Salud

Todo lo que debes saber sobre el uso de lentillas en el embarazo

Usar lentillas durante el embarazo

El embarazo es una etapa de cambios muy significativos para nosotras, y a veces nos surgen dudas sobre si podemos seguir con ciertos hábitos durante esta etapa.

En este artículo hablaremos concretamente sobre las lentes de contacto y su uso durante el embarazo. Por eso, si estás embarazada y las utilizas, esto es todo lo que debes saber sobre el uso de lentillas en el embarazo.

Consejos para embarazadas que utilizan lentillas

Los cambios hormonales que se suceden a lo largo de los nueve meses de embarazo pueden acabar afectando a la vista de la futura mamá. Por ello, muchas embarazadas pueden experimentar cambios en la visión así como en la tolerancia a las lentillas durante toda la gestación, incluso, hasta el final de la lactancia materna.

Los cambios en la circulación sanguínea, la retención de líquidos, los cambios hormonales o los cambios metabólicos pueden afectar de forma directa sobre la tolerancia a las lentillas, precisamente, porque la sequedad de los ojos puede ser más evidente y molesta durante los nueve meses de embarazo.

De hecho, la calidad y la cantidad de lágrima que segregan los ojos de una mujer embarazada puede disminuir significativamente provocando, entre otras cosas, que la futura mamá sienta los ojos secos más a menudo.

Sin embargo, y según reconocen los expertos en visión, esto no es motivo como para dejar de utilizar lentillas durante el embarazo. Aunque, eso sí, durante los nueve meses de gestación la mujer embarazada debe procurar hidratarse los ojos de una forma más frecuente, utilizando para ello gotas humectantes.



No obstante, si con el uso de estas gotas continúas notando el ojo muy seco, una sensación de cuerpo extraño cuando llevas puestas las lentillas, picor o lagrimeo excesivo, es probable que tu oftalmólogo te desaconseje el uso de lentillas hasta que des a luz.

Si te acabas de enterar que estás embarazada y eres usuaria de lentillas, debes acudir a un chequeo con tu óptico u oftalmólogo de confianza para que te confirme si necesitas un ligero ajuste en las dioptrías de tus lentillas o, simplemente, si necesitas otro tipo de lentillas diferentes a las que utilizas habitualmente.

Puedes encontrar lentillas muy populares y cómodas, como por ejemplo las Acuvue Oasys, que podrás llevar sin molestias durante todo el embarazo gracias a que están fabricadas en hidrogel de silicona, un material que proporcionará a tus ojos una sensación de comodidad durante todo el día.

Muchas futuras mamás que son usuarias habituales de lentillas se preguntan también si podrán utilizar lentillas blandas durante el parto. En este sentido, no hay impedimento para que una mujer dé a luz mediante parto vaginal con las lentillas puestas.

Sin embargo, en caso de cesárea, los médicos recomendarán a la paciente quitarse las lentillas. Por ello, si sabes de antemano que tu parto será a través de cesárea deberás acudir al quirófano sin lentillas, especialmente si te van a sedar antes de practicártela.

Una vez que des a luz, es recomendable que acudas a un nuevo chequeo de la vista en tu óptica o clínica de confianza, porque a muchas mujeres tras el parto les suele aumentar las dioptrías de  miopía tras el embarazo.

De hecho, entre las modificaciones más habituales que suelen sufrir las mujeres embarazadas en la vista se encuentra el aumento de la miopía (sobre todo a partir de la semana 32 de gestación).

También las embarazas hipermétropes pueden experimentar durante todo el embarazo muchas dificultades para leer, e incluso el conocido como síndrome de insuficiencia de acomodación transitoria, que se puede llegar a prolongar hasta después del final de la lactancia.

Forgot your details?