Ecografías

La ecografía de las 20 semanas

La ecografía  de las 20 semanas, también conocida como ecografía morfológica, es la ecografía del segundo trimestre del embarazo y se realiza fundamentalmente para llevar a cabo un examen detallado de la morfología del bebé y diagnosticar en cada caso posibles anomalías en su desarrollo.

La “eco” de las 20 semanas es una ecografía normal, de rutina, parecida a la ecografía de las 12 semanas o a la primera ecografía del embarazo, es decir, es una prueba médica rutinaria y que se realiza sobre el abdomen de la embarazada.

Ecografía de 20 semanas de embarazo

La ecografía morfológica es la segunda ecografía del embarazo obligatoria y se realiza junto con otras pruebas médicas rutinarias de peso, tensión, de sangre y orina. Es una técnica inocua, sencilla e indolora, así que puedes estar tranquila.

¿Qué se ve en la ecografía de las 20 semanas?

Seguro que antes de que te realicen la segunda ecografía, estarás ansiosa por saber qué se ve en la ecografía morfológica de las 20 semanas. Debes saber que es una ecografía con un alto valor diagnóstico, ya que en ella podemos ver la morfología del bebé. A partir de la semana 20 de embarazo, el médico podrá así evaluar sus órganos con precisión y valorar el desarrollo de posibles anomalías o malformaciones.

Además, en la ecografía morfológica se puede examinar mejor las partes del cuerpo y el esqueleto del bebé, como el cráneo, la columna vertebral y las extremidades superiores e inferiores, así como sus órganos vitales, como el cerebro, el corazón, los riñones, el estómago y la vejiga. Los médicos también podrán valorar el bienestar de la placenta y del líquido amniótico.

Y lo más importante: la ecografía de las 20 semanas permite confirmar el sexo del bebé, algo que la convierte en una ecografía no sólo diagnóstica, sino también emocional. ¿Será niño o niña? Pronto lo descubrirás.

Forgot your details?