Recomendados

Claves para elegir un buen pediatra para tu hijo

Desde que nace tu primer bebé, una de las cuestiones que quizá más te preocupe es a dónde has de llevarlo cuando necesite la supervisión de un profesional de la salud. Es obvio que todos los padres del mundo desean que sus hijos siempre estén sanos, y no tener que llevarlos nunca a la consulta de un médico, pero la realidad es que incluso aunque ni siquiera se resfríen la visita al pediatra es necesaria.

Cómo escoger un buen pediatra

Imagen: Africa Studio || Shutterstock

Es probable que desde sus primeros días de vida necesites consultar de vez en cuando a un especialista, para trasladarle tus dudas sobre el estado de salud de tu pequeño. Por ello, uno de los primeros pasos que has de dar es el siguiente: encuentra en tu ciudad un pediatra a la medida de tu hijo.

A la hora de buscar un médico al que consultarle todas las dudas sobre la salud de tu hijo, y al que poder llevarlo siempre que el pequeño así lo necesite, uno de los criterios que deberán primar en tu decisión es el de proximidad: que este especialista tenga su consulta cerca de tu domicilio. En caso de no estar cerca, debes asegurarte de disponer de buenas comunicaciones para llegar hasta allí, ya que ante una situación de urgencia será fundamental poder llegar a su consulta rápidamente.

Sin embargo, y además del criterio de proximidad, debes tener también en cuenta otros factores que serán clave a la hora de elegir un buen pediatra para tu hijo.

¿Cómo acertar a la hora de elegir pediatra?

El pediatra es el médico especialista al que trasladarás todas las dudas sobre la salud de tu hijo durante los 14 primeros años de su vida. Es, por lo tanto, un profesional al que confiarás cualquier cuestión relativa al bienestar y la salud y pruebas médicas del recién nacido, y su papel será fundamental durante las primeras etapas de vida de tu pequeño.

Muchos padres deciden escoger un pediatra antes, incluso, de que el niño haya nacido. De esta forma eliminan todas las incertidumbres, y esto les permite tomar la decisión con más tiempo y menos premura que si esperan a que el niño ya haya nacido.

En muchos casos son los propios ginecólogos que siguen el embarazo de las madres quienes aconsejan sobre los mejores pediatras a los que acudir con el niño. Pero también, en otras ocasiones, la decisión de elegir un pediatra u otro puede venir determinada por el criterio o la opinión de amigos que ya tienen niños, o de cualquier otro familiar cercano a los padres.

Otro de los aspectos clave a la hora de elegir el pediatra para tu hijo es que tengas en cuenta los honorarios que cobra ese profesional por su trabajo. Y es que, aunque los padres siempre quieren lo mejor para sus hijos, han de tener los pies sobre la tierra y saber si podrán costear o no las consultas de sus pequeños con este especialista.

La disponibilidad del pediatra es otro de los aspectos fundamentales y que los padres más valoran a la hora de decantarse por un profesional u otro. En este sentido, hay que conocer cuáles son los horarios de visita del pediatra, si es fácil ponerse en contacto con él en cualquier momento, si este profesional realiza visitas a domicilio, y si cuenta con un sustituto para cuándo él o ella se vaya de vacaciones.

Finalmente, es conveniente también que, antes de elegir un pediatra para tu hijo, te tomes la molestia de conocerlo previamente a la primera consulta, y que puedas preguntarle todas las dudas que tengas sobre su método de trabajo, y sobre su línea de pensamiento profesional.

Forgot your details?