¿Es malo tatuarse en el embarazo?

Si adoras los tatuajes y te gustaría saber qué efectos tienen en el embarazo, te interesa este artículo. Descubre si es malo tatuarse en el embarazo.

Quizás has pensado en recordar este momento haciéndote un tatuaje de los pies del bebé o un tatuaje de las manos del bebé, lo ideal es que esperes a acabar de dar el pecho. Te explicamos todas las razones y cuestiones que debes tener en cuenta.

Es malo tatuarse en el embarazo

Rawpixel.com

Hacerte un tatuaje en el embarazo

En estado de gestación no es aconsejable hacerse un tatuaje. Generalmente, en la acción de tatuar, la tinta pasa a la sangre y esta puede llegar al feto a través del cordón umbilical. ¿Es posible que llevar un tatuaje afecte a mi embarazo? Esta es una de las primeras cuestiones que se plantean las futuras mamás más modernas.

Otra de las razones por las que es malo tatuarse en el embarazo es que al hacerse a través de la punción existe riesgos de infección o puede provocar alergias, siempre más candentes en el estado de gestación.


El riesgo de hacerte tatuajes durante el embarazo no está exento de:

  • Contagio de hepatitis B y VIH cuando se usa una aguja infectada y en caso de contraerla, es muy posible que el bebé también se contagie.
  • Los efectos de la tinta pueden ser dañinos para el feto, dado que contiene en su composición parte de productos químicos.
  • Es posible que los productos químicos de la tinta del tatuaje afecten al desarrollo del peque durante las primeras 12 semanas.
  • Hacerse tatuajes embarazada puede perjudicar el bebé y en caso de surgir complicaciones no podrás medicarte ni tomarte ningún fármaco para prevenir males mayores.

Tatuajes antes del embarazo

Una de las preocupaciones respecto a este tema es que el uso de la epidural que se inyecta en la espina dorsal. Pues bien, conoce toda la información sobre la epidural y los tatuajes en el embarazo y repasa todos los riesgos.

Si te hiciste un tatuaje antes del embarazo en dicha zona podría ser una razón de peso para no ponerla.

El anestesista puede negarse porque la tinta se queda en la dermis en forma de saquitos microscópicos, pudiendo provocar una infección, es decir, una meningitis  y supone correr un riesgo para el bebé innecesario.

Una solución es que la epidural se puede subir o bajar un par de vértebras de donde se suele poner, pero el anestesista debe querer y saber hacerlo.

Por ello, es muy importante si tienes un tatuaje en la zona lumbar que te informes antes del parto de las normas del hospital en el que te gustaría parir.

Por otro lado, si tu parto es muy posible que sea por cesárea y ya tienes un tatuaje en la zona lumbar, te enfrentas el mismo riesgo que en el caso de un parto vaginal con epidural.

Si todavía no te has hecho un tatuaje y todavía no estás embarazada deja una zona libre en la lumbar e infórmate bien en la zona donde lo aplican y podrás dar a luz sin dolor.

Asegúrate siempre de que el especialista pinche donde no haya tinta, incluso puedes pedir que te marquen con un espejo y tú y tu pareja lo aprobéis, evitando correr ciertos riesgos.

Tatuajes antes del embarazo en la tripa

Si quieres hacer un tatuaje pero quieres ser mamá en un futuro, es recomendable que evites los tatuajes en la tripa y piercings en el ombligo que dejarán marcas y se deforman con los cambios de tu cuerpo durante la gestación.

Al estirarse la piel de la tripa, el tatuaje quedará deformado y sólo recuperará su aspecto original si tu piel vuelve a ese estado, lo que no siempre sucede.

Para evitarlo es imprescindible el mimo y el cuidado en las zonas en las que te tatúas porque luego puedes arrepentirte. Puedes prevenir la deformación y la aparición de estrías manteniendo la piel muy hidratada con la aplicación de una crema hidratante o especial para las estrías.

Si a pesar de todo, quieres hacerte un tatuaje, toma nota de las siguientes recomendaciones antes de hacerte un tatuaje y descubre uno a uno los cuidados de los tatuajes en el embarazo, para exponerte a menos riesgos y extrema la precaución.

Tatuajes después del embarazo

Quizás te preguntes ¿puedo tatuarme en periodo de lactancia? Si estás dando de mamar deberás esperar a que pase el periodo de lactancia.

Si tienes dudas, lo ideal es acudir a tu especialista para que él te asesore según tus circunstancias y las del pequeño para evitar riesgos en esta etapa.

En resumen hacerse tatuajes embarazada puede perjudicar el bebé y no pasa nada si esperas unos meses más para hacértelo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No
Vivo el mundo de la maternidad como si fuera mi profesión. Publicista de formación y escritora de vocación, la llegada al mundo de mi primera sobrina cambió mi día a día por completo. Ahora escribo para ofrecer los mejores consejos y recomendaciones para mamás primerizas.

Tras los estudios de la carrera de Publicidad y RRPP por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia en 2010 y del Máster en Comunicación y Branding Digital del CEU en 2011 comencé mi andadura en el mundo digital. Actualmente tengo una dilatada experiencia como redactora en temas de maternidad, el cuidado del bebé y sobre el embarazo.

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account