Tips para comer saludable en el primer trimestre de embarazo

Alimentación saludable en el primer trimestre de embarazo

Dean Drobot || Shutterstock

Durante los primeros meses de embarazo, una de las claves para el correcto desarrollo de tu bebé es llevar una alimentación equilibrada. ¿Sabes cuáles son los nutrientes que no deben faltar en tu dieta o qué alimentos son los imprescindibles en el primer trimestre? Te damos una serie de recomendaciones para sigas la dieta en el embarazo más adecuada. ¡Te lo contamos!

Tips para comer saludable en el primer trimestre

En estos tres primeros meses de embarazo, la futura mamá se prepara para gestar al bebé. Lo más normal es que en en este periodo comiencen los síntomas más frecuentes del embarazo, como las náuseas, los mareos y el cansancio a nivel general. Por este motivo, llevar unos hábitos saludables ayudará a minimizar estas molestias.

No obstante, muchas mujeres tienen algunas dudas sobre los alimentos que deben consumir o cuáles son las pautas más recomendables en esta nueva y bonita etapa como estrenada mamá. La solución será acudir a un dietista en Madrid o en la ciudad donde residas para alimentarte con los nutrientes esenciales, sobre todo en este primer trimestre en que se formará el bebé. Te asesoramos en este proceso con una serie de recomendaciones:

Aumento de peso en el embarazo

A lo largo del proceso de gestación, el aumento de peso se produce por un incremento de tejidos como las glándulas mamarias, el tejido uterino, el tejido adiposo, así como el desarrollo del feto y la placenta. A su vez, también está relacionado con la lactancia.


Sin embargo, este aumento de peso deber ser el correcto y tiene que estar controlado por especialistas. Además, es aconsejable que la mujer tenga un peso adecuado antes de quedarse embarazada para evitar problemas posteriormente. En el primer trimestre, la subida de peso medio es de 1 a 3 kilos.

Por tanto, se suele mantener una ingesta calórica normal. Es decir, no es necesario consumir calorías adicionales, pero es importante vigilar las comidas y los nutrientes para prevenir complicaciones.

Nutrientes esenciales

Cabe destacar que durante el embarazo no hay que seguir ninguna dieta en concreto, sino comer de forma variada y equilibrada. Los hidratos de carbono de origen vegetal deberán representar un 50% de la alimentación, las grasas saludables un 30% y las proteínas un 20%.

Hidratos de carbono

Se caracterizan por ser la principal fuente de energía. En el embarazo, el gasto energético aumenta, por lo que los hidratos de carbono deben ser la base de tus comidas.

Frutas y verduras

Es importante priorizar los alimentos de origen vegetal, ya que tienen una gran cantidad de nutrientes, vitaminas y antioxidantes. Las frutas y verduras aportan fibra, potasio, vitamina C, Ácido fólico y agua. Su aporte energético es bajo, son saciantes y previenen el colesterol y la diabetes.

Cereales y derivados

Otro pilar importante son los cereales y sus derivados, como el pan, los cereales, la pasta, el arroz y la patata. Puedes incorporarlos en los desayunos, tentempiés, comidas y cenas; combinados con del resto de nutrientes.

Legumbres

Las legumbres son recomendables por ser un alimento muy completo a nivel nutricional. Tienen un alto contenido en fibra, proteína vegetal, vitamina B, ácido fólico, calcio y antioxidantes. Además, aportan carbohidratos de lenta absorción que son muy saciantes.

Lácteos

El grupo de lácteos aporta carbohidratos, grasas y proteínas. La caseína, una de las proteínas presentes en los lácteos y derivados, ayuda a cubrir las necesidades básicas del embarazo. Los lácteos también son una fuente de calcio, vitamina B1, B2, B12, A, D y ácido fólico. La mejor opción es consumir productos semidesnatados en vez de desnatados, ya que estos últimos tienen menos nutrientes.

Proteínas

Se encuentra en los alimentos de origen animal, lácteos y legumbres. Respecto a la carne, es aconsejable tomar carne blanca de ave y en menor medida carnes rojas, cerdo o cordero.

Por otro lado, los pescados aportan grasas insaturadas y omega 3, por lo que son muy saludables. Consume pescado blanco y 2 o 3 raciones semanales de pescado azul. En esta etapa, deberás evitar los pescados ahumados y crudos. A su vez, los frutos secos y el huevo son otros alimentos proteicos muy recomendables.

Grasas

Las grasas están presente en los frutos secos y los pescados, así como un elemento fundamental de la dieta mediterránea: el aceite de oliva. Puedes utilizarlo para cocinar tus comidas y aliñar tus platos, y se recomienda un consumo de 3 y 5 cucharadas soperas al día. En cambio, deberás evitar las grasas saturadas como la mantequilla, la margarina, la mahonesa o la nata.

Con estas recomendaciones, tu bebé crecerá sano y tú tendrás todos los nutrientes esenciales para la etapa del embarazo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2020 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account