Recomendados

Causas de la endometriosis, cómo identificarla y su tratamiento

A lo largo de la vida de una mujer son diversos los problemas de salud que puede padecer relacionados con su sexo, desde el más común dolor de ovarios, pasando por la amemorrea o dismenorrea y llegando a la endometriosis, una enfermedad que está presente en el tejido endometrial, de ahí su nombre.

Causas y tratamiento de la endometriosis

Cuando se padece de endometriosis lo que ocurre es que este tejido crece fuera del útero pasando a ubicarse en las trompas, en la capa muscular del útero, en los ligamentos pelvianos, en los ovarios o en los órganos abdomino-pelvianos, y esto suele derivar en sangrados abundantes, fatiga crónica, dolores menstruales y problemas de fertilidad (que pueden ser solucionados con los tratamientos de fertilidad adecuados).

 

Pese a ser un problema que padecen alrededor del 10% de las mujeres de todo el mundo en su etapa reproductiva, sigue siendo bastante tabú. Gracias a que algunas celebridades de la talla de la actriz Susan Sarandon han dado su testimonio, parece que las investigaciones y las medidas de precaución se han ido desarrollando poco a poco. También se une el hecho de que es difícil de diagnosticar y, en ocasiones, estos trastornos se entienden como normales.

Causas y síntomas principales de la endometriosis

Lo más habitual es que la endometriosis se detecte entre los 20 y los 25 años. Diferentes estudios desarrollados sobre este tema han dado como resultado que una de las causas de aparición de la endometriosis puede encontrarse en el sistema inmunológico. Más concretamente, en cómo reacciona a determinados estímulos. Otras causas que también hay que tener en cuenta son: el consumo de elementos tóxicos, la ingesta de determinados fármacos, un problema congénito que haga que existan células endometriales fuera del útero o un padecimiento en el sistema endocrino.

Es clave saber cuáles son los síntomas de la endometriosis para ponerle solución una vez que ha aparecido. Entre ellos destacan la dismenorrea (es decir, el dolor que se presenta con la menstruación). De hecho, es el síntoma más común. Pero también: infertilidad asociada, dolor al orinar o defecar, dolor pélvico crónico y dolor cuando se tienen relaciones sexuales (en las cuales, incluso, puede aparecer sangrado).

Es importante tratar de dar con este problema lo antes posible y, por suerte, hoy día existen unidades específicas que se encargan de ello, así que las mujeres que lo sufren no tienen que seguir con su padecimiento en soledad. Ponerse en buenas manos implica que estos profesionales dan con el origen del problema, informan sobre lo que ocurre y cómo tratarlo y que se ponen a disposición de la paciente todas las soluciones posibles.

Posibles tratamientos

Partiendo de la base de que siempre se requiere de un estudio individualizado, existen diferentes posibilidades para las mujeres con endometriosis. Por ejemplo, en el caso de que no se quieran tener bebés, una solución pasa por tomar una medicación determinada.

En el caso de que, por el contrario, sí que se quiera ser mamá en el futuro, una solución pasa por la vitrificación de los ovocitos, ya que una vez que se recurre a cirugía, la función ovárica y la cantidad de óvulos se pueden ver comprometidas.

Forgot your details?