Recomendados

Todo lo que necesitas para el bebé en una canastilla

En los momentos en los que una pareja cercana -o la propia- se plantea tener un hijo, todo es mágico y la felicidad se puede ver en sus rostros. Pese a que el embarazo se trata de una carrera de fondo, los primeros momentos resultan ser cruciales y muchos futuros papás se sienten un poco desbordados y miles de dudas se les pasan por la cabeza (especialmente cuando se trata de su primer bebé). Por eso, para tratar de facilitar su labor un buen regalo que nunca olvidarán y que sin duda agradecerán son las canastillas de bebé. Si aún no estás muy familiarizado con ellas vamos a hablar de todo lo que éstas pueden contener para el recién nacido.

Canastilla para el bebé

Ante todo hay que aclarar que las cestas de bebé han de estar preparadas con antelación y, para esto, conviene tener muy en cuenta cuándo se espera que la mamá salga de cuentas y tenerlas listas con, a ser posible, un par de semanas de antelación (por si acaso se adelantara el pequeño). Si los futuros padres saben que alguien se va a hacer cargo de ese detalle será una cosa menos en la que tengan que pensar.

Aunque muchos hospitales facilitan una especie de kit de emergencia con lo más básico, la canastilla de bebé va un paso más allá y se puede personalizar todo lo que se desee, lo que hará que los padres la reciban con mayor alegría.

Dentro de los productos básicos que ha de contener no pueden faltar los pañales. Hay que tener en cuenta que se tratará de un recién nacido, lo que es fundamental a la hora de elegir la talla. Como es lógico, acompañando a éstos no está de más el incluir toallitas limpiadoras desechables y una crema que evite una posible dermatitis. Si se tiene alguna duda con esta última lo mejor es consultar al mismo farmacéutico.

Tampoco pueden faltar algunos productos de higiene corporal. En la propia canastilla se puede incluir un maletín o neceser para aunar todos ellos. Una vez más no hay que perder de vista que, al tratarse de un recién nacido, su piel es muy frágil, por lo que conviene elegir bien el champú, el gel de baño y la crema hidratante sin que ninguno de estos productos contenga perfumes que puedan irritarle. Durante los primeros días no se recomendará el baño pero una vez que estén en casa ambos padres agradecerán contar con todos estos productos. También es interesante añadir una esponja y peine suaves, así como unas tijeras redondeadas, de cara a poder cortar las uñas con la máxima precaución.

Aunque a veces no se tenga tan en cuenta, el propio cordón umbilical requerirá de unos cuidados específicos. No cuesta mucho añadir gasas estériles y un antiséptico que les ahorrará el viaje a la farmacia a los padres.

Por supuesto, no puede faltar algo de ropa. El recién nacido tiene que salir guapo del hospital, ya que será la primera vez que descubra el mundo. Como se suelen manchar muy a menudo al principio algo que no puede faltar son los bodis. Éstos se usan casi a modo de comodín. Se pueden encontrar de manga corta para cuando hace calor o de manga larga para el invierno, y usarse sin más o como prenda debajo de otra más lucidora. A esto hay que añadir unos patucos y, por supuesto, un gorrito que evite que pierda calor (sobre todo si hace frío en el exterior). Si se completa con una mantita, el regalo será perfecto.

Tartas de pañales

Aunque parezca algo disparatado lo cierto es que las tartas de pañales se han convertido en todo un éxito. No hay que olvidar que una importante parte del gasto que supone tener un bebé proviene de los pañales así que siempre que se regalen se puede contar con que será un acierto seguro de cara a los padres.

Como regalar una caja de pañales sin más se empezó a ver como algo demasiado soso, hay quienes quisieron darle una vuelta de tuerca y diseñar hermosas tartas para regalar con un buen puñado de pañales dándoles forma. Así es algo que se puede llevar al hospital mismo y que, además de ser útil, adorna.

Después, el resto de pañales que se hayan comprado se les puede hacer llegar a su vivienda o, incluso, optar por un cupón con la cantidad de dinero que se estime oportuna para que los padres lo gasten en los pañales que más les puedan convenir. Los bebés crecen muy rápido y pueden requerir de diferentes tallas en poco tiempo. Además, hay algunos que son más sensibles que otros y que requieren de una marca especial para evitar molestias y rozaduras.

Forgot your details?