¿Un embarazo múltiple es de riesgo?

Si acabas de conocer que esperas más de un bebé, es posible que te preguntes si un embarazo múltiple es de riesgo. Llamamos embarazo múltiple a la gestación de dos o más bebés en el vientre materno, es decir, a la gestación triple (trillizos), cuádruple (cuatrillizos), etc. Esta gestación múltiple puede generar una serie de complicaciones muy parecidas a las que se desarrollan en un embarazo gemelar, pues tu cuerpo estará sometido a cambios más bruscos. A continuación, te contamos cuáles son los riesgos del embarazo múltiple, tanto para la mamá como para los bebés.

Factores de riesgo de un embarazo múltiple

Uno de los principales riesgos del embarazo múltiple es la prematuridad, es decir, la posibilidad de que los bebés nazcan antes de lo esperado. A diferencia de un embarazo único, que suele durar alrededor de 40 semanas, un embarazo múltiple dura entre 32 y 35 semanas, aproximadamente.

Principales riesgos de un embarazo múltiple

Como hemos comentado anteriormente, los riesgos asociados a un embarazo múltiple son mayores, así que conviene saber identificar los síntomas para adelantarse a la posibles consecuencias.

Dos de los riesgos más comunes son la prematuridad y el bajo peso del feto. En la madre también es muy común padecer anemia y diabetes gestacional. Pero los riesgos más graves dependen de la cigosidad y la placentación y son los siguientes:

Síndrome de transfusión fetal

Se trata de uno de los riesgos más significativos a los que se enfrentan las mamás cuyos fetos comparten la placenta, estas se denominan las gestaciones  múltiples monocoriales, es una complicación bastante frecuente en este tipo de embarazo ya que lo padecen entre el 10-15% de las futuras mamás.

En estos casos es crucial una detección precoz porque este síndrome conlleva una elevada tasa de muerte intrauterina o secuelas severas sino recibe una atención médica adecuada.


Cuando los fetos comparten placenta muchas veces se producen conexiones entre los vasos sanguíneos de ambos. El STFF se origina cuando un feto bombea sangre al otro generándose entre ellos un desequilibrio hemodinámico,  así a un feto se convierte en donante y el otro en receptor. Esto provoca que el donante no recibe la sangre suficiente, no crece adecuadamente y a penas orina, ello le genera pérdida de líquido amniótico y puede morir por asfixia. Por su parte el receptor recibe demasiada sangre por ello orina más, genera más líquido amniótico, y el sobre esfuerzo que realiza en este caso le puede provocar problemas cardíaco.

Los síntomas que te deberían poner en alerta son:

  • un crecimiento repentino y excesivo del vientre en un periodo corto de tiempo
  • sentir contracciones a partir de la semana 20,
  • notar los movimientos sólo de uno de los fetos.

El Síndrome de Transfusión Fetal no se puede prevenir de ninguna manera, lo único efectivo para tratarlo es un diagnóstico precoz mediante ecografías periódicas. En la mayoría de los casos se detecta entre las semanas 17 y 26 de embarazo

Preeclampsia

La preeclamsia es una complicación bastante común en los embarazos múltiples y también bastante peligrosa tanto para la madre como para los bebés. Se caracteriza por una subida repentina de la tensión arterial y un aumento de proteínas en la orina. Esto significa que tu cuerpo está iniciando un proceso de rechazo a los fetos y a la placenta. Las causas que la originan no se conocen con exactitud y hay multitud de teorías al respecto.

Si no se trata adecuadamente en la madre puede llegar a provocar fallos renales o hepáticos, problemas de coagulación, problemas cardiovasculares o incluso daños cerebrales. En los fetos puede originar el desprendimiento prematuro de placenta y disminución del líquido amniótico, con el consiguiente riesgo de crecimiento inadecuado, parto prematuro y bajo peso.

Los principales síntomas de la preeclampsia son:

  • dolor de cabeza
  • alteraciones en la visión
  • hinchazón excesiva de manos, pies y cara
  • disminución o ausencia de orina
  • ganancia de peso excesiva en una semana
  • dificultad para respirar

Si tienes estos síntomas tu médico te pedirá que te realices un análisis de la orina de 24 horas, para ello existen en las farmacias unos botes grandes esterilizados dónde deberás recoger la orina. Con esta prueba se detectará la cantidad de proteinuria que contiene tu orina, dado que la hipertensión arterial hace que aumente.

Se considera preeclamsia leve cuando la tensión arterial de la madre es superior a 14/9 y el nivel de proteinuria en la sangre supera los 300 mg en 24h. La preeclampsia grave es cuando la tensión arterial alcanza niveles de 16/11 y la proteinuria supera los 2 gr en 24h

Síndrome de Hellp

Se considera una variante de la preeclampsia y su consecuencias también son graves en este caso para la madre. Sus síntomas son similares a los de una preeclampsia grave. Según las estadísticas un 20% de las madres que sufren preeclamsia grave también desarrollan síndrome de Hellp.

En los casos más graves la madre puede llegar a sufrir una rotura hepática o un derrame cerebral.

La única manera de curar tanto la Preeclampsia como el Síndrome de Hellp es la inducción al parto, que normalmente se realizará a partir de la semana 34. Hasta llegar ahí se recomienda a la madre reposo absoluto, ya sea en casa o en el hospital en función de su gravedad, y se administran corticoides para la maduración pulmonar de los fetos.

Los riesgos del embarazo múltiple

Además de aumentar la posibilidad de tener un parto prematuro, existen otros riesgos del embarazo múltiple, tanto para la mamá como para los bebés. Recuerda consultar con el médico cualquier duda que tengas sobre el embarazo múltiple:

  • Aborto espontáneo: es frecuente que en este tipo de embarazos se pierda uno o varios fetos de forma espontánea, en cualquiera de los trimestres.
  • Retraso del crecimiento: la mayoría de estos embarazos provoca que uno o más bebés experimenten un retraso de crecimiento.
  • Hemorragia posparto: el útero distentido y la amplia zona placentaria ponen en riesgo a la madre de sufrir un sangrado después del parto.
  • Cantidades anormales de líquido amniótico y defectos congénitos.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Estudié Periodismo porque lo mío era contar historias y formo parte del equipo de redacción de Elembarazo.net desde 2015. Ahora, dedico una parte de mi vida profesional a investigar y escribir sobre todo lo que envuelve al mundo de la maternidad, la dulce espera y la llegada del recién nacido.

Además, cuento con más de cinco años de experiencia en la redacción de contenidos digitales y el diseño e implementación de estrategias de comunicación. En la actualidad, encabezo el área de Comunicación y Relaciones Externas de Elembarazo.net.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account