Lactancia materna

Guía para amamantar al bebé en verano

Queda muy poco para la llegada de la época estival y estás en pleno periodo de lactancia materna. Te preocupa cómo puede afectar el calor a la hora de dar el pecho a tu bebé. Es lógico y normal. Tranquila. Nosotros tenemos la guía para amamantar al bebé en verano con los mejores trucos para dar de mamar al bebé en vacaciones.



lactancia materna

Africa Studio || Shutterstock

Trucos para dar de mamar al bebé en vacaciones

En esta estación la lactancia tiene algunas peculiaridades: hace calor, viajamos, pasamos más tiempo fuera de casa... Lo normal es que en verano aumentes el número de tomas debido al incremento de las temperaturas. Al igual que nosotros los bebés pasan calor y transpiran, por lo que demandarán más cantidad de leche más a menudo.

Para dar el pecho al recién nacido ambos y que disfrute de los beneficios de la lactancia materna, debéis acostumbraros el uno al otro y coger la rutina, descubre cómo amantar al bebé en 10 pasos, seguro que enseguida controlas la técnica.

Esto se explica porque en la primera parte de la toma, la leche contiene más agua y azúcar, de modo que satisface antes la sed del bebé. Así que cuando el calor aprieta, no esperes a que el pequeño llore para colocarle en el pecho, sino atiende las señales que realiza para indicar que quiere comer.

Dar de mamar a tu hijo es el acto más natural del mundo, toma nota de algunos trucos para dar de mamar al bebé en verano:

  1. En verano hidrata más tu cuerpo: la leche materna contiene un 85% de agua, suficiente para satisfacer la sed del bebé, con independencia del líquido que beba la madre. Durante la toma es habitual sentir sed porque la hormona oxitocina produce sed y aumenta cuando el bebé succiona. Por eso, y más en verano con las altas temperaturas, conviene dejar a mano una botella de agua para no tener que levantarse antes de que el peque termine de comer.
  2. Lactancia materna y viajes: si el trayecto es largo, habrá que amamantar al pequeñín en ruta. Tanto en el tren como en el avión podrás darle el pecho en cualquier momento. Si se va en coche, habrá que parar para darle de comer y buscar una posición cómoda para los dos y sin prisas, aunque suponga alargar el tiempo del viaje. Lo bueno de viajar con un bebé lactante es que su comida va con él.
  3. La conservación de la leche: la conservación de la leche materna durante el verano es un aspecto relevante al que hay que prestar especial atención, si se extrae para ofrecérsela al bebé más adelante. Recuerda que sacar la leche materna y dársela en biberón con altas temperaturas reduce el tiempo medio que puede estar la leche materna sin refrigerar unas ocho horas aproximadamente.

Cómo dar el pecho correctamente

Para no pasar demasiado calor, ni tú ni tu pequeño, te dejamos los siguientes consejos para dar el pecho en verano:

  1. Busca un lugar fresco: lo mejor es localizar un lugar a la sombra. Si estás en la playa o en el campo ten siempre a mano una sombrilla, si estás en casa baja las persianas. Recuerda que los bebés no pueden estar directamente bajo el sol. Ten en cuenta que con el calor el bebé puede sudar mucho por la cabecita mientras come, por el esfuerzo que supone la succión. Para estar más cómoda, puedes poner una gasita fina sobre el brazo donde se apoya el niño.
  2. Escoge una buena postura: Elige la posición más cómoda para dar el pecho. Por ejemplo, te puedes tumbar en la cama de lado, manteniendo al bebé enfrente de ti, tumbado sobre la sábana y no entre tus brazos. Si vas de viaje o estás al aire libre, lo más importante es que sea un lugar ventilado y que tu postura te permita beber mientras das de mamar.

Estos son algunos consejos para amamantar al bebé en verano que recoge nuestra guía para amamantar al bebé en verano, sin olvidar que durante esta época la lactancia ha de ser más a demanda que nunca.

Forgot your details?