Alimentación

Descubre todos los beneficios del estilo paleo en el embarazo

Beneficios de la dieta paleo en el embarazoLizardflms || Shutterstock

El embarazo es la etapa más importante en la vida de una mujer, y durante estos nueve meses, la futura mamá debe cuidarse a nivel físico sin descuidar en ningún momento su alimentación. Descubre todos los beneficios del estilo paleo en el embarazo.

Estos son los beneficios que te aporta el estilo paleo en el embarazo

La dieta paleo, también conocida como la dieta de la edad de las cavernas, es un estilo de vida que pretende devolver al ser humano a sus orígenes, en concreto, a la época en la que los primeros hombres eran cazadores y recolectores, y vivían en una conexión total con la naturaleza.

Y es que, según los principios sobre los que se sostiene esta dieta, la alimentación que tomaron los humanos durante el periodo Paleolítico es más saludable que muchos de los patrones alimentarios actuales.

Por este motivo, el estilo de vida paleo puede llegar a resultar muy beneficioso durante el embarazo. Si te acabas de enterar que estás esperando un bebé y deseas comenzar o continuar la dieta paleo deberías, en primer lugar, consultar con tu ginecólogo si puedes o no seguir este patrón alimentario.



La dieta paleolítica o paleo está basada en la ingesta de alimentos naturales como la carne, los mariscos, las frutas, los vegetales, las nueces, las semillas, las barritas energéticas naturales y las grasas saludables.

Sin embargo, esta dieta limita el consumo de lácteos, de granos y legumbres, de alimentos procesados, de azúcares, almidones y de bebidas alcohólicas, por ser productos poco saludables, altamente procesados o, simplemente, difíciles de digerir, como es el caso de las legumbres y los lácteos.

Si quieres seguir la dieta paleo durante el embarazo, te contamos todos los beneficios de este estilo de vida, a continuación:

1. Elimina los alimentos poco saludables

Todos los alimentos que se pueden tomar en la dieta paleo son aquellos que proceden directamente de la naturaleza. Por ello, el estilo paleo hace especial hincapié en el consumo de  verduras y hortalizas, huevos, pescado, carne, frutos secos y especias.

Sin embargo, los alimentos que se pueden comer de forma puntual en la dieta paleo son los cereales, los lácteos y las legumbres. Ya que según los defensores de esta dieta, tanto el gluten que contienen los cereales, como la lactosa de los lácteos, son difíciles de digerir por el aparato digestivo humano. Además, tanto el gluten como la lactosa generan alergias e intolerancias en muchas personas.

2. Añade el movimiento y la actividad física

El embarazo no es una enfermedad, por ello, la mujer embarazada no tiene por qué guardar reposo o estar convaleciente si tiene un embarazo sano y exento de riesgos. En este sentido, el estilo paleo recomienda a las embarazadas practicar ejercicio físico moderado durante el embarazo con cierta regularidad.

Y es que, una mujer embarazada que practica ejercicio se siente mucho mejor preparada para el trabajo de parto, puede cargar mejor el peso corporal de los últimos meses de gestación y puede, incluso, concebir mejor el sueño durante la recta final del embarazo.

3. Mejora la sincronización de los ritmos naturales

Otro de los beneficios que te aportará el estilo paleo durante el embarazo es la sincronización de los ritmos circadianos. Y es que, aunque durante la gestación el ritmo circadiano no cambia, éste si se ve alterado por la secreción hormonal. Por ello, el ritmo circadiano se puede sincronizar más fácilmente siguiendo una alimentación saludable como la que promueve el estilo paleo.

Forgot your details?