Recomendados

¿Qué medio de transporte es más cómodo si viajas en estado?

El hecho de estar embarazada no tiene por qué impedirte que sigas con tu vida de forma normal. No será lo mismo, pero durante esos 9 meses puedes viajar sin problemas. La gran duda suele llegar al elegir medio de transporte: por carretera, en tren, en avión... Según el viaje que quieras hacer tendrás más o menos opciones para elegir, pero ante todo debe primar tu comodidad, así que vamos a analizar qué medio de transporte es más confortable durante el embarazo. Si además viajas con tus otros hijos pequeños, no te pierdas los mejores trucos para viajar con niños.

El tren, la mejor opción

Si hay un medio de transporte que destaca por encima de todos es el tren, la opción ideal para las embarazadas. Prácticamente todo es positivo, desde la comodidad de los asientos -más amplios que los del autocar o el avión- hasta la ventaja de poder andar por el vagón durante todo el viaje o unos baños más cómodos, pasando por la posibilidad de acercarnos a la cafetería mientras estiramos las piernas. La única pega, las maletas, así que intenta viajar con alguien que pueda llevarlas, ahorrándote cargar con ellas.

Qué transporte escoger durante el embarazo

Imagen: PaeJar || Shutterstock

El avión, una opción muy interesante

Uno de los medios de transporte más indicados para los viajes largos es el avión, aunque tiene ciertas limitaciones. Las embarazadas con gestaciones de alto riesgo no deberían volar durante todo el embarazo, y en el último mes de embarazo tampoco se recomienda volar. Pero el gran problema son los impedimentos que nos ponen algunas aerolíneas, que exigen un certificado médico donde se indique que el embarazo es normal o el tiempo exacto de gestación. Por eso se recomienda informarse antes de volar, consultando siempre al médico sobre lo adecuado o no de coger un vuelo en esta situación.



Al poder elegir asiento, siempre es mejor escoger uno junto al pasillo. Te facilitará pasear unos 5 o 10 minutos cada hora, reduciendo así el riesgo de trombosis venosa durante los vuelos largos, o salir al baño. El cinturón debes ponértelo bajo el abdomen, y además de los típicos ejercicios de piernas y pies cuando estés sentada no te olvides de hidratarte bien. La humedad en los aviones es muy baja, así que tendrás que beber bastante agua.

Por carretera: el coche mejor que el autocar

Si no tienes más remedio que viajar por carretera, el coche es la mejor opción. Así como cuando surge la pregunta de si se puede ir en bicicleta durante el embarazo algunos especialistas recomiendan hacerlo únicamente durante el primer trimestre, lo cierto es que las embarazadas no tienen ningún problema para conducir, aunque en los meses finales se recomienda evitarlo siempre que puedas. Parar unos 10 minutos cada 2 horas para estirar las piernas, y en verano evita las horas de más calor. Si no conduces, haz ejercicios con los pies mientras estés sentada; y no olvides ponerte bien el cinturón de seguridad: la cinta inferior bajo el vientre y la superior al hombro, entre los dos pechos.

De todos los medios de transporte que tenemos, el autocar es el menos cómodo estando embarazada, así que solo lo utilizaremos como último recurso. Entre sus problemas, no suelen tener cuarto de baño, no hay espacio para andar y el tiempo entre paradas es bastante largo. Cuando viajes en autocar recuerda ponerte bien el cinturón de seguridad -es obligatorio-, y haz regularmente ejercicios de pies y piernas. Tampoco te vas a poder mover demasiado. Para moverte por la ciudad el autobús es aceptable, pero el autocar no es una buena opción.

Más allá de estos medios de transporte -los más habituales- tenemos el barco. Si vives en una isla o en una zona donde sea habitual desplazarse en ferry, debes saber que embarcarse no es demasiado recomendable por culpa de las náuseas y el malestar que puede generar, en especial si hay olas. En cualquier caso, puedes tener en cuenta nuestros consejos para viajar en barco durante el embarazo y asegúrate de conocer las normas de la naviera respecto a las embarazadas. Y si vas de crucero, tómatelo con calma -no todas las excursiones son obligatorias- y mejor ve por zonas no muy calurosas.

Forgot your details?