Semanas

Cordón umbilical

Problemas con el cordón umbilical: vueltas o enredos

Una de las complicaciones que puede surgir durante el embarazo es que el cordón umbilical se enrede alrededor del bebé o aparezcan nudos en el cordón. El cordón umbilical es el nexo que une más directamente al bebé y la madre. A través de él se transporta la sangre sin oxígeno que proviene del bebé y se devuelve al corazón del bebé cargada de oxígeno y nutrientes. Es por esto que cualquier presión en el cordón podría impedir un flujo normal de las sustancias que pasan por él, lo que causaría el llamado “sufrimiento fetal”.

Así, los enredos y sobretodo los nudos del cordón umbilical podrían perjudicar seriamente el desarrollo del bebé.

Vueltas o enredos del cordón umbilical

La aparición de enredos o vueltas del cordón umbilical durante el embarazo es un hecho relativamente frecuente. Se estima casi la mitad de los bebés tienen en algún momento del embarazo el cordón umbilical enrollado alrededor de algunas de las partes del cuerpo y que en 1 de cada 5 partos vaginales el bebé nace con el cordón umbilical enrollado o con vueltas. Es por eso que no debe preocuparnos en exceso. Su aparición no conlleva necesariamente un problema en la oxigenación del bebé.

Hoy en día pueden diagnosticarse enrollamientos de cordón umbilical mediante el uso de monitoreo fetal y estudios de Doppler obstétrico. Muy pocos son los casos que complican la salud del bebé y que contraindican un parto vaginal.

El caso que más problemas puede causar es cuando el cordón umbilical se enrolla alrededor del cuello del bebé. En este caso, el médico a cargo puede retirar con un movimiento rápido el cordón, haciéndolo pasar por encima de la cabeza del bebé. En caso de que esto no funcione, el cordón es seccionado en varios puntos y se desenrolla.

A veces puede ocurrir que durante el parto el cordón se comprima y dificulte el paso de la sangre, desde la placenta hasta el bebé, con el consiguiente déficit de oxígeno que, si se prolonga, puede llevar al sufrimiento fetal. Afortunadamente esta situación se detecta mediante un correcto control de todo el trabajo de parto y en casos de complicaciones, siempre hay tiempo para que no haya secuelas en el bebé por la falta de oxigenación y se interviene rápidamente con una operación cesárea.



©2015 elembarazo.net es una web de Summonpress

Forgot your details?