Parto

Los beneficios de un parto natural

A pesar de que no todos los centros hospitalarios reunen las condiciones necesarias para atender un parto natural, esta práctica es considerada muy beneficiosa para la madre y el bebé.

Veamos sus ventajas:

Cero medicación. Eso incluye la anestesia o analgésicos que pudieran poner en riesgo tu vida o la del niño. Algunas complicaciones a causa de ellos serían bajar o subir el ritmo cardiaco, provocar náuseas y confusión.



Puedes tener un parto natural en tu propia casa. En este último caso el ambiente familiar serñá ideal para sentirte más segura durante el trabajo de parto.

En un parto natural la mujer realiza la expulsión fetal de manera espontánea. Ella solo siente la necesidad incontenible de pujar cuando su bebé está a punto de nacer y lo hace tan solo con la orientación de los doctores.

Quizá una de las mayores ventajas de este tipo de parto es la mayor presencia de la madre en el nacimiento de su bebé. Desde los dolores hasta el momento final cuando el médico lo coloca en su regazo por unos segundos.

Forgot your details?