Semanas

Enfermedades

Tiroides durante el embarazo

tiroidesTanto el exceso de función tiroidea como la falta de la misma, sea la causa del tipo que sea, no permite que haya la suficiente actividad nutritiva de la mucosa del útero, lo que dificulta la implantación del óvulo. Así, el índice de riesgo de aborto en el primer trimestre es mayor para una mujer que sufra alteraciones en la glándula tiroides que en la media de la población.

Sin embargo, éste no debe de ser un motivo para que la mujer con esta patología desista en su idea de quedarse embarazada. En ningún caso conviene “medicalizar” la decisión, bastará con que en el momento del parto le asista un equipo de médicos especializados en neonatología. Una simple prueba en el talón del recién nacido será suficiente para determinar la función tiroidea del pequeño.

En el caso de que la alteración tiroidea que sufre la madre sea causada por la enfermedad de Graves, su hijo tendrá anticuerpos que estimulen la tiroides puesto que la madre habrá transmitido al feto su experiencia inmunológica durante los últimos días de gestación.

Aunque el bebé nazca con hipertiroidismo o hipotiroidismo, el tratamiento médico que recibirá será conservador y en ningún modo agresivo. Tan sólo es probable que se desaconseje a la madre la lactancia puesto que sus anticuerpos también se encuentran en la leche materna y el aparato digestivo del recién nacido no está preparado para ello.

Tratamiento:

Para controlar el hipotiroidismo, la terapia más eficaz será la de administrar la hormona tiroidea levotiroxina (T4) en su forma sintética hasta conseguir normalizar la cifra de TSH y corregir la escasa producción de hormonas. Se trata de un tratamiento sencillo cuyos resultados debería de notar el paciente en pocos meses, pero que seguramente deberá de seguir a lo largo de toda su vida.

Por otra parte, el grado de hipertiroidismo que afecte al paciente y el motivo de la alteración determinarán el tratamiento a seguir. De cualquier modo, y aunque no exista una dieta específica que pueda aplicarse en general a estos pacientes sino que debe elaborarse en función de cada caso específico, sí debe de llevar una alimentación exenta de sal yodada.

Asimismo, si la causa de la hiperfunción es la enfermedad de Graves, el enfermo deberá tomar preparados antitiroideos que controlen la función tiroidea cuando se produzcan los brotes de hiperfunción.

Si el origen del exceso en la producción de hormonas tiroideas se debe a nódulos tiroideos, se les aplica yodo radiactivo para eliminarlos y reducir así la actividad de la tiroides hasta alcanzar un grado normal. Sólo en el caso de que el bocio nodular tóxico cause compresión sobre la tráquea se aconseja la cirugía para solucionar el problema.

©2015 elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?