Dolores musculares en el embarazo

Los dolores musculares durante todo el embarazo son una de las molestias más comunes que sufren las embarazadas. El cuerpo de la mujer experimenta innumerables cambios durante la gestación y eso causa tensión y rigidez en casi todos los músculos y articulaciones.



A medida que el útero se expande, la embarazada puede sentir dolores en la espalda, de abdomen, en la zona de la ingle y los muslos. También es común notar dolor cerca del hueso pélvico debido a la presión de la cabeza del bebé, al aumento de peso y  a la flexibilización de las articulaciones.

Algunas mujeres embarazadas también se quejan de dolor que se extiende desde la parte baja de la espalda hacia la parte trasera de una pierna hasta la rodilla o el pie. A esto se le llama ciática, se produce cuando el útero ejerce presión sobre el nervio ciático.

 

CONSEJOS

  • Bajar la intensidad del ejercicio

    Si habitualmente se practica algún tipo de deporte, es recomendable bajar la intensidad durante el embarazo sobre todo si se sufren dolores musculares a causa de éste.

  • Controlar el peso

    No aumentar en exceso de peso durante el embarazo ayudará a evitar la tensión sobre los músculos. 

  • Mantener una postura corporal correcta

    Ayuda a evitar o diminuir el dolor muscular.

  • Elevar la zona donde se siente dolor

     Para estimular la circulación de la sangre

Posibles causas del Dolores musculares en el embarazo

Según las causas que den origen a los dolores musculares las embarazadas pueden sentir diferentes tipos de dolor:

  • Dolor lumbar, esta zona es la más afectada porque soporta el peso del bebé y la presión que ejerce sobre el cuerpo de la mujer

  • Dolor en los músculos abdominales, este tipo de dolor se siente en las costillas bajo del pecho y está relacionado con el aumento de peso del bebé que empuja hacia delante.

  • Dolor de glúteos, el dolor en el nervio ciático puede producir  irritación en esta zona por la tensión de la musculatura y provoca un dolor que va desde el glúteo hacia la parte posterior de la pierna.

  • Dolor en las cervicales, el cuerpo de la mujer experimenta cambios de posición y tensiones que hacen que se produzca dolor en los hombros y en el cuello de la mujer.

Advertencia
Si el dolor es muy intenso y el único tratamiento posible son los fármacos, es muy importante consultar con un médico antes de tomarlos ya que podrían tener efectos nocivos para el bebé.

Tratamientos para aliviar el Dolores musculares

Dependiendo del tipo de dolor que se sufra se aplicará un tratamiento específico, pero existen algunos tratamientos que se pueden realizar para tratar y aliviar diferentes dolores musculares:

  • Realizar ejercicios de estiramiento adaptados a embarazadas: La tensión excesiva de los músculos puede incrementar el dolor. Es muy aconsejable realizar ejercicios de estiramiento para soltar los músculos ya que ayudan a evitar y aliviar la tensión muscular.

  • Aplicar frío para disminuir la inflamación de los músculos: El frío contrae los vasos sanguíneos lo que ayuda a disminuir el malestar.

  • Utilizar fajas de embarazo para aliviar el peso: cuando el útero se expande también lo hacen los músculos y ligamentos que lo sustentan. Las fajas alivian el peso adicional y previenen el dolor muscular en el abdomen.

  • Masajes de los músculos dañados: El masaje facilita una buena circulación de la sangre y el oxígeno es esencial para la reparación celular tejidos.

aliviar el Dolores musculares de forma natural

Remedios para aliviar el Dolores musculares en el embarazo

Durante el embarazo no es aconsejable tomar ningún tipo de medicación para aliviar el dolor. Utilizar remedios naturales es lo más recomendable para tratar las molestias típicas del embarazo como son los dolores musculares. Descansar, tumbarse en posición horizontal o aplicar frío y calor sobre los músculos, son los tratamientos naturales menos agresivos y peligrosos tanto para la madre como para el futuro bebé.

Forgot your details?