El recién nacido

4 Tips prácticos para evitar que el bebé se chupe el dedo

No es raro ver a bebés, incluso niños más mayores, chupándose el dedo. Como veremos a continuación, es algo que podría considerarse hasta natural. No obstante, es un gesto que debemos intentar eliminar, pues puede traer consecuencias negativas. Te mostramos algunos tips prácticos para que tu hijo no se chupe el dedo.

Cómo hacer que mi hijo deje de chuparse el dedo

Olena Yakobchuk || Shutterstock

¿Por qué se chupa el dedo mi hijo?

Entendamos el gesto de chuparse el dedo como una succión. La succión es un reflejo que el bebé tiene incluso antes de nacer. Sí, hay ecografías que pueden mostrar fetos que ya se chupan sus dedos en el vientre materno.



El acto de succionar, además tiene una función nutritiva, pensemos en la lactancia. No obstante, también proporciona seguridad, tranquilidad y sosiego. A este tipo de succión se le llama succión no nutritiva. Teniendo en cuenta que la boca es el órgano más sensorial del bebé, junto con el olfato, no es de extrañar que sus dedos terminen en la boca.  Hay niños que lo toman como un hábito y otros que no.

¿Hasta qué edad es normal que un niño se chupe el dedo?

La mayor parte de los bebés se chupan el dedo en algún momento durante el primer año de vida.  Lo normal es que los bebés que lo tomen como un hábito, lo dejen progresivamente hacia los dos años. No obstante, hay un 5% d niños que extienden este hábito, que antes podría considerarse más como un acto reflejo, más allá de lo seis años.

En estos casos tenemos un problema; y es que sí hay problemas derivado de chuparse el dedo. Hay problemas con la dentición y la fonación, por lo que, si nuestro hijo mantiene la necesidad de chuparse el dedo, tendremos que actuar antes de la aparición de la dentición definitiva, sobre los 6-7 años.

Consejos para que tu hijo no se chupe el dedo

Si detectamos este tipo de hábitos y vemos que se extienden más de la cuenta, es momento de actuar, esto forma parte de los cuidados del bebé. Anota estos consejos para que tu hijo no se chupe el dedo:

1.Utilizar la terapia de la sustitución

Sustituir es bueno. Muchos niños se chupan el dedo cuando tienen sueño y no terminan de dormirse. Intenta darle un peluche para que lo abrace. Muchas veces, algo tan sencillo funciona.

Cómo hacer para que el bebé se deje de chupar el dedo

Evgeny Atamanenko || Shutterstock

También puedes entretenerlo con cosas que impliquen el uso de sus manos. Muchas veces, el pequeño puede chuparse el dedo por estar aburrido. Intenta motivarlo para que juegue o haga cosas con sus manos. Puedes darle un juguete, manualidades, pintar, crear muñecos con plastilina.

2.Técnica del refuerzo positivo

Esta técnica es sencilla, consiste en aplicar un refuerzo positivo cada vez que el niño actúe correctamente. Puedes colocar una tabla con pequeños objetivos diarios o semanales y colocar pegatinas en los que se cumplan. En este tipo de tablas se puede incluir un espacio para chuparse el dedo.

3.Hablar con tu hijo

Sobre todo, con los niños más mayores, cerca de los 6 años, es necesario hablar con ellos. Podemos hablarles dándoles una explicación sencilla para que entienda por qué no debe chuparse el dedo. Intenta hacerlo cuando esté tranquilo y receptivo.

4. Usar algún remedio casero

Es la opción más drástica, y muchos no están a favor de ella. No obstante, en muchas ocasiones, padres han conseguido que sus hijos dejen de chuparse el dedo usando remedios caseros como:

  • Pintar la uña del dedo con esmalte amargo que venden en las farmacias. No recomendable en menores de 30 meses.
  • Mojar el dedo en limón o vinagre.
  • Poner una tirita o esparadrapo para que no se pueda chupar el dedo.

Forgot your details?