El recién nacido

Leche de fórmula

¿Se puede cambiar la leche sin consultar al pediatra?

 ¿Se puede cambiar la leche sin consultar al pediatra? ¿Tiene consecuencias?. Durante esta etapa todo serán dudas y más dudas. Es lógico y normal.

Si eres primeriza, no te preocupes, poco a poco irás despejando todas tus dudas. No estás sola y, en este caso, el pediatra será tu mejor aliado, así que tranquila.

Se puede cambiar la leche sin consultar al pediatra

Art_Photo

¿Tu bebé acumula demasiados gases? ¿Observas que la leche que toma no es de su agrado o le sienta mal? Antes de cambiar la leche de tu peque tienes que tener en cuenta una serie de aspectos.

Cambiar la marca de leche del bebé

Durante los primeros años su vida la leche es indispensable en la alimentación, lo mejor sería poder alimentarlo los primeros 6 meses con leche materna exclusivamente.

Pero, a veces, es necesario sustituirla o complementarla con leche de fórmula o incluso si ya has optado por este alimento, en ocasiones,  requiere cambiar la marca de leche del bebé.

Si observas que tu hijo tiene gases excesivos, heces sueltas, erupciones cutáneas, fatiga y vómitos, es probable que haya desarrollado una alergia a la lactosa. Consulta este problema con tu pediatra para conseguir cambiar la marca de leche de tu bebé.

En ocasiones, si el bebé tiene gases en exceso o otras molestias, el error puede estar en la preparación del biberón, así que presta atención y descubre paso a paso cómo dar el biberón. 

Si compruebas que tu hijo es alérgico a la lactosa existen otras opciones que también aseguran su buena alimentación:

  1. Leche de soja: la fórmula de soja se deriva de la proteína vegetal y es una opción aceptable para los padres veganos. Según un estudio de 1992 publicado en “Terapéutica clínica” los investigadores determinaron que los bebés alimentados con una dieta de fórmula de soja experimentaron una disminución en gases, irritabilidad, diarrea y síntomas cólicos.
  2. Jarabe de maíz: se añade a la leche en lugar de la lactosa para evitar las reacciones propias de la intolerancia.
Cambiar la leche de fórmula

Didesign021

A algunos padres les preocupa que el gas excesivo y otras molestias propias de las caquitas de sus bebés sean síntomas de alergia a la leche de vaca, pero en realidad, la alergia a la leche de vaca es extremamente inusual.

Las consecuencias del cambio de la leche en bebés

Seguro que una de las cosas que más te preocupan de este cambio es si va a suponer consecuencias para tu bebé. Si éste se adaptará rápidamente o lo pasará mal con el cambio.

La inmadurez en el sistema digestivo de los niños, supone que todo en lo referente a la alimentación debe ser bien supervisado y llevado a cabo mediante un proceso cuidadoso para así poder observar cualquier anomalía o cambio.

En cualquier caso, lo primero es informarte sobre todos los tipos de leche artificial que existen actualmente y decantarte por la que mejor se adapte a las necesidades de tu recién nacido.

Si vas a cambiar de marca, este paso debe ser gradual, cada leche de fórmula tiene distintos componentes o consistencia.

  • En este caso puedes en el mismo biberón sustituir una o dos cucharaditas por la nueva fórmula.
  • Si el bebé no ha tenido reacción negativa entonces cada dos días se le va aumentando de una en una las cucharadas o medidas de la nueva fórmula hasta llegar a su totalidad en la preparación.
  • Respeta las etapas de la nueva fórmula, así como su preparación.
  • Para que una fórmula sea correcta y no dañe al bebé debe estar preparada en las medidas específicas, ni más disuelta ni menos.

cambiar marca leche bebé

Si cambias de leche sin haberlo consultado con el pediatra es posible que tu hijo pueda sufrir las siguientes consecuencias:

  • Sarpullidos.
  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Cólicos.
  • Problemas gástricos.
  • Problemas intestinales, entre otros.

Por lo tanto a la pregunta ¿se puede cambiar la leche sin consultar al pediatra?, la respuesta es que no, y en tal caso, el bebé puede sufrir ciertas consecuencias. Debido a que su sistema digestivo se ha acostumbrado a esa marca de leche artificial y sus componentes.

Cualquier cambio de marca o fórmula ha de ser antes consensuada con el pediatra para que dé su aprobación.

Por lo demás, no hay nada de lo que debas preocuparte excesivamente. Verás como tu hijo se adapta y crece sano y feliz. 😉

Recuerda que la leche es el alimento principal de tu hijo, por lo que ha de ser completo y adecuado para su desarrollo.

Forgot your details?