Alimentación

Salsa de pesto en el embarazo

¿Qué puedo comer y qué no estando embarazada? ¿puedo comer pasta? ¿es posible tomar la salsa de pesto en el embarazo? ¿alguno de sus ingredientes son alimentos prohibidos en la etapa de la gestación? Desmiguemos uno a uno sus ingredientes.

Como es normal, desde que sabes que estás esperando un bebé, te surgen preguntas sobre la alimentación y los hábitos más saludables. En este artículo desvelamos si puedes tomar pesto en el embarazo. Sigue leyendo y averígualo.

Se puede comer pesto embarazada

Stepanek Photography

¿Puedo comer albahaca durante el embarazo?

El hecho de estar embarazada no significa que debas evitar las hierbas aromáticas o algunas especias.

Se dice que la albahaca está contraindicada, pero debemos ser más específicos, se puede añadir un toque a una salsa de pesto a guisos o sopas, incluso en una pizza casera o una en una ensalada con mozzarella y tomate.

Sin embargo, se debe evitar la ingesta de albahaca en el embarazo en grandes dosis, en formato aceite o como suplemento concentrado. Si tomas grandes cantidades de estos compuestos sus activos estimulan o irritan el útero en las mujeres embarazadas, lo cual no es nada beneficioso para el embarazo.

Por lo tanto, puedes comer albahaca en la gestación con total seguridad como una hierba culinaria en pequeñas cantidades.

Además, debes saber que la albahaca contiene antioxidantes, denominados flavonoides que ayudan a eliminar los deshechos del cuerpo y a estimular el sistema inmunológico.

También es muy frecuente encontrar la albahaca como un remedio natural para contribuir a equilibrar los niveles de azúcar en sangre.

El uso del ajo en esta receta es muy habitual, por ello, debes despejar la duda sobre si el ajo es abortivo o no. 

El queso grana padano en el embarazo

Son recomendables los quesos curados en el embarazo como: la mozzarella, el parmesano, el provolone, el feta, el emmental y otras variedades de este tipo de manera moderada.

A la hora de consumir el queso grana padano en el embarazo, simplemente hay que tener precaución y vigilar que no contenga moho, dado que es muy perjudicial en el embarazo.

Es un ingrediente de la receta de la salsa de pesto muy nutritivo y saludable para añadir a la dieta de la embarazada con moderación, gracias a su aporte de calcio.

Es imprescindible prestar atención y no comerse la corteza de los quesos, ya sea del parmesano o cualquier otra variedad, y recuerda que si adquirieres quesos más tradicionales y de origen casero pueden no estar pasteurizados.

¿Puedo comer ajo durante el embarazo?

Por otro lado, no tomes quesos blandos madurados como: el brie, el queso azul, el cambonzola, el camembert a no ser que se cocinen bien previamente. Estos quesos tienen el riesgo de causar la listeriosis.

Te invitamos a conocer algunas recetas para futuras mamás con los quesos más aconsejables durante tu dulce espera.

La ingesta de piñones durante el embarazo está recomendada

La proteína es muy importante para la dieta de una mujer en estado. Es más se debe incrementar su consumo en esta etapa, dado que proporcionan aminoácidos esenciales para la construcción de nuevos tejidos.

Para asegurarte de tomar diariamente tu dosis necesaria de aminoácidos debes tomar leche, legumbre de soja y frutos como el sésamo, las pipas de girasol, las avellanas o los piñones. Estos alimentos son ricos en proteínas de alta calidad y vitaminas.

En concreto, la ingesta de piñones durante el embarazo está altamente recomendada dado su contenido nutricional y forman parte de una alimentación saludable.

Además, es rico en ácidos grasos esenciales, entre los que podemos mencionar el ácido graso omega-6 y el ácido graso omega-3, fundamentales para cuidar nuestro sistema cardiovascular y la salud de nuestro cerebro.

Los piñones son unos frutos secos excelentes para las parejas que deseen tener hijos, gracias a su riqueza en zinc, un nutriente esencial fundamental para el buen funcionamiento de los espermatozoides y contribuye a la fertilidad.

 

¿Es posible comer salsa de pesto en el embarazo?

Ahora que hemos repasado cada uno de los ingredientes de esta salsa, recuerda que siempre en tu estado pueden surgir problemas con las intolerancias o alergias.

Por ello, te recomendamos que repases con tu médico los alimentos más recomendados en la gestación y si la salsa de pesto está indicada o no en tu caso.

En resumen, podemos afirmar que se puede comer pesto embarazada y el queso parmesano con pasta o con el plato que decidas acompañar de esta salsa, siempre con moderación. ¡Qué aproveche!

Forgot your details?