La mamá

¿Es normal sentir mucha presión en la pelvis a partir de las 32 semanas?

A medida que el embarazo va alcanzando su recta final, uno de los síntomas más comunes es empezar a sentir una fuerte presión en la pelvis, sobre todo, a partir de las 32 semanas de gestación. Te contamos cuáles son las causas y motivos de esta presión en la pelvis a partir de las 32 semanas de gestación, y si debes preocuparte o no.

Encajamiento del bebe

Saulich Elena

Las últimas semanas del embarazo suelen ser un periodo de dudas, nervios y miedos por parte de la futura mamá, sobre todo, si la embarazada es madre primeriza. ¿Es normal sentir mucha presión en la pelvis a partir de las 32 semanas?, te damos toda información, sigue leyendo.

Normalmente, y si todo marcha bien, el parto llegará entre la semana 38 y la 42 de gestación, por lo tanto, todos los síntomas que se sientan unas semanas antes de esa fecha, han de ser correctamente controlados y vigilados por parte de la futura mamá.

La presión de la pelvis se suele dar a partir de las 32 semanas y es uno de los síntomas preparto.

¿Es normal sentir presión en la pelvis durante el embarazo?

Además del dolor de espalda, especialmente en la zona lumbar, la dificultad para descansar correctamente, o la hinchazón de pies, otro de los síntomas que anuncian que el embarazo está llegando a su periodo final, es la fuerte presión que se siente en la pelvis.

Cuando la futura mamá empieza a sentir esa presión de una forma más evidente, incluso, una sensación de peso en la zona baja de su abdomen, es muy probable que el bebé ya se haya encajado o, lo que es lo mismo, que se haya puesto en la posición correcta para poder venir al mundo a través del canal de parto.

Este encajamiento de la cabeza del bebé en la pelvis de de su madre suele ocurrir hacia el octavo mes del embarazo, y comúnmente se le conoce como ‘encajamiento del bebé’.

Sin embargo, hay madres que nunca llegan a sentirlo, porque sus bebés han adoptado otra posición diferente para venir al mundo, como una posición de nalgas o una posición cruzada.

Si hacia la semana 32 de tu embarazo comienzas a sentir una fuerte presión en la zona de la pelvis, éste es un síntoma muy positivo y por el que deberías alegrarte, ya que tu hijo está adoptando la posición correcta para venir al mundo y, muy probablemente, puedas tener un parto vaginal natural, sin necesidad de que te practiquen una cesárea.

Desde un punto de vista médico, se considera que el encajamiento del bebé en la pelvis de su madre se produce exactamente, cuando la parte más ancha de su cabeza de aproximadamente unos 9 centímetros, supera el estrecho superior de la pelvis. De esta forma, la parte más sobresaliente del óvalo del feto se colocan al nivel de las espinas ciáticas de la madre.

Por ello, además de la presión en la pelvis, muchas embarazadas pueden sentir también un fuerte dolor lumbar o ciático en las últimas semanas de su embarazo y especialmente, cuando el bebé ha conseguido encajarse completamente en la pelvis de su madre.

Hay que tener en cuenta que el encajamiento del bebé no se suele producir hasta la semana 32 del embarazo, y que éste puede prolongarse hasta la el final del mismo, es decir, hasta la semana 37 o 38 de gestación.

Por ello, es normal que la embarazada sufra presión en la zona baja de su abdomen y caderas durante las últimas ocho semanas de su embarazo, y hasta que llegue el momento del alumbramiento.

Sin embargo, las mujeres que ya han tenido un hijo o más anteriormente, a partir del segundo embarazo el encajamiento no suele llegar hasta unas horas antes de que comience el parto. La explicación a este fenómeno es, simplemente, que el canal de parto de la madre ya está preparado tras los partos anteriores.

Forgot your details?