Semanas

Complicaciones del embarazo

Tratamiento para un embarazo molar

Grafico de una histerectomía

Grafico de una histerectomía

Los embarazos molares son diagnosticados a través de un ultrasonido. Con este examen se miden los niveles de hCG (gonadotropina coriónica) y tanto en el caso de un embarazo molar completo como en el parcial se produce un desequilibrio. Cantidad excesiva para el primer caso y muy bajo para el segundo.

Cómo el médico necesita descartar cualquier complicación adicional, tal vez ordene que te hagas un radiografía toraxica, con esta prueba será determinado si las células del embarazo molar se han extendido hacia los pulmones.

Para extirpar el la mola hidatidiforme se empleas 3 técnicas:

La cirugía, quimioterapia y la radioterapia

La cirugía consiste en absorber el tejido del útero hasta estar convencidos que no queda  ningún residuo de el, el legrado uterino es empleado para este procedimiento.

Otra alternativa es practicar una histerectomía (retirar el útero), pues en situaciones de embarazos molares completos existe el riesgo de que la mujer vuelva a desarrollar tejido  molar. Las pacientes mayores de 40 años, o aquellas que no consideran la idea de volver a embarazarse son las más cercanas a esta intervención.

La radioterapia junto a la quimioterapia se practican cuando la mujer no ha podido eliminar la mola hidatidiforme por completo y por lo tanto se ha creado un coriocarcinoma. Con la adecuada medicación es posible revertir la enfermedad.

Luego de las operaciones se espera que los niveles de hCG alcancen los estandares normales. Los especialistas recomiendas efectuar controles durante 1 año y pensar en un próximo embarazo pasado este tiempo.

 

©2015 elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?