¿Son compatibles los tratamientos de belleza y la lactancia materna?

Durante el embarazo, hay determinados tratamientos estéticos que no son recomendables. Es más, hasta el segundo trimestre, muchos tratamientos que a priori podrían parecer inocuos se desaconsejan. Las dudas vienen después, cuando decidimos dar el pecho. Es evidente que el vínculo con el pequeño sigue ahí. Nuestra leche sale de nuestro cuerpo y alimenta al pequeño. Por tanto, no es extraño que nos cuestionemos si hay tratamientos estéticos que pueden perjudicarlo y cuáles son los tratamientos de belleza durante la lactancia materna que no entrañan riesgo alguno.


Cuáles son los tratamientos de belleza que pueden hacer mientras das el pecho.

Tomsickova Tatyana || Shutterstock

¿Puedo hacerme tratamientos de belleza mientras estoy dando el pecho?

Durante la lactancia materna, la mujer puede sentir que no tiene casi tiempo para ella, sobre todo si la lactancia es a demanda. Además de esto, es cierto que podríamos encontrarnos con algunos tratamientos de belleza poco adecuados. No obstante, si durante la lactancia queremos cuidar un poco de nosotras, según los expertos, es posible someternos a determinados tratamientos estéticos. Ahora bien, los expertos también aconsejan a las embarazadas esperar ocho semanas después del parto para iniciar los tratamientos estéticos durante la lactancia. En caso de cesárea, el tiempo aumenta a los tres meses.

¿Cuáles son los posibles tratamientos de belleza durante la lactancia?

En otras ocasiones hemos hablado sobre cuáles son los mejores tratamientos y trucos de belleza durante el embarazo, pero no hemos hablado de este momento, el momento en el que la alimentación de tu bebé depende de ti. Teniendo en cuenta que la leche que se produce en los senos maternos terminará siendo ingerida por el pequeño, cualquier duda hay que resolverla siempre. Si estás pensando en mimarte un poco y someterte a algún tratamiento estético durante la lactancia mejor que te decantes por los siguientes.

1. Cremas anticelulíticas

Una de las preguntas frecuentes de la lactancia materna es si se puede usar cualquier crema que se venda en una farmacia y esté controlada por las autoridades sanitarias. Fíjate siempre las indicaciones de los fabricantes para ver si es apta. Además, como algo lógico, intenta no untar el pezón o la areola con ningún tipo de crema, por más inocente que parezca. Estas zonas son zonas que están en contacto directo con la boca del bebé. Es esencial que ante cualquier cuestión específica sobre los tratamientos estéticos durante la etapa de la lactancia materna, consulta con tu especialista.

2. Plataformas vibratorias

Las plataformas vibratorias no afectarían a la lactancia siempre y cuando no se usen específicamente en el pecho.

3. Mesoterapia homeopática

En principio no existe ningún problema, siempre y cuando las agujas que se usen sean siempre estériles. Aún así, hay que tener en cuenta que el riesgo para el lactante dependerá del producto que se inyecte bajo la piel. Hay que comprobar cuál es y si resulta adecuado en estos casos.

4. Depilación láser

¿Son compatibles la depilación láser y la lactancia materna? sí, puedes hacerte este tipo de tratamiento siempre y cuando te informes debidamente en el cerntro de belleza y los productos utilizados no sean perjudiciales. Sin embargo, debes saber que la aparición del vello en el embarazo, suele desaparecer días después del parto, por esta razón no es muy aconsejable empezar un tratamiento de estas características días después del parto y es mejor esperar una temporada.

compatibilidad de la lactancia materna y la depilacion laser

Nina Buday || Shutterstock

5. Cavitación y LPG

Estos dos tratamientos estéticos son compatibles durante la etapa de la lactancia. Se eliminan grasas sí, pero también se eliminan grasas cuando se adelgaza. Esto no tiene repercusión negativa sobre la lactancia ni aumenta las toxinas en la leche.

6. Drenaje linfático

El drenaje linfático es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves y lentos. Favorecen la circulación de la linfa, mejorando inflamaciones y retenciones de líquidos, entre otros. Estos drenajes linfáticos son completamente compatibles con la lactancia. Es más, se puede hacer sobre el pecho para aliviar rápidamente la inflamación.

7. Manicura y pedicura

Ninguno de estos dos tratamientos estéticos son perjudiciales para una mujer en etapa de lactancia. Es más, a los bebés suele gustarles muchísimo ver a sus mamis con las uñas pintadas de colores vivos.

8. Tintes, colorantes, cremas para depilar y otros

Todos estos productos tienen una absorción mínima a través de la piel. Por tanto, el riesgo a que pasen a la leche materna es muy pequeño. Lo único que debes evitar es el contacto con la piel del bebé. Además, es importante que después de la aplicación de estos productos, por ejemplo, de los tintes para el pelo, nos lavemos bien la cabeza para reducir la absorción de las sustancias que componen estos tintes.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No

© 2008 - 2019 elembarazo.net. Todos los derechos reservados.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account