Qué es una ecografía tocoginecológica

Existen diferentes tipos de ecografía a las que se enfrenta una mujer embarazada durante los meses de gestación. Estas se van realizando en función de la semana del embarazo en que se encuentre la mujer o las necesidades que puedan surgir. Es posible que en estos momentos te estés preguntando qué es una ecografía tocoginecológica.


ecografias del embarazo

Africa Studio || Shutterstock

La ecografía tocoginecológica en el embarazo

La ecografía tocoginecológica es la ecografía que se realiza para evaluar el estado de los órganos sexuales y reproductores femeninos para conocer a través de ahí si existe algún problema con la gestación o si todo se encuentra en perfecto estado.

A través de ella se puede identificar si el feto está formándose correctamente, si existe riesgo de preeclampsia, de que la placenta esté más baja de lo normal o la restricción del crecimiento intrauterino.

¿Cómo se hace una ecografía tocoginecológica en el embarazo?

Para realizar este estudio se le introduce a la mujer embarazada una sonda muy fina por la vagina, de modo que se pueda observar la cantidad de flujo y el estado del tejido que se encuentra cercano al feto. Este procedimiento no supone ningún riesgo para la madre, ni para el bebé y se realiza con el fin de conocer el funcionamiento del embarazo con el fin de tomar precauciones en caso de que exista algún tipo de riesgo.

La ecografía tocoginecológica es un proceso que no supone ningún riesgo para la gestante, ni para el feto, de manera que se introduce una fina sonda por la vagina para detectar el tejido de la misma y el flujo, ayudando a prevenir posibles complicaciones en el embarazo o en el parto, como la preeclampsia o placenta baja

En ningún momento la sonda tiene contacto con el feto, por lo que no ocasiona ningún tipo de riesgo en el embarazo. Se le recomienda a la mujer que orine unos minutos antes de realizar esta ecografía y posteriormente se le colocará en la silla, teniendo que poner los pies en los estribos y las rodillas flexionadas para que el médico pueda introducir fácilmente la fina sonda por la vagina para descartar futuros problemas.

Ecografia

otnaydur || Shutterstock

¿Para qué sirve la ecografía ginecológica por vía endocavitaria?

En la ecografía se puede apreciar el estado del feto, si se está formando correctamente, si las constantes vitales son normales dentro de los parámetros de tiempo de gestación, si la placenta está bien colocada... pero la ecografía ginecológica por vía endocavitaria va más allá, y mediante la misma se podrá conocer si el feto puede sufrir alguna complicación, si se puede tener un parto sin problemas y si va a haber riesgo de preeclampsia o algún posible defecto en la placenta.

La ecografía ginecológica por vía endocavitaria no es dolorosa, ya que no es invasiva, aunque es posible que ocasione algunas molestias en la futura madre por la introducción de la fina sonda en el interior de la vagina. Esta sonda en ningún momento llega a tocar al feto.

Los médicos toman la decisión de realizar esta ecografía ginecológica por vía endocavitaria si detectan que puede haber algún tipo de problema en el embarazo que pueda prevenirse a tiempo o que hayan notado algo extraño en las ecografías normales, de modo que puedan descartar a tiempo cualquier tipo de complicación.

Es muy posible que nos preguntemos qué es una ecografía tocoginecológica y que posteriormente pensemos que puede ser invasiva, dolorosa o peligrosa para el correcto funcionamiento del embarazo y el perfecto estado del feto.

Pero debemos tener claro que es un procedimiento que se realiza para descartar posibles problemas o enfermedades que se pueden desencadenar a lo largo del embarazo, siendo vital detenerlas o tratarlas a tiempo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account