Consejos para padres

Cómo pasear en bici con tus hijos desde pequeñitos

Todo el mundo sabe que montar en bici es genial, y además es también un ejercicio excelente para realizar en familia y pasar así tiempo de calidad juntos. Por un lado, disfrutamos de hacer una actividad física al aire libre, inculcando en nuestros hijos el hábito de practicar actividades saludables en su tiempo de ocio. Y por otro, al realizar una actividad conjunta en familia en  la que todos nos ayudamos, conseguimos reforzar los vínculos que nos unen.

Sillitas para montar en bici con tus hijos

Con niños mayores no hay problema, pueden ir solos en sus bicis, incluso seguir tu ritmo. Pero... ¿y hasta entonces? ¿A que sería genial poder llevar a tus pequeñines contigo en bici a todas partes?

Además, para los niños montar en bici con sus padres es una gozada. Estar al aire libre y sentir la brisa en la cara mientras van subidos en la bici de Papá o de Mamá no tiene precio para ellos. Y para los papás es, además, un excelente ejercicio. Pero, ¿cómo hacerlo de manera que vayan seguros a bordo, disfruten de todo el paisaje que les rodea y vosotros no tengáis que preocuparos por si pierden la estabilidad?



Pues bien, para eso están accesorios como los de WeeRide, unas comodísimas sillitas para niños que les permiten montar en la bici de sus papás sin tener que preocuparse de otra cosa que pasarlo en grande a bordo. Este sistema está revolucionando la manera de pasear en bici en familia, así que si estás pensando en un regalo original para el Día del Padre, esta es sin duda una magnífica idea.

En las sillitas WeeRide el niño va delante, sentado como nosotros, contemplando el mismo paisaje que vemos y disfrutando del viaje tanto como los mayores. Así que es muy fácil hablar con ellos durante el paseo, señalar cosas en el camino, cantar juntos... En definitiva, están viviendo las mismas experiencias que nosotros, ¡y todos lo pasamos muy bien!

Llevarlos detrás, como se suele hacer sin una de estas sillitas, es una experiencia totalmente distinta para ambos: van pegados a nuestra espalda, y de ese modo ven el paisaje que tienen a ambos lados, pero se pierden toda la parte delantera del mismo. Además, hablar con ellos así es muy difícil, ya que se pierde gran parte de la comunicación que podríamos mantener y tampoco les vemos, por lo que nos falta información sobre si les está gustando la experiencia o no. En definitiva, lo mejor es poder llevarlos delante y bien sujetos, posibilidad que nos ofrecen las sillitas que te comentamos. Puedes conocerlas mejor en este vídeo:

https://youtu.be/AQmkgrI1iy0

Además, las sillitas WeeRide incorporan un reposa-cabezas para las siestas de los peques durante el paseo, y con su sistema patentado de montaje el peso del niño queda repartido por igual a lo largo de la bici, con lo que la ésta es súper estable. Como ves ahora ya podéis disfrutar de los fantásticos paseos familiares en bici que siempre has soñado, aunque tus hijos sean aún muy pequeños. Es muy fácil subirse y bajarse de la bici con la sillita puesta, y se puede instalar en todo tipo de bicis.

No te lo pienses y, ahora que sabes que existen estas sillitas, empieza a planificar una divertida excursión familiar sobre ruedas... ¡lo pasaréis fenomenal juntos!

Forgot your details?