Cuidados

¿Qué es mejor, guardería o niñera? Claves para que elijas tu opción

¿Eliges guardería o niñera?Oksana Kuzmina || Shutterstock

Por suerte, la imagen de la madre que se ve obligada a dejar su carrera profesional para el cuidado de los hijos es cada vez menos habitual, y cuando acudir a los abuelos para que cuiden de los niños no es una opción, nos vemos ante las primeras disyuntivas a las que tendrás que enfrentarte después del nacimiento de tu bebé: ¿qué es mejor, guardería o niñera?, ¿si busco canguro, cómo la elijo?, ¿y si prefiero una guardería, qué requisitos debe cumplir?



Vamos a descubrir las claves para elegir entre guardería y canguro en casa, y luego plantearemos en qué te debes fijar para que aquella opción que elijas colme tus expectativas.

Guardería o niñera: qué te ofrece cada una y qué no

Enumeremos los principales puntos a favor y en contra para decantarnos por una guardería o por una niñera para nuestros hijos:

 Guardería

  • Si te decides por llevar a tus hijos de pocos meses a una escuela infantil sabemos que estará en buenas manos. El personal es experto en cuidado infantil, y nuestro hijo estará junto a otros pequeños de edad parecida.
  • Las guarderías están preparadas para todo tipo de niños, y hay centros públicos donde el precio es inferior.
  • El problema suelen ser unos horarios que no casan con los de los padres, lo que a veces dificulta la conciliación, y nos obliga a recurrir a niñeras o a alguien de la familia que se ocupe de los hijos durante unas pocas horas.

Canguro en casa

  • En el polo opuesto tenemos la opción de contratar una canguro en casa, algo que facilita mucho la conciliación laboral. Basta con negociar el horario para ajustarlo a las necesidades laborales de los padres.
  • El hecho de contar con una canguro nos evitará problemas en caso de que el niño no pueda ir a la guardería porque está enfermo, y también se reduce el riesgo de contagios. Hasta los dos años el sistema inmunológico no puede hacer frente a los virus que hay en las guarderías, y hay más riesgo de neumonía o bronquitis.
  • A la hora de evaluar qué opción es más interesante de cara a su socialización, hasta los 3 años es cierto que los pequeños observan a otros niños, lo que podría parecer una ventaja de las guarderías, pero lo cierto es que apenas interactúan. Es el llamado juego en paralelo. Por eso el niño tendrá los mismos estímulos favorables para su desarrollo cognitivo tanto si va a la guardería como si se cría en casa observando a sus mayores, en un ambiente familiar o con una cuidadora de niños, con la dedicación exclusiva que conlleva esto último.
  • Otro punto a favor de las niñeras es que nos ofrecen una atención personalizada en todo momento, que además se puede adaptar a cualquier imprevisto en nuestra agenda con mayor margen que en una guardería.

¿Cómo acertar al elegir una guardería o niñera?

A partir de esta base te toca a ti decidir si vas a llevar a tus hijos a una guardería o vas a empezar a buscar canguro. La situación y necesidades cambian de una familia a otra, y no hay una respuesta genérica a la duda entre guarderías o niñeras en casa.

Cuando te hayas decidido por una de las dos opciones, aquí van unas pistas para acertar con el centro o la profesional que escojas finalmente:

  • Visitar las diferentes guarderías y el boca a boca te pueden ayudar a elegir la mejor. Al hacerlo debes tener en cuenta cuestiones como la zona de seguridad, el material de suelos y paredes, la existencia de escaleras o desniveles, la luz, las puertas o la climatización y ventilación. Dentro de la zona de seguridad -1,20 metros desde el suelo- no puede haber enchufes, el pomo de una puerta ni otro elemento que ponga en peligro la integridad de los niños. Por supuesto las referencias sobre los profesionales que allí trabajan serán también de gran importancia en tu elección.
  • Lo mismo ocurre con las canguros: los consejos de conocidos y las entrevistas que les hagas serán determinantes a la hora de contratar a una buena niñera. El proceso de selección debe ser exigente, ya que la elegida se va a quedar a cargo de tu hijo, que quizá todavía no haya cumplido el año, así que debes buscar a alguien con experiencia y formación en el cuidado de los más pequeños. Otra forma interesante de conocer a tu canguro es hacer un periodo de prueba, remunerado a precio de mercado.

Ahora ha llegado el momento de pasar a la acción: deja a tu hijo en las mejores manos.

Forgot your details?