazo

svry

  • Tengo un antojo. Verdad

Muchos creen que los antojos no existen, pero la realidad es que sí. Son provocados por los cambios hormonales y de endorfinas que se producen en nuestro organismo, y que influyen directamente en el apetito. De hecho, muchas veces nuestro cuerpo pide lo que necesita en cada momento.

En relación a los antojos, algunos afirman que un antojo no satisfecho, provocará una típica “mancha de nacimiento” en el bebé. Sin duda, éste es uno de los falsos mitos de la alimentación en el embarazo.

  • Las náuseas son un rechazo psicológico al embarazo. Falso

Durante el embarazo, el cuerpo sufre numerosos cambios hormonales. En este caso, la hormona encargada de estimular el centro del vómito es la gonadotropina corionica humana (HCG). A ello se le suma un aumento en el nivel de estrógenos y también de progesterona.

Para evitar al máximo náuseas y vómitos os recomendamos llevar a cabo una dieta de embarazo ligera, con comidas frecuentes y menor cantidad.

  • Durante el embarazo hay que suprimir las grasas. Falso

Las grasas suponen un nutriente esencial para el desarrollo del feto. Las grasas insaturadas como el aceite de oliva, los frutos secos o el pescado, son absolutamente necesarias.

Sin embargo, deberemos controlar el consumo de grasas saturadas presentes en los embutidos, la carne, o la bollería industrial, entre otros.

Recuerda que un excesivo aumento de peso durante el embarazo aumenta el riesgo de padecer hipertensión, diabetes gestacional y complicaciones en el parto.

Descubre otros mitos y verdades de la alimentación en el embarazo en otros de nuestros artículos.

Lista de alimentos prohibidos durante el embarazo

Además de estos mitos y verdades sobre la alimentación durante el embarazo, deberás considerar que hay una serie de alimentos no permitidos en el embarazo, y que deberás evitar. Aquí va nuestra lista:

  • Alcohol: ¡por supuesto! El alcohol puede conllevar afectaciones graves a la salud del bebé. Por este motivo los médicos recomiendan no consumir alcohol durante todo el embarazo. Y si estás pensando que por una cervecita no pasará nada… recuerda que las hay sin alcohol. Mucho mejor.
  • Alimentos crudos o poco cocinados: te recomendamos tener precaución con este tipo de alimentos, debido a la posible proliferación de parásitos y bacterias causantes de enfermedades en el bebé.
Lista de alimentos prohibidos durante el embarazo

Syda Productions

Algunos ejemplos: carne poco hecha, embutidos, fiambres, patés, quesos frescos sin pasteurizar, pescado crudo o poco cocinado, sushi.

  • Café: vamos por partes… El café no se encuentra en la lista de alimentos prohibidos durante el embarazo, pero si eres de las que se toma 5 o 6 cafés diarios, deberás tener en cuenta reducir su consumo para prevenir posibles efectos perjudiciales, como el riesgo de aborto o de parto prematuro. Con esto no solo nos referimos al café, sino también a otras bebidas estimulantes como el té, bebidas de cola o bebidas energéticas.
  • Comida “basura”: volvemos a hablar de este tipo de comida de elevado aporte calórico y escaso aporte de nutrientes. Aunque a veces es difícil resistirse a toda la gama de bollería industrial, merece la pena prescindir de ellos. Al fin y al cabo, es por una buena causa.

Generalmente, en los menús para embarazadas se incluyen alimentos vegetales, y se eliminan los alimentos ricos en grasas y azúcar.

  • Algunos pescados: hay algunos pescados que deben estar en la lista de alimentos prohibidos durante el embarazo, como el atún rojo, el lucio, la caballa o el pez espada, que poseen un alto contenido en mercurio y otros metales pesados. Esto puede afectar al desarrollo del bebé y por este motivo se recomienda reducir su ingesta. Hay que tener en cuenta, que por su alto contenido en Omega 3, es importante consumir otros tipos de pescado como el salmón.

En resumen, cuidar tu alimentación durante el embarazo, será de vital importancia para tu salud y también para la de tu bebé.

Ser madre es una experiencia fantástica, indescriptible e incomparable, no olvides llevar una adecuada dieta de embarazo y tu bebé nacerá fuerte y sano.

Forgot your details?