Preparando el parto

Cambios anatómicos y de sueño durante el embarazo

Cambios anatómicos y de sueño durante el embarazo

Africa Studio || Shutterstock

Durante el embarazo se experimenta una serie de cambios que afectan tanto a nivel físico como anímico y emocional.

Por lo tanto, es muy importante que estés preparada tanto física como emocionalmente para afrontarlos, y para ello debes conocerlos bien.

En este artículo conocerás qué pasa con tu cuerpo y cómo puedes reaccionar a todos estos cambios.

¿Cómo cambia el cuerpo en el embarazo?

El embarazo implica una serie de cambios anatómicos y fisiológicos en el cuerpo. Es necesario que conozcas estos cambios por medio del ginecólogo a través del estudio de síntomas, signos objetivos, resultados de analíticas, etc… que permiten monitorizar tu bienestar y, desde luego, el de tu bebé.



El órgano más afectado por los cambios causados por el embarazo es el útero que, debido a su desarrollo, después de la semana 12 ya no puede estar contenido en la pelvis.

A las 20 semanas el fondo uterino alcanza el ombligo transverso y entre las semanas 36 y 38 alcanza la línea del octavo espacio intercostal. Al mismo tiempo, el aumento del volumen del intestino uterino también va acompañado de un aumento de peso debido a la retención de agua que se produce durante el embarazo y un aumento significativo del flujo sanguíneo.

Por otro lado, hay diferencias generacionales en cómo afectan algunos factores a las futuras madres. Puedes consultar la evolución del embarazo en el blog de Madre Millennial y apoyarte en la comunidad de madres que día a día cuenta su experiencia personal durante esta hermosa etapa. Como bien nos indica Madre Millennial, otro de los puntos notables durante el embarazo se produce en el sistema nervioso, ya que tu cerebro es más receptivo durante el embarazo y también está influenciado por el entorno circundante: el miedo y la preocupación son comunes en la mayoría de las mujeres en esta generación, especialmente en los primeros tres meses y las últimas semanas de embarazo. Esto puede asociarse a un estado de ansiedad y ambivalencia afectiva, amor/retraimiento hacia el niño.

El segundo trimestre se caracteriza por la estabilización emocional: muestras confianza en ti misma. En el tercer trimestre aparece a menudo cierto grado de apatía y fatiga, es la etapa final y se nota. Otro aspecto importante es el aumento de peso, éste es de 2 kg en las primeras 20 semanas y luego alrededor de 500 gramos cada semana hasta el final del embarazo, cuando el aumento de peso llega a 12-15 kg.  Depende de tus propias características físicas.

También, factores como la piel, el cabello, las uñas y el sueño pueden verse afectados si no procedes correctamente con el debido cuidado.

El sueño: uno de los aspectos más afectados durante el embarazo

Como apuntan desde Mevoyadormir.com, el sueño durante el embarazo puede volverse un poco difícil en algún momento de la gestación. Si en las primeras semanas te sientes muy somnolienta y quieres dormir todo el tiempo, el sueño será realmente difícil con el paso de los meses debido a los siguientes factores:

  • El aumento del volumen del vientre.
  • La acción de las hormonas.
  • El aumento de la progesterona.
  • Los estímulos frecuentes para tener que orinar por la noche.
  • El síndrome de las piernas inquietas.

Por esto las embarazadas también pueden tener problemas para dormirpero por suerte existen formas de conseguir un mejor descanso y enfrentar la fatiga que el periodo de gestación conlleva. Los especialistas en el sueño recomiendan:

Combatir el estrés

Para reducir el estrés prueba un ritual de lectura previa que te ayude a relajar la mente y el cuerpo. Una de las mejores ideas es darse un baño caliente o una ducha, ya que después de estar en el agua, la temperatura de tu cuerpo baja, al igual que sucede cuando te duermes.

Los ejercicios de estiramiento, yoga y respiración profunda también son altamente recomendables.

Nada de cafeína después de la una de la tarde

Las investigaciones demuestran que hasta 200 miligramos de cafeína por día son buenos, y también se pueden tomar durante el embarazo. Pero en las mujeres embarazadas la cafeína permanece en circulación durante más tiempo, por lo que debes dejar de tomarla después de las 13.00 horas.

Forgot your details?