Ampicilina en el embarazo

La ampicilina es un antibiótico bactericida de amplio espectro muy parecido a la penicilina. Está indicada en el tratamiento de infecciones del aparato genitourinario, infecciones del aparato respiratorio, infecciones del aparato gastrointestinal y para la meningitis.

La ampicilina es un antibiótico que perteneciente al grupo de las penicilinas que se utilizan para tratar infecciones causadas por bacterias y actúan matándolas. Hay diferentes tipos de penicilinas; cada una trata diferentes tipos de infecciones. Por ello no siempre puede cambiarse un tipo de penicilina por otro. Se utiliza principalmente para combatir algunas infecciones como las infecciones de oído, de pulmón, la neumonía, bronquitis, infección de las vías urinarias, salmonleosis o listeriosis.



Este medicamento está disponible en tabletas, cápsulas, suspensión y solución inyectable para uso intramuscular o intravenoso. El nombre comercial más conocido de este antibiótico genérico es Binotal pero existen muchos más marcas que comercializan este principio activo como Britapen, Gobemicina o Retarpen.

La ampicilina atraviesa la barrera placentaria y se excreta en la leche materna. No se conocen efectos teratogénicos en humanos por ampicilina, por lo que su administración durante el embarazo y la lactancia es posible siempre y cuando exista una indicación justificada. La administración de ampicilina durante el primer trimestre del embarazo deberá realizarse bajo la supervisión del médico tratante.

Antes de tomar ampicilina durante el embarazo se han de tener en cuenta las siguientes precauciones:

  • Conocer si se es alérgico a este antibiótico
  • Informar al especialista de la existencia del embarazo
  • Comunicar al especialista si se está tomando otro tipo de medicación para saber si se pueden sufrir interacciones con otros medicamentos
  • Poner en conocimiento del médico si han padecido o se padecen enfermedades del riñón, del hígado, alergias, asma, problemas estomacales o enfermedades de la sangre.

¿Puedo tomar Ampicilina si estoy embarazada?

Sí, puedes consumir Ampicilina durante el embarazo

El consumo de Ampicilina durante el embarazo o la lactancia está permitido. El uso de la ampicilina está contraindi­cado en los siguientes casos: personas con antecedentes de hipersensi­bi­lidad a cualquier penicilina; infecciones oca­sionadas por organismos productores de peni­cilinasa; pacientes sensibles a cefalosporinas, mononucleosis infecciosa y otras en­fermedades virales; así como en pacientes con leucemia.

Un médico puede no recomendar el consumo de ampicilina a una persona que sufra alguna enfermedad gastrointestinal o renal. Si el paciente sufre alguna de estas enfermedades o tiene reacciones alérgicas al tomar otras penicilinas, se debe informar primero al médico para que pueda supervisar adecuadamente el tratamiento y detectar rápidamente cualquier reacción adversa que aparezca.
Ver todos los medicamentos Permitidos

Posibles efectos secundarios de la Ampicilina en la embarazada

La ampicilina no es un medicamento que se caracterice por tener demasiados efectos secundarios, sin embargo el algunos pacientes podrían presentarse algunas reacciones graves a este medicamento como:

  • Malestar estomacal.

  • Vómitos.

  • Diarrea.

  • Sarpullido que en ocasiones puede llegar a ser severo.

  • Prurito.

  • Infección vaginal.

  • Dificultades con la respiración.

  • Urticarias.

  • Hinchazón de la lengua, labios o cara


La mayoría de estos efectos secundarios son reversibles una vez se termina o se interrumpe el tratamiento. Si aparece cualquiera de estos efectos secundarios, se debe dejar de tomar ampicilina y buscar atención médica inmediata. Sin embargo, si aparecen efectos secundarios menos graves como dolor abdominal, náusea leve o picazón, en general se puede seguir con el tratamiento. Si aparece cualquiera de estos efectos secundarios se debe consultar a un médico.

En caso de que se produzca una sobredosis deberá efectuarse un lavado gástrico o una inducción al vómito y se aplicará un tratamiento sintomático.

 

 

Categoría B

la Ampicilina es un medicamento de Categoría B porque los estudios realizados sobre los efectos de este medicamento en el embarazo muestran que no hay evidencia de riesgo para las personas al tomarlo.

Ampicilina durante la lactancia

Durante el embarazo se puede tomar ampicilina con total seguridad. Sin embargo, durante la lactancia puede provocar reacciones alérgicas, diarrea o infección en el bebé si la madre toma ampicilina. Lo mejor es consultar a un médico antes de tomar ampicilina durante el embarazo o la lactancia.

En los estudios de reproducción en animales no se revelaron evidencias de alteraciones sobre la fertilidad, o daño al feto debidos a la penicilina. Sin embargo, no existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas.

Debido a que los estudios de reproducció­n animal no siempre permiten predecir la respuesta humana, la penicilina se deberá usar en el embarazo sólo cuando sea claramente necesario.

Los antibióticos de la clase de ampicilina se excretan por la leche ma­­terna. El uso de este antibiótico en madres lactando puede conducir a la sensibilización del infante; por tanto, se deberá decidir si la madre interrumpe la lactancia, o bien, el uso de ampicilina, considerando la importancia del medicamento para la madre.

Interacciones de la Ampicilina con otros medicamentos

Algunos medicamentos pueden interaccionar con la ampicilina y hacerla menos eficaz o incluso inútil para tratar algunas infecciones, por otro lado, puede o bien aumentar o disminuir la eficacia de ciertos medicamentos. En el caso del alopurinol existe una mayor probabilidad de que aparezcan erupciones cutáneas, sobre todo en pacientes hiperuricémicos. Los antibióticos bacteriostáticos pueden interferir con el efecto bactericida de las penicilinas. Los anticonceptivos orales pueden perder parte de su eficacia, así como aparecer sangrado. El probenecid reduce la secreción tubular renal de la ampicilina, lo que se traduce en una mayor toxicidad de esta. Por tanto, una persona debe informar al médico sobre todos los medicamentos que esté tomando para poder prever todas las interacciones posibles.

Principales marcas de Ampicilina

Pulsa sobre cada imagen para saber más sobre el medicamento concreto
Advertencia: la Ampicilina es un medicamento, por lo que siempre es recomendable actuar con precaución y consultar al médico antes de comenzar cualquier tratamiento.

Forgot your details?