Recomendados

Claves para saber cómo llamar a tu bebé

Seguramente, la decisión más difícil que tengáis que tomar cuando se confirme el embarazo es qué nombre le vais a poner al bebé. Hay parejas que desde mucho antes del embarazo lo tienen claro, pero para otras es un gran quebradero de cabeza. Debe ser un nombre que os guste a los dos, de consenso, pero también un nombre bonito, del que luego no os arrepintáis. También es importante tener en cuenta los apellidos para evitar rimas o juegos de palabras que perseguirán al futuro niño toda la vida.

Cómo escoger nombre para tu bebé

El significado

Un nombre debe tener un significado, no podemos escoger un nombre al azar. Hay quien elige el mismo nombre de sus padres, abuelos o tíos para recordar a una persona que ha sido muy importante en sus vidas, en algunas familias existe la tradición de heredar el nombre de padres a hijos... y otras muchas veces lo elegimos porque nos gusta. En cualquier caso, siempre podemos visitar la web de significado de nombres y comprobar el significado del nombre elegido. Pero antes, claro está, tenemos que decidirnos por uno.

Los nombres más habituales

Igual que pasa con la ropa o la música, los nombres en general no están exentos de modas, como tampoco lo están los nombres más populares para los bebés de hoy en día. Si nos fijamos en las niñas, a partir del 2.000 mandan las María, Lucía, Paula, Laura o Andrea. Marta, Alba, Sara, Ana y Nerea completan un top 10 que poco a poco ha ido incorporando nombres más cortos y sencillos, alejándose de los nombres habituales décadas atrás, muchos de ellos compuestos. Eso sí, la tradición manda y las María (solas o en nombre compuesto) siguen al frente.



En el caso de los chicos, Alejandro, Daniel y David son los tres nombres más populares no solo desde el 2.000 sino desde los años 90. A ellos se suman los Pablo, Adrián, Javier, Álvaro, Sergio, Carlos o Jorge mientras que otros como Iván, Antonio, Manuel, José o Francisco, que en décadas anteriores copaban las primeras posiciones, empezaron a perder terreno en los años 90 y ya no son tan habituales como antaño. Quizá sean nombres menos innovadores que los de las niñas, pero aquí también han desaparecido los nombres compuestos.

También hay que tener en cuenta las diferencias geográficas entre las diferentes comunidades autónomas y provincias españolas. Un nombre muy habitual en Andalucía no tiene por qué estar tan repetido en Cantabria y viceversa, y luego están los nombres propios de cada comunidad autónoma con lengua propia. Nombres en catalán, en euskera o en gallego que, cosas de la globalización a pequeña escala, poco a poco se van abriendo hueco en el resto de España. Y también son cada vez más habituales los nombres que traen consigo los inmigrantes que pasan a formar parte de nuestra comunidad.

Nombres originales

Finalmente, hay que hablar de los nombres originales. Quizá recuerdes el mediático caso de Lobo, al que en el Registro Civil no querían inscribir con ese nombre. Los padres llevaron el caso ante la justicia, y Lobo ya se admite como nombre. Y luego están los nombres “famosos”. Por ejemplo, en España tenemos más de 600 Shakiras, y entre los nombres más jóvenes están los Neymar, Daenerys (1,9 años de media en 2015), Arya (1,5), Naevia (1,3) o Cataleya (1,1).

Si quieres ser el más original, Ot es el nombre más corto -y solo hay algo más de 550 en toda España-, y Transfiguración el más largo -15 letras- y uno de los menos habituales, con solo 19 personas que se llaman así. ¿Te hemos ayudado a elegir nombre? Recuerda que siempre podéis hacer una lista de posibles nombres e ir descartando hasta quedaros con uno, consultando antes sus significados.

Forgot your details?