Ser madre

Nació mi bebé: Prepara a tu mascota antes de su llegada

Con tu mascota en casa te estarás preguntando cómo será la convivencia cuando nazca tu bebé. ¿Qué puedes hacer para preparar la relación entre bebé y mascota? No hay razón para renunciar a tu perrito, más bien, reedúcalo desde tu embarazo en el nuevo trato que recibirá con el nacimiento de tu pequeño. Así debes preparar tu mascota antes de que llegue el bebé tras el parto.



Likoper || Shutterstock

Consejos para preparar a tu mascota antes de la llegada del recién nacido

Recuerda que no es malo tener mascotas si tu bebé acaba de nacer, pero empieza cuanto antes si tienes una mascota mimada, pues para ellos será más difícil asimilar la llegada de un ser que le quita  el tiempo y las atenciones de sus queridos amos. Por ejemplo, no es aconsejable dormir con tu perro en el embarazo, anticípate a vivir un mal momento reeducando a tu mascota para la llegada de tu bebé.

  1. Mientras estés en el hospital, pídele a tu pareja o a algún miembro de la familia que lleve a casa una mantita o toalla con el olor de una fragancia para bebés. De esta manera el perro o gato se acostumbrará a los nuevos aromas. De esta manera el primer contacto del bebé con la mascota será todo un éxito.
  2. La habitación, los muebles y algunos accesorios del bebé no deben ser ocultados de tu mascota, acompáñalo mientras curiosea entre ellas para evitarle sorpresas cuando llegue el momento de conocer al nuevo rey del hogar.
  3. Establece unas normas de higiene entre la mascota y el bebé básicas para que su convivencia sea positiva.
  4. Si el animalito no sabe responder a las órdenes, prepáralo en los meses previos al nacimiento del pequeño con ayuda de tu pareja y de ser necesario con el apoyo profesional de un instructor. De no ser suficiente, permítele al perro jugar sólo en algunas áreas de la casa, especialmente cuando el bebé esté descansando.
  5. Otra forma de preparar a tu mascota es acercándolo a otros bebés o niños para que asocie las fragancias con las del nuevo integrante de la familia y le sean menos chocantes los cambios.
  6. De la misma forma, si tienes el espacio necesario, puedes llevar a casa un compañero de juegos; un perrito que pueda acompañarlo mientras tú te dedicas a tus nuevas responsabilidades de madre. Además, con esta solución se hacen menos probables los celos o el comportamiento hostil de parte del animal.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

Forgot your details?